Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La residencia de Yéqueda se prepara para dar altas después de dos semanas

En principio los ancianos volverían a su centro de procedencia, una vez superada la cuarentena y los test den negativo. En este centro han muerto 11 personas, las dos últimas el domingo.

El Ejército fue el domingo a la residencia para desinfectarla.
El Ejército fue el domingo a la residencia para desinfectarla.
Pablo Segura

La primera residencia habilitada por el Gobierno de Aragón para atender a ancianos con coronavirus, la Abubilla, en Yéqueda, a 5 km de Huesca, se prepara para dar las primeras altas a principios de esta semana. Este lunes se cumplen 15 días de su puesta en marcha, cuando se estrenó con dos usuarios de la residencia de Castejón de Sos. Desde entonces, ha acogido a más de medio centenar, procedentes de todo Aragón y en este tiempo han fallecido once personas, las dos últimas el domingo.

La buena noticia es que varios de los usuarios están asintomáticos, han cumplido la cuarentena y podrían recibir el alta, una vez se conozcan los resultados de los test de coronavirus practicados y se haya articulado el procedimiento sanitario.

En principio volverían a sus lugares de origen, según confirmó el departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales, ya que una vez superada la enfermedad no hay riesgo de contagio. "Inicialmente, esa es la idea, pero se trata de una decisión médica y se estudiará cada situación", señalaron desde la consejería.

Las 47 plazas de Yéqueda están ya completas. Solo se ha reservado alguna cama para dar respuesta a alguna emergencia. Tras la experiencia de las primeras dos semanas, su director, Mateo Ferrer, considera que estos centros intermedios son "esenciales" en este momento para aliviar la carga de los hospitales y de las residencias afectadas por la epidemia. "Necesitan poder tener una derivación a centros de este tipo", ha declarado. También alaba el "enorme esfuerzo que están haciendo los trabajadores, que son los verdaderos héroes".

El Ejército de Tierra estuvo el domingo desinfectando las zonas comunes con nebulizadores para hacer una limpieza a fondo, al margen del protocolo cotidiano que se sigue tanto en el interior como en el exterior.

"Hemos ido evolucionando para ser cada día más eficientes", ha explicado el director. Esta residencia es una de las incluidas en el dispositivo Covid-19. Otra es la de Gea de Albarracín, en Teruel, pendiente de apertura. El personal aún no tiene trajes de protección, y se baraja el martes, como fecha de apertura.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión