Despliega el menú
Huesca

huesca

"Sin la nieve no se puede vivir en el Pirineo"

El dueño de un supermercado de Candanchú, la propietaria del hotel Conde Aznar de Jaca y un profesor de la Escuela de Esquí de Panticosa muestran en primera persona las consecuencias del cierre de las estaciones.

Alfonso Azón, Mertxe Aldanondo y Antonio Armesto, tres de los participantes en la manifestación del sector de la nieve que ha recorrido Huesca este miércoles.
Alfonso Azón, Mertxe Aldanondo y Antonio Armesto, tres de los participantes en la manifestación del sector de la nieve que ha recorrido Huesca este miércoles.
Rubén Darío Núñez

Más de 500 personas han secundado este miércoles la histórica manifestación que han protagonizado los valles del Pirineo oscense por las calles de Huesca para reclamar a los gobiernos de Aragón y de España un plan de ayudas "realista, riguroso y serio" después de que la prórroga de los confinamientos provinciales haya dado al traste con la inauguración de la temporada de esquí ya que solo ha podido abrir de momento la estación de esquí. 

Entre los participantes había empresarios, autónomos y trabajadores de hoteles, hostales, casas rurales, compañías de turismo de aventura, escuelas y clubes de esquí... Y tres de ellos, el dueño de un supermercado de Candanchú(Alfonso Azón), la propietaria del hotel Conde Aznar de Jaca y un profesor de la Escuela de Esquí de Panticosamuestran en primera persona las consecuencias del cierre de las estaciones.

Alfonso Azón (propietario de un supermercado de Candanchú)

"Habíamos cargado todos los almacenes y dos días antes nos dicen que no abren las estaciones"
Alfonso Azón, propietario de un supermercado en Candanchú, con su mujer y sus hijos.
Alfonso Azón, propietario de un supermercado en Candanchú, con su mujer y sus hijos.
Rubén Darío Núñez

Alfonso Azón se desplazó a Huesca con su mujer y sus hijos. Tienen un pequeño supermercado en Candanchú donde dan trabajo habitualmente a otras dos personas. "Venimos para protestar porque el invierno pasado ya no nos dejaron terminar la temporada, algo lógico por la situación. Pero ahora que íbamos a empezar una nueva temporada y habíamos cargado todas las tiendas y almacenes, dos días antes nos dicen que no. En mi caso son todo productos con caducidad y tengo mucho stock con la fecha de apertura de las estaciones incierta", explicó. Por ello, pidió que o bien pongan en marcha las estaciones o bien les den ayudas "directísimas". Valora la unión demostrada en la manifestación de este miércoles en Huesca "porque hay que estar todos a una y si hace falta volver a bajar, lo haremos, porque sin la nieve no se puede vivir en el Pirineo y hay que seguir luchando". 

Mertxe Aldanondo (propietaria del Hotel Conde Aznar de Jaca)

"Acabaremos el año con siete meses sin actividad y pagando el 100% de los impuestos"
Mertxe Aldanondo, propietaria del Hotel Conde Aznar de Jaca, llevando la pancarta de los empresarios de la Jacetania.
Mertxe Aldanondo, propietaria del Hotel Conde Aznar de Jaca, llevando la pancarta de los empresarios de la Jacetania.
Rubén Darío Núñez

Mertxe Aldanondo, propietaria del histórico Hotel Conde Aznar de Jaca, lleva 49 años trabajando en el sector turístico de Aragón. A su juicio, "es una pena que por la falta de preparación y de sensibilidad de nuestros actuales gobernantes estemos llegando a estos extremos". Frente a ello, defiende que "uno de los gremios que ha demostrado siempre su responsabilidad es la hostelería y la hotelería porque para nosotros la salud de las personas es sagrado". Esta empresaria reivindica "un cambio de políticos o de sensibilidad porque así nos vamos a morir no de la pandemia, sino de algo peor". En su caso, lleva con el hotel cerrado desde finales de agosto, a lo que hay que unir otros tres meses y medio anteriores desde marzo. "Acabaremos el año con siete meses sin actividad y mientras, los impuestos al 100%", critica. Cuenta con cinco trabajadores "que son cinco familias más todos los proveedores, porque todo es una cadena", resalta.   

Antonio Armesto (profesor de la Escuela de Esquí de Panticosa)

"Igual que en otras actividades económicas se  aplican protocolos pedimos lo mismo en el esquí"
Antonio Armesto, profesor de la Escuela de Esquí de Panticosa.
Antonio Armesto, profesor de la Escuela de Esquí de Panticosa.
Rubén Darío Núñez

Antonio Armesto es profesor de la Escuela de Esquí de Panticosa y por ahora no ha podido empezar la temporada "porque aunque otros años la falta de nieve podría ser una excusa, esta vez tenemos una condiciones muy buenas". En temporada alta, la estación puede llegar a dar trabajo a 60 o 70 monitores. Entiende que la actual situación sanitaria no permite poner en funcionamiento las estaciones con plena normalidad, pero reivindica que se haga aunque sea de forma limitada "porque igual que se están aplicando medidas, protocolos y planes de contingencia en otras actividades económicas, pedimos que se tenga la misma consideración con el esquí". Asegura que el esquí es un deporte "totalmente seguro" porque se practica al aire libre "y los entornos que pudieran ser conflictivos, podrían estar controlados con medidas". Reclama ayudas y apoyo a toda la gente de los valles porque son trabajos muy de temporada "y estamos perdiendo mucho tiempo". En su caso, está en el paro "pero no es infinito ni te da un ingreso fuerte por lo que vas agotando los ahorros", señala.

Etiquetas
Comentarios