Despliega el menú
Huesca

Los positivos siguen disparados en Huesca con 1.164 casos en solo 15 días, el 40% en la capital

El viernes se notificaron 141 nuevos contagios en la provincia, la segunda cifra más alta desde el inicio de la pandemia. Ayerbe y Castejón de Sos son la excepción.

Colas a las puertas de la antigua guardería de Huesca donde se hacen ahora las pruebas de PCR.
Colas a las puertas de la antigua guardería de Huesca donde se hacen ahora las pruebas de PCR.
Rafael Gobantes

Los datos siguen sin dar un respiro a la provincia de Huesca. El departamento de Sanidad notificó el viernes 141 nuevos positivos (50 de ellos en la capital), la segunda cifra más alta desde el inicio de la pandemia de la covid-19, solo por detrás de los 161 del miércoles. Una prueba de que los contagios continúan disparados en este mes de octubre ya que en solo 15 días se han registrado 1.164 casos en todo el Alto Aragón.

Las estadísticas revelan que la situación se está cebando especialmente con la ciudad de Huesca, que desde hace más de una semana está en fase 2 estricta para intentar poner freno. Y es que el 40% de los contagios notificados desde el 1 de octubre corresponden a la capital (476). La zona sanitaria de Santo Grial está a la cabeza (191) por delante de Pirineos (151) y Perpetuo Socorro (134). 

La llegada del invierno ha aconsejado trasladar las pruebas de PCR que se realizan de la carpa del Hospital Provincial a un lugar a cubierto, la antigua guardería del barrio del Perpetuo Socorro, donde todas las mañanas hacen cola decenas de personas.

"La curva es muy preocupante", en palabras del alcalde de Huesca, Luis Felipe, consciente de que el incremento imparable desde el mes de agosto puede llevar a la capital oscense a "medidas aún más restrictivas" que las establecidas en la fase 2, para la que no hay fecha fijada de finalización, se mantendrá hasta frenar la elevada transmisión. Un confinamiento perimetral en la capital de la provincia, centro administrativo y de servicios, tendría una gran repercusión, reflexiona el alcalde, aunque considera que es a las autoridades sanitarias a quienes compete tomar este tipo de decisiones, en función de la evolución de la epidemia de coronavirus.

No obstante, en su opinión, antes de aislar a la ciudad "hay otras medidas". Se refiere a decisiones como las anunciadas el viernes por Salud Pública de reducción de aforos y limitación de las reuniones sociales a seis personas, así como a un endurecimiento de las sanciones. "Sigue habiendo incumplimientos y deben ser sancionados. No podemos permitir que determinados comportamientos irresponsables tengan una incidencia negativa para todos".

5 denuncias al día en la ciudad

En un mes, los tres cuerpos policiales que actúan en la capital (Policía Local, Nacional y la Unidad Adscrita a la Comunidad Autónoma) han realizado 150 denuncias, a una media de cinco diarias. La mayoría son por no llevar mascarilla, pero los fines de semana tienen que ver con los incumplimientos en los bares. Desde marzo, los agentes de la Policía Local suman ya más de 650.

Por contra, los equipos de control de los confinamientos domiciliarios apenas han detectado casos de personas que se los salten. El problema, según el alcalde, está más en la dificultad de algunas familias para aislarse por las condiciones de la vivienda, de ahí que el Ayuntamiento haya ofrecido pisos municipales o alojamientos en hoteles.

Además, en previsión del alto número de personas que el día de Todos los Santos acude a los cementerios, hizo ayer un nuevo llamamiento a la responsabilidad individual y colectiva para evitar aglomeraciones y frenar así el número de contagios "que ponen en riesgo la salud de los oscenses y también la actividad económica y la vida diaria de toda la ciudad". Por ello, el Ayuntamiento aconseja realizar visitas de forma escalonada, además de mantener todas las medidas de seguridad.

Huesca no es la única zona que preocupa en la provincia. En valores absolutos, este mes está siendo especialmente complicado también para las áreas de salud de Barbastro (153), Grañén (77), Jaca (57) y Fraga (45).

No obstante, en términos relativos es el área sanitaria de Grañén, con 4.225 personas, la que lidera el ranquin con una tasa de 15 contagios por cada 1.000 habitantes. A continuación se sitúan Abiego (11), las tres zonas de la capital (Pirineos con 10 y Santo Grial y Perpetuo Socorro con 9), Barbastro y Lafortunada (7), y Binéfar y Huesca Rural (6).

La excepción son las áreas sanitarias de Castejón de Sos y Ayerbe ya que en lo que va de mes registran una tasa de contagios inferior a un caso por cada 1.000 habitantes. En la primera únicamente ha habido un positivo en 15 días y en la segunda, dos. Están cerca Graus, Barbastro, Binéfar, Berbegal y Monzón Rural con una tasa de 1; y Sabiñánigo, Aínsa, Fraga y Sariñena con 2.

Presión hospitalaria

Como consecuencia de ello, la presión hospitalaria también está en curva ascendente y suma 86 pacientes (74 en planta y 12 en Unidades de Ciudados Intensivos). El San Jorge de Huesca pasó de 38 a 41 enfermos en planta (todos ellos en la quinta, que se ha reservado solo para casos covid) y 10 en la UCI, que sigue completa, lo que obligó esta semana a derivar a dos enfermos a Zaragoza. También en la capital, la clínica privada Viamed Santiago notificó este viernes tres ingresos. Mientras, en Barbastro sigue el goteo de nuevas hospitalizaciones con 26 personas en planta (+1) y dos en la UCI; y en el centro de especialidades de Fraga también aumentaron de dos a cuatro personas ingresadas.

Luis Felipe se ha referido a la presión hospitalaria advirtiendo de la presencia en San Jorge de pacientes "de todas las franjas de edad". "La situación no es tan grave como en marzo, llegó a haber 80 hospitalizados, pero es preocupante que se tenga que trasladar a enfermos de la uci a otros hospitales porque ya no hay capacidad", ha declarado.

Etiquetas
Comentarios