Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Canfranc transforma su imagen a la espera de remodelar la estación

El Ayuntamiento saca un plan de ayudas para pintar los edificios centenarios con colores vistosos.

Algunos de los edificios ya mejorados en la calle principal.
Algunos de los edificios ya mejorados en la calle principal.
L. Z.

Quienes acudan este verano a Canfranc después de mucho tiempo sin visitar la población se darán cuenta de que su imagen ha cambiado. Los colores inundan la calle principal, por la que se accede hasta la Estación Internacional y donde los edificios lucen renovados, como si fueran otros. El equipo de gobierno municipal ha empezado a hacer realidad el compromiso que adquirió si ganaba las elecciones: embellecer la localidad. Y lo ha conseguido, mediante subvenciones para que los vecinos puedan acometer el pintado de las fachadas de sus inmuebles, tanto de Canfranc Estación como de Canfranc Pueblo.

Esta renovación llega mientras se ejecutan las obras de urbanización de las 13 hectáreas de la explanada de la estación de ferrocarril y a pocos días del inicio de la remodelación del edificio histórico para reconvertirlo en un gran hotel de 104 habitaciones que abrirá sus puertas a finales del 2022.

El alcalde, Fernando Sánchez, explica que los inmuebles, que son centenarios y se construyeron para los trabajadores de la estación y el tunel ferroviario, estaban bastante deteriorados. Con el objetivo de regenerarlos en su aspecto exterior se decidió dotar una línea de ayudas y convencerlos para que los pintaran. Aunque no ha sido fácil, los vecinos se han volcado para conseguir dar al pueblo una nueva imagen.

"Quisimos comenzar nosotros hace dos años pintando todos los edificios municipales para dar ejemplo", subraya el primer edil. Este año salió una línea de subvención, en principio modesta, de 15.000 euros, que se ha quedado corta, por lo que ha sido necesario una ampliación. En total, destinarán 50.000 euros.

No obstante, en los edificios históricos de la entrada de Canfranc se ha realizado un tratamiento específico, a través del arquitecto y decorador Pedro Rubio, una persona muy vinculada a esta localidad del valle del Aragón y que, desinteresadamente, ha realizado otras actuaciones, como la parada de autobús.

La idea se ha traducido en que cada edificio se ha pintado de un color diferente y vistoso, para llamar la atención y mostrar su singularidad. "Va a mejorar mucho la imagen del municipio", añade Fernando Sánchez, quien piensa que no tardarán en copiar la idea en algún otro sitio. "Ha sido complicado poner de acuerdo a comunidades y a vecinos, pero quiero agradecer el esfuerzo de todos por confiar en el Ayuntamiento", admite. Según el alcalde, han sido necesarias muchas reuniones, pero finalmente ha salido adelante. La idea es que la mayoría de los edificios estén pintados este año pero se sacará otra línea de ayudas para el próximo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión