Despliega el menú
Huesca

Jornadas

Dos navatas surcan el río Gállego ente Murillo y Santa Eulalia

El descenso, que se ha desarrollado durante dos horas, rememora el antiguo oficial del transporte de la madera a través de los cauces.  

Las navatas han vuelto a surcar en mañana de este domingo las aguas del río Gállego. La Asociación de Nabateros D´a Galliguera mantiene así vivo el tradicional transporte fluvial de la madera, una fiesta que cuenta con la declaración de Bien de Interés Cultural Inmaterial.

El descenso ha tenido una duración de casi dos horas y los navateros han recorrido el tramo del río comprendido entre la playa de Murillo de Gállego y Santa Eulalia de Gállego. 

Este año han sido dos las embarcaciones que han realizado el trayecto. Terminaron de construirse este sábado, después de varios día de trabajo, ya que cada trampo (tramo) consta de 12 maderos que ha habido que alinear. Sobre ellos se colocaron los traveseros y todos se unieron con los verdugos sacados de los árboles.   

Una vez completados los trampos, se pusieron las remeras, dos ramas verticales sobre las cuales, en la navata de tres trampos, se colocaron dos remos en la parte delantera y dos en la trasera. En el caso de la embarcación de dos iba un remo delante y otro detrás. También se preparó un ropero para cada una, un palo vertical en el que se ha dejado la ropa para que no se moje así como la bota de vino y el pernil para reponer fuerzas en la bajada.

El trabajo final consistió en aguar las navatas, es decir, echar los trampos al agua e irlos uniendo, finalizar la colocación de los remos y comprobar su buena flotabilidad. Muchos turistas han pasado por la playa de Murillo para ver este proceso, realizando preguntas y fotografías. También piragüistas y clientes de las empresas de rafting que acaban el descenso del tramo alto del río en esta playa se sorprendían al ver cómo sin neopreno y barcas de plástico también se puede bajar este río. 

El descenso de navatas forma parte del programa de las XVII Jornadas por el río Gállego, que rememoran el oficio ya desaparecido de quienes se encargaban de transportar la madera desde el Pirineo hasta el llano a través de los cauces fluviales. Se reinvindica también la riqueza natural de esta zona de la provincia. 

La alcaldesa de Murillo de Gállego y número dos por Huesca a las elecciones autonómicas, Marta de Santos, ha sido una de las navateras que ha participado tanto en la construcción de las embarcaciones como en el descenso. Junto a ella han estado la candidata de Con Huesca Podemos-Equo, Silvia Mellado, y el diputado de Unidos Podemos en el Congreso, Jorge Luis.

Etiquetas
Comentarios