Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Las navatas del Gállego se quedan este año en la orilla

La suspensión del descenso no ha impedido que los navateros hayan construido una embarcación para exhibirla en Murillo y recordar así el viejo oficio de transporte de madera.

La navata que se exhibe en Murillo de Gállego.
La navata que se exhibe en Murillo de Gállego.
Heraldo

Los navateros del Gállego se han quedado, por segundo año consecutivo, sin poder hacer bajar las barcas por el río, un acontecimiento que hacen coincidir con el puente festivo de San Jorge. Sin embargo, no han renunciado a construir una embarcación que se exhibe en Murillo de Gállego.  

Durante la mañana de este sábado se han realizado los trabajos necesarios para colocar la navata. "Este año, debido a la pandemia, los trabajo habituales de los meses previos no se han podido realizar, como la corta de verdugos, retorcido y remallado, que culminan en la construcción de la navata en el puente de San Jorge", explican desde la organización. Pero los navateros de la Galliguera se resisten a perder la tradición y han recuperado una para colocarla en un concurrido lugar de Murillo de Gállego, a modo de muestra, para el disfrute de los paseantes. Se han recuperado materiales que no podrían servir para asegurar un descenso en condiciones de seguridad, pero que sí son suficientes para la exposición.

En la construcción solo no han podido colaborar algunas de las personas de la Asociación de Nabateros del río Gallego, debido a los confinamientos de las comunidades autónomas y a otras precauciones sanitarias.

El domingo, a las 11.00, se realizará un acto simbólico con los ayuntamientos y asociaciones de la zona, para recordar un año más ese peligroso oficio que permitió bajar la madera de los bosques pirenaicos a las ciudades a orillas del río Gállego y Ebro para, entre otros, la construcción de edificios singulares.

Las navatas fueron declaradas como Bien de Interés Cultural Inmaterial por el Gobierno de Aragón. Además del descenso del Gállego, en la provincia de Huesca se realizan otros dos, en el Cinca y en el Aragón. Cada uno tiene su propia asociación, encargada de recordar el viejo oficio construyendo las embarcaciones que una vez al año, en un contexto festivo, surcan esas aguas. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión