Despliega el menú
Huesca

El Pirineo alza su voz en una histórica protesta en Huesca en defensa de la nieve y de su supervivencia

Más de 500 personas han secundado la protesta entre empresarios, autónomos y trabajadores de hoteles, comercios, compañías de turismo de aventura, escuelas de esquí... Piden un plan de ayudas "realista y serio". 

Los valles del Pirineo se han unido este miércoles en una manifestación histórica que ha recorrido las calles de Huesca para reclamar a los Gobiernos de Aragón y de España un plan de ayudas “realista, serio y riguroso” que amortigüe la paralización de la actividad económica derivada de las restricciones de movilidad. Y es que la prórroga de los confinamientos provinciales ha dado al traste con el inicio de la campaña de esquí, el motor económico de estas zonas de montaña en invierno, ya que solo ha abierto de momento Astún.

Más de 500 personas han secundado la protesta entre empresarios, autónomos y trabajadores de hoteles, comercios, compañías de turismo de aventura, escuelas y clubes de esquí... Todos ellos han llegado desde Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe, Ribagorza y Sierra de Guara para mostrar su “enfado” y reivindicar que no les traten solo como la “segunda residencia” de la España vaciada. 

A la marcha se han unido los principales responsables del sector hostelero aragonés y nacional, con el monegrino José Luis Yzuel, presidente de la Confederación estatal a la cabeza, además de alcaldes de Sallent de GállegoBenasque o Castejón de Sos. También ha habido representación del PP, Cs y Vox. Desde el PSOE han mostrado su apoyo a las reivindicaciones pero han denunciado el uso "partidista" del Partido Popular y "algunos representantes del sector empresarial" por no aceptar el cambio planteado en el lema de la pancarta.

Antes de iniciar el recorrido por el centro de Huesca han intervenido los representantes empresariales y sociales. Luis Vaquer, presidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón, ha pedido a Ejecutivo autonómico que deje de "ningunear" al sector "y de usar a la hostelería como cortina de humo para tapar su pésima gestión", además de mandar "mucha fuerza" a todos los asistentes. También José Luis Yzuel ha agradecido la respuesta a la convocatoria "porque estáis representando a toda la hostelería y el turismo español en estos momentos, que está siendo arruinado por decisiones arbitrarias e impresentables", ha criticado, al tiempo que ha exigido "ayudas directas suficientes, no propinas". 

Marian Bandrés, como portavoz de todas las asociaciones de los valles del Pirineo, ha advertido de que "no vamos a permitir que nuestro modo de vida se arruine, queremos soluciones reales". Y ha apelado al Gobierno a demostrar "que no somos solo una segunda residencia de la España vaciada". "No estamos aquí para pedir limosna, ni palabras, ni ánimos, ni promesas vacías. No objetaremos las normas, pero quien las pone debe asumir las consecuencias y no estamos dispuestos a hacerlo solo nosotros porque se nos acaban los ahorros y la paciencia", ha señalado con vehemencia. 

Otro representante del territorio, Alberto Lacau, de la Escuela de Esquí del Valle de Benasque, ha hecho hincapié en que en el Pirineo "es más fácil cumplir la normativa sanitaria que en las ciudades, donde se ven grandes aglomeraciones en los centros comerciales". Por ello, ha reivindicado la apertura de las estaciones y ha lanzado un mensaje a la clase política: "¿Qué harían si les bajáramos un sueldo al 30% como hacen ellos con los aforos de la hostelería?". En este sentido, ha reclamado también la paralización del pago de impuestos y ayudas a fondo perdido "porque no podemos endeudar más a nuestros hijos y nietos".  

Lambán admite que las medidas son "dolorosas" y promete compensaciones, sin concretar, antes de la manifestación.

Ibón Gárate Galindo, un joven empresario y entrenador de esquí, ha sido el encargado de leer el manifiesto conjunto de las nueve organizaciones que respaldaban la manifestación. En el denuncian que su sector "ha resistido, aguijón tras aguijón, el injusto paralelismo entre el ritmo de nuestra actividad y el de la gestión sanitaria", y que el "último pisotón" ha sido la no apertura de la mayoría de las estaciones de esquí hasta después de Reyes, "en un episodio escabroso de descoordinación institucional", critican, y que supone "una condena a la viabilidad de nuestros negocios". Recuerdan, además, que el peso del sector sobre el PIB total es del 18%, "aunque este porcentaje se eleva sustancialmente si añadimos toda la cadena de valor que suma a productores, proveedores, distribuidores, transportes y otras actividades".

Ante esta situación, reclaman al Gobierno de Aragón que normativice "con claridad, coherencia y proporcionalidad"; y que tenga empatía con sus reivindicaciones, "que son las de miles de trabajadores, de familias y de empresas, porque la fractura dentro del tejido turístico pone en riesgo serio su integridad y su sostenibilidad", alertan.

Bajo el lema ‘Se vende Pirineo. Razón: Gobierno de Aragón’, la manifestación ha partido a las 11.00 de la plaza de Navarra para recorrer los Porches de Galicia, el Coso Alto, la avenida Monreal, la avenida de la Paz, la calle del Parque, la calle de Santo Grial para terminar en la plaza de Cervantes. donde se ubica la delegación territorial de la DGA. Los representantes empresariales han mantenido un breve encuentro con la delegada Carmen Luesma para trasladarle sus reivindicaciones. 

A la salida, Carmelo Bosque, presidente de los hosteleros de Huesca, ha asegurado que desde el Gobierno de Aragón les han emplazado a la reunión que celebrará el día 28 entre las comarcas de Huesca y Teruel afectadas por el cierre de las estaciones con Javier Lambán y Arturo Aliaga. "Nos dicen que llegarán ayudas, aunque no sabemos si serán de Europeos de primera, de segunda, de tercera o de cuarta; y nos han dado ánimos para seguir trabajando", ha explicado Bosque, quien ha insistido en la necesidad de que les dejen "disfrutar de la lotería de la nieve que nos toca todos los años porque es un oro blanco que no podemos desperdiciar".

Antes de dar por finalizado el acto, todos los asistentes se han unido en un minuto de silencio para hacer sonar luego con fuerza cacerolas, cencerros y silbatos para expresar su protesta.

También en Cerler, y convocados por el PP benasqués, medio centenar de personas entre las que se encontraban empresarios vinculados al mundo de la nieve, monitores de esquí, hoteleros y vecinos de la zona se han dado cita esta mañana en el parquin del Molino de Cerler para guardar tres minutos de silencio con los que mostrar su rechazo a la decisión del Ejecutivo aragonés de mantener el cierre perimetral de las provincias que impide la apertura de las estaciones de esquí del grupo Aramón.

Protesta de afectados en el parquin de la estación de Cerler.
Protesta de afectados en el parquin de la estación de Cerler.
Heraldo

«Habida cuenta de que muchas personas del valle han bajado a Huesca para estar presentes en la concentración convocada allí, la respuesta que hemos obtenido aquí es más que positiva», ha comentado Manuel Mora, portavoz del PP en Benasque, quien ha criticado los agravios comparativos. "Es como se decidiera cerrar la planta de General Motors, donde los trabajadores se encuentran en unas condiciones de mayor cercanía unos con otros de lo que pueden estar quienes practican esquí, porque no se piensa que el sector de la nieve es una auténtica industria fundamental para el territorio de la que vivimos numerosas personas".

Etiquetas
Comentarios