Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

Alcaldes, vecinos y empresarios del valle urgen una solución para Candanchú

Piden garantizar la apertura del centro el próximo invierno de forma que no solo suponga "un parche".

Empresarios, vecinos, alcaldes y trabajadores se reunieron este lunes en una carpa en la propia estación.
Empresarios, vecinos, alcaldes y trabajadores se reunieron este lunes en una carpa en la propia estación.
P. Segura

Alcaldes del valle del Aragón junto a empresarios del sector hostelero, comercial y turístico y propietarios de viviendas hicieron este lunes una demostración de unidad, junto a trabajadores de Candanchú, para exigir una solución que evite el cierre de la estación la próxima temporada. Una decisión anunciada la semana pasada por el consejo de administración alegando pérdidas millonarias, la incertidumbre por la pandemia de la covid y la falta de ayudas oficiales.

Medio centenar de personas mantuvieron una reunión en una carpa habilitada en la zona de Pista Grande de la estación. Allí coincidieron en pedir a las administraciones y a la empresa explotadora que, a corto plazo, se dé marcha atrás a la decisión y se garantice la apertura del centro en invierno; y que, en paralelo y a medio plazo, se exploren nuevas fórmulas de gestión que aseguren la continuidad del proyecto «y no sea solo un parche para salvar la temporada».

Luis Terrén, alcalde de Villanúa y presidente de la Asociación Turística del Valle del Aragón, valoró positivamente el encuentro. "Hemos querido trasladar que políticamente estamos muy encima del tema y que, en general, somos bastante optimistas de que se va a poder llegar a una solución", dijo. Los alcaldes darán hoy un paso más reuniéndose con Miguel Gracia, presidente de la Diputación Provincial de Huesca, para exponerle la situación "y ver en qué medida pueden participar la DPH y los ayuntamientos". "Creemos que tiene que encontrarse una solución entre todos", afirmaron.

De momento, no quieren poner fórmulas concretas encima de la mesa, ya que entienden que deben ser el Gobierno de Aragón y la empresa los que den el primer paso. Aun así, esperan que las decisiones se tomen rápido, sobre todo para garantizar la apertura de Candanchú, "porque a principios de septiembre la gente tienen que estar trabajando ya en la estación, si no puede haber un problema de que no se llegue a tiempo a la temporada".

Terrén considera que no les queda más remedio que trabajar unidos, "porque el daño de no abrir sería muy grave y perderíamos categoría como destino, y no solo para esta temporada si no para el futuro ya que mucha gente tomaría la decisión de irse y eso no se puede permitir".

También el alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, valoró que todo el tejido empresarial vaya de la mano con los trabajadores y con los alcaldes del valle. Y ahondó en la importancia de encontrar soluciones "a corto y medio plazo para un proyecto que tenga continuidad y futuro". Además, espera que el Gobierno de Aragón se implique en la mejora de la situación del sector de la nieve "de todo el valle y no solo de Candanchú".

"Un varapalo importantísimo"

Ramón reconoció que es difícil cuantificar económicamente las pérdidas que conllevaría el cierre la próxima temporada, pero sí dejó claro que "sería un varapalo importantísimo, porque aunque sigue existiendo Astún y mucha gente que se aloja en Jaca también esquía en el valle de Tena, perderíamos un gran porcentaje de la clientela y sería muy dañino no solo para un año sino para el futuro, porque la gente vería que el valle va para atrás».

También estuvieron representadas en la reunión la Asociación de Empresarios y Servicios de la Jacetania (Acomseja) y la Asociación de Consumidores y Usuarios de Candanchú (ACUC).

Esta última se creó en 1988 y forman parte de ella los propietarios de unas 2.200 viviendas, además de empresarios de la zona. Su presidenta, Cheles Alcalá, destacó el mensaje de "unidad" que salió de la reunión "de que esto no se puede cerrar". Y es que advirtió de que "si esta crisis hubiera ocurrido en un año sin pandemia, quizá hubiera sido menos urgente solucionarla, pero después de veinte meses sin facturar nada, este mazazo supondría la puntilla para casi todos los negocios del valle ya que en invierno dependen de la apertura de las estaciones de esquí".

Desde la ACUC agradecen la "voluntad política" de los alcaldes del valle y ahora esperan que la demuestren también el Gobierno de Aragón y Aramón "que deben dar un vuelco a la consideración que tienen hacia este valle con un empujón de dinero público", reclaman.

La mayoría de sus miembros apostarían por la integración de Candanchú en Aramón, como ocurrió en su día con Panticosa o con Cerler, "que también tenían problemas", recordó Alcalá. "No puede mantenerse el motor de un valle en manos de una sola iniciativa privada y más de un negocio tan inestable como la nieve", dijo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión