Huesca
Suscríbete por 1€

Albalate de Cinca y Alcolea vuelven a la nueva normalidad tras dos meses en fase 2

La comarca del Cinca Medio normalizó su situación el 4 de agosto, pero en estos dos municipios se mantenían las restricciones. "Es una inyección de moral", dice la alcaldesa de Alcolea. 

Despliegue de efectivos en Albalate de Cinca
Despliegue de efectivos del Ejército en Albalate de Cinca
Ejército de Tierra/Brilog

Los municipios de Albalate de Cinca y Alcolea de Cinca han vuelto a la nueva normalidad, después de estar dos meses en la fase 2, al mejorar sus datos sanitarios. Las localidades del Cinca Medio retrocedieron el 22 de junio junto con el Bajo Cinca y la Litera y, aunque en su comarca ya se levantaron las restricciones el 4 de agosto, Albalate y Alcolea, pertenecientes a la misma área de salud, se quedaron atrás debido al número de contagios. 

En Albalate de Cinca se registró un importante brote entre 29 temporeros que permanecían en un asentamiento ilegal, un almacén utilizado como vivienda. El Ayuntamiento se vio obligado a acondicionar el pabellón polideportivo como albergue covid para aislarlos, una operación en la que contó con ayuda del Ejército. Esta zona de salud, con casi 5.000 pacientes, ha registrado hasta ahora 138 casos.  

Con la salida de estos municipios de la fase 2, ya solo quedan fuera de la nueva normalidad en la provincia de Huesca, la capital oscense y la comarca del Bajo Cinca. El área de salud de Fraga, con 871 casos confirmados entre febrero y lo que va de agosto, es la tercera zona de Aragón, después de las dos del barrio de Delicias de Zaragoza, con mayor incidencia de la epidemia.  

"Ha sido una inyección de moral", ha declarado la alcaldesa de Alcolea, Begoña Nasarre, satisfecha de "poder decir que somos un lugar seguro". La orden ya se publicó en el Boletín Oficial de Aragón el viernes a última hora, aunque no se ha conocido hasta este lunes. Nasarre ha pedido a sus vecinos que los mismo que han sido responsables hasta ahora, lo sean en la nueva etapa. 

Alcolea y Albalate apenas vivieron unas horas de normalidad al acabar el estado de alarma, ya que inmediatamente pasaron a la fase 2. "Al principio parecía un pueblo desierto y a medida que disminuyó el número de contagios, la gente empezó a salir más a la calle", ha señalado Begoña Nasarre. En lo que más se notará a partir de ahora es en los siete bares de Alcolea, que podrán tener servicio de barra. "Somos un municipio con mucha hostelería y en la fase 2 este sector es el que más ha sufrido". 

El departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón ha dado a conocer este lunes la orden que actualiza la normativa vigente. De acuerdo con la evolución epidemiológica registrada, se excluye a los municipios de Albalate de Cinca y Alcolea de Cinca de la fase 2, de modo que ambos vuelven a lo establecido en la nueva normalidad.

En la orden se fija la obligación de que la autoridad sanitaria realice una evaluación de riesgo de los eventos de carácter multitudinario previa a su celebración, al igual que aquellas actividades que cuenten con afluencia significativa de público y que no tengan establecido un aforo máximo definido.

Así, los organizadores del evento deberán elaborar y aportar un plan de actuación en el que se contengan las medidas de prevención y control previstas para el desarrollo del evento al Servicio Provincial competente, que valorará si las mismas resultan suficientes para asegurar su celebración o si esta debe quedar condicionada a la adopción de medidas adicionales que permitan su adecuado desarrollo.

El texto también actualiza el régimen sancionador, estableciendo la posibilidad de que el Departamento de Sanidad pueda delegar el ejercicio de la competencia sancionadora en otros órganos de la Administración de la comunidad.

En lo que se refiere a las residencias, se detalla que se deberán realizar pruebas PCR a todos los nuevos ingresos en los centros con 72 horas de antelación como máximo. Igualmente, por parte de los correspondientes servicios de prevención de riesgos laborales se realizarán pruebas PCR a los trabajadores que regresen de permisos y vacaciones (cuando sean por un periodo superior a 15 días), y a los nuevos trabajadores que se incorporen, recomendándose la realización periódica de pruebas PCR a los trabajadores que estén en contacto directo con los residentes. Asimismo, deberán garantizar la puesta a disposición de materiales de protección adecuados al riesgo.

La orden detalla también el resto de las medidas establecidas por el Ministerio de Sanidad en la declaración de actuaciones coordinadas, como la prohibición de fumar cuando no se pueda respetar una distancia mínima interpersonal de, al menos, 2 metros, o el cierre del ocio nocturno, entre otras.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión