Huesca
Suscríbete

huesca

Monzón registra 6 temporeros contagiados en tres familias por el brote de Binéfar y suspende 15 días las visitas a la residencia

El alcalde reclama al Gobierno de Aragón que aparte de los nuevos test PCR que está previsto hacer al entorno más cercano de estos trabajadores, se realicen más pruebas entre los vecinos de Monzón.

Comparecencia del equipo de gobierno de Monzón con el alcalde, Isaac Claver, a la cabeza.
Comparecencia del equipo de gobierno de Monzón con el alcalde, Isaac Claver, a la cabeza.
Ayuntamiento de Monzón

Monzón tiene registrados seis casos de contagios de coronavirus, localizados en tres familias. Todos ellos son trabajadores temporeros del sector de la fruta, la mayoría empleados por la empresa La Espesa de Zaidín, y se encuentran confinados y en buen estado de salud. En esta firma agrícola trabajan alrededor de una treintena de vecinos de la capital mediocinqueña. 

Así lo ha expuesto este lunes el alcalde de Monzón, Isaac Claver, quien ha comparecido de urgencia junto a miembros del equipo de gobierno de Ciudadanos, Raúl Castanera, y del PAR, Jesús Guerrero, para valorar las consecuencias del retroceso a la fase 2 tras los brotes detectados en las comarcas de Cinca Medio, La Litera y Bajo Cinca. Claver ha reclamado al Gobierno de Aragón que aparte de los nuevos test PCR que está previsto hacer al entorno más cercano de estos trabajadores, se realicen más pruebas entre los vecinos de Monzón que podrían ser foco de contagio.

Esta mañana, el alcalde ha mantenido reuniones con los representantes de ayuntamientos de Binéfar y Fraga, así como con la propia empresa La Espesa, para estudiar el alcance de la situación. En su comparecencia ha dejado claro que el brote está localizado entre los trabajadores que se desplazaban a Zaidín y su entorno para realizar trabajos de recogida de la fruta, y que el Ayuntamiento está en coordinación con el centro de salud, los Servicios Sociales de la Comarca, Cáritas y Cruz Roja para prestar la atención necesaria a los contagiados.

Además en el Centro de Educación Especial Reina Sofía, que gestiona Valentia, se han detectado otros tres casos positivos. En este caso, los contagiados se encuentran en buen estado de salud, aislados y en contacto permanente con Salud Pública y el Consistorio, según ha informado el alcalde.

El Ayuntamiento tras analizar la situación de este brote ha decidido cerrar durante dos semanas las visitas y salidas en la residencia municipal de ancianos Riosol. También se prohíbe la salida de residentes del Centro de Educación Especial Reina Sofía. Además se ha paralizado la venta de abonos en el parque acuático y también las inscripciones en la Ludoteca. Su apertura, prevista para el 1 de julio, dependerá de la evolución de este brote. Además, se aplazan las visitas al castillo, que se iban a reanudar este martes, día de San Juan, patrono de la Orden del Temple.

Por lo que respecta al sector hostelero, se recuerdan las medidas de la fase II con restricciones al 50% siempre en terrazas y no máximo de diez grupos. Y en el sector comercial se limita al 40% la presencia de clientes.

Claver ha lanzado un mensaje de “prudencia” y ha pedido “no bajar la guardia haciendo caso a las recomendaciones de las autoridades sanitarias: mantener la distancia de seguridad y todos los ciudadanos que salgan con mascarilla”. Y también ha apelado a limitar la circulación “fuera y dentro de nuestra comarca”.

El concejal de Urbanismo, Raúl Castanera, ha señalado, por su parte, que esta decisión “supone un pequeño paso atrás que esperemos que con toda precaución y adoptando las medidas higiénicas podamos volver pronto a la nueva normalidad”.

Por su parte Guerrero ha destacado “la coordinación con los ayuntamientos y el Gobierno de Aragón”, y ha pedido que una vez atajada la crisis sanitaria, “que es lo urgente” el tejido productivo pueda volver pronto “a su actividad para seguir creando empleo”.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión