Despliega el menú
Huesca

huesca

La jueza de Barbastro pide una valoración de los 83 bienes que faltan por entregar para fijar las multas a Lérida

El obispado altoaragonés y la DGA han solicitado sanciones de 500 euros diarios por incumplir el plazo de devolución, que expiró el 15 de febrero. 

Segunda entrega de bienes al Obispado de Barbastro procedente de Lérida.
Segunda entrega de bienes al Obispado de Barbastro procedente de Lérida.
Rafael Gobantes

La jueza sustituta del Juzgado nº 1 de Barbastro, Pilar Juste, ha pedido al Obispado de Barbastro-Monzón una valoración económica de los 83 bienes que todavía tiene pendientes de entregar el Museo de Lérida por mandato judicial para fijar en base a ello la cuantía de las posibles multas por incumplir el plazo de devolución, tal y como han solicitado tanto el obispado altoaragonés como la DGA. Este expiró el pasado 15 de febrero al cumplirse los dos meses otorgados a las autoridades catalanas.

Hasta ahora, el Museo de Lérida solo ha entregado 28 de las 111 piezas, las de menor intereses en sus almacenes. Y es que el primer envío de 23 obras estaban tasadas en apenas 13.000 euros, cuando la colección completa está valorada en casi 8 millones. Este lunes hizo un segundo traslado con otros cinco bienes con una tasación de 39.000 euros: (un retablo muy fragmentado dedicado a la Virgen, procedente de Cirés, del siglo XVII; un retablo de la vida de la Virgen, procedente de Montanuy, del s. XVI; dos fragmentos de un artesonado de madera con restos de policromía procedente de Ballobar, de los s. XIV-XV; y una talla de madera procedente de Centenera, de los siglos XVI-XVII). Aparte de tener poco valor económico, los expertos han observado que muchos de ellos están en un lamentable estado de conservación.

El Obispado de Lérida ha completado así la lista de 28 obras de arte cuya propiedad aragonesa sí reconoció en el juicio. Pero mientras tanto, en las salas de exposición del centro continúan colgadas a la vista del público las de mayor valor: tablas, retablos, esculturas o una cruz procesional.

Tanto el Obispado de Barbastro-Monzón como el Gobierno de Aragón, que actúa como parte coadyuvante en el litigio, solicitaron a la juez que al haber superado la fecha límite de entrega del 15 de febrero sin que se hubieran devuelto todas las piezas, se impusiera al Obispado de Lérida y al Consorcio del Museo Diocesano de Lérida multas diarias de 500 euros, a cada uno, durante un plazo máximo de cinco días para que entregaran la totalidad de la colección, y que se les apercibiera de posibles responsabilidades penales. 

El letrado del obispado altoaragonés, Joaquín Guerrero, ha recibido este martes una providencia de la jueza solicitando la valoración económica de los bienes para establecer las posibles sanciones económicas. La Ley de Enjuiciamiento Criminal indica que las multas coercitivas pueden llegar hasta el 20% del valor de lo ejecutado, que en este caso podría suponer más de un millón de euros. Sin embargo, el letrado ha reconocido que no solicitan un importe tan elevado sino "algo más razonable".

El PAR exige la devolución total de los bienes "de golpe"

Por otra parte, el portavoz del PAR en las Cortes de Aragón, Jesús Guerrero, ha exigido este martes al Consorcio del Museo de Lérida la devolución total de los bienes "de golpe y sin cuentagotas". En este sentido ha valorado que "no valen más entregas parciales a Aragón, cuando los 111 bienes retenidos nos pertenecen". Esto es "una desfachatez", ha indicado Guerrero, quien ha calificado la actitud catalana como una serie de "descaros encadenados, que se enmarcan en una clara estrategia para ganar tiempo y retrasar la devolución, aun sabiendo que la ley les obliga a devolver y la justicia siempre triunfa". Además, Guerrero ha criticado que con la entrega parcial se está incumpliendo la sentencia.

Etiquetas
Comentarios