Despliega el menú
Huesca

huesca

Nuevo golpe contra macroplantaciones de marihuana en la provincia de Huesca

La operación Secastilla de la Guardia Civil ha finalizado con la detención de hombre de origen albanés, que ha ingresado en prisión, y la intervención de casi 5.000 plantas con un peso de más de una tonelada y media. 

La Guardia Civil, en la denominada operación Secastilla, ha intervenido casi 5.000 plantas de marihuana con un peso de más de una tonelada y media que se cultivaban en 11 parcelas de esta localidad ribagorzana, distribuidas en zonas próximas y de difícil acceso. Además, ha detenido como supuesto autor de un delito contra la salud pública a un hombre de 33 años y nacionalidad albanesa con antecedentes por hechos similares y que ha ingresado en prisión por orden del Juzgado de Guardia de Barbastro.

Es el quinto golpe contra macroplantaciones de estas características que realizan los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en la provincia de Huesca en el último año. Anteriormente se desmantelaron instalaciones en Agüero, Murillo de Gállego o la Noguera Ribagorzana. En ellas se incautaron de 18,5 toneladas de marihuana (31.698 plantas) y se han desarticulado dos grupos de origen albanés dedicados al tráfico de cannabis, arrestando a un total de 13 personas.

La operación Secastilla de la Guardia Civil ha finalizado con la detención de hombre de origen albanés, que ha ingresado en prisión, y la intervención de casi 5.000 plantas con un peso de más de una tonelada y media.

La investigación se inició en junio, cuando tras numerosas indagaciones por parte de agentes de Seguridad Ciudadana de distintas unidades de la Compañía de Graus se pudo determinar la existencia de plantaciones de marihuana en zonas boscosas y de difícil acceso. En patrullas a pie y con el apoyo de la Unidad Aérea de Huesca pudieron concretar las coordenadas exactas de todas las plantaciones y localizar a las personas que se encargaban de su cuidado.

Entre los días 17 y 18 de septiembre se procedió al desmantelamiento de esta macroplantación, así como del asentamiento preparado para el cuidado del cultivo. La intervención exigió un gran despliegue de personal, dada la distancia entre las zonas de cultivo, a las que no se podía acceder directamente con vehículo. Las plantas pesaban una tonelada por lo que fue necesario la participación de agentes de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Graus, Benasque y Benabarre. Además, se utilizó el helicóptero y dos embarcaciones del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas para llevarlas a través del embalse de El Grado desde las parcelas hasta una zona donde podían acceder vehículos.

La operación tuvo una segunda fase el 22 de septiembre, cuando agentes de Seguridad Ciudadana de la Compañía de Graus llevaron a cabo un segundo reconocimiento exhaustivo a pie por una zona frondosa de bosque, localizando otro campamento totalmente oculto, lo que hizo sospechar de la existencia de más plantaciones en ese perímetro. 

Así, al día siguiente se desplegó un nuevo operativo en el que participó el mismo personal que la fase anterior, localizando dos parcelas en cultivo con 2.011 plantas de marihuana, con un peso aproximado de 745 kilos, en una zona de bosque, con grandes cortados de roca y de difícil acceso por tierra, de ahí que fuera necesario emplear de nuevo las embarcaciones para el traslado de la marihuana. 

Además de las plantas y material para el cultivo (tuberías de riego, herramientas, generadores de alta potencia...), se localizó una balsa impermeabilizada de 30.000 litros, un campamento habilitado para la vida diaria con tiendas, un secadero de grandes dimensiones, una barca neumática y dos puestos elevados de vigilancia y observación con aparatos ópticos.

Con la operación Secastilla, la Guardia Civil da por desarticulado un gran núcleo de producción de marihuana que suministraba la droga a la Ribagorza, así como a otras comarcas adyacentes. Además, continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Etiquetas
Comentarios