Huesca
Suscríbete

el litigio entre las diócesis

Lérida quiere ganar tiempo en el recurso contra la sentencia de los bienes

El plazo se acaba el 17 de enero, pero puede interrumpirse por lo que Aragón consideran maniobras dilatorias, como la presentación del conflicto jurisdiccional o la solicitud para corregir el fallo.

El obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, felicita a los abogados de la causa, Joaquín Guerrero, por parte del Obispado, y Alberto Gimeno, en representación de la DGA
El obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, felicita a los abogados de la causa, Joaquín Guerrero, por parte del Obispado, y Alberto Gimeno, de la DGA, tras conocer la sentencia.
J. L. P.

El Obispado y el Museo de Lérida tienen hasta el próximo 17 de enero para presentar el recurso de apelación contra la sentencia del juzgado número 1 de Barbastro que ordenó la inmediata devolución de las 111 obras de arte de las parroquias aragonesas. Eso, suponiendo que el plazo no se interrumpa. Y es que los abogados aragoneses temen que se pretenda "extender ventajosamente" el plazo para apelar ante la Audiencia de Huesca con maniobras dilatorias.

Una de ellas se refiere a la solicitud de aclaración y complemento de sentencia realizada por el Obispado y el Consorcio del Museo de Lérida. El abogado de la diócesis de Barbastro-Monzón ha pedido al juez en un escrito que desestime la petición, ya que entiende que la redacción del fallo no adolece de errores y el documento de 80 folios es "totalmente completo".

"No existe ningún error que pueda alterar el fallo, que estima íntegramente nuestra demanda y desestima de forma íntegra los argumentos de la otra parte", ha declarado el letrado aragonés Joaquín Guerrero. El único se refiere a los antecedentes de hecho, cuando se habla de un boletín eclesiástico del año 1908, en lugar de 1903, "una mera errata que no afecta a la sentencia ni a su ejecución", señala el escrito dirigido al juzgado. Se trata, añade, de lo que en lenguaje jurídico se conoce como ‘error calamis’, "subsanable en cualquier momento".

A juicio de Guerrero, tanto la aclaración solicitada por el Obispado de Lérida como por el Consorcio del Museo de esta ciudad, son claramente "escritos fraudulentos" que solo pretenden ganar tiempo en la presentación del recurso, para el que la ley prevé 20 días hábiles, que se cumplirían la semana próxima. Por ello, piden que el juez no interrumpa este plazo a la espera de pronunciarse sobre las aclaraciones.

Las partes también discrepan respecto al conflicto jurisdiccional planteado por la Generalitat en el juzgado, a través de la consejera de Cultura, que en caso de ser admitido paralizaría el plazo de recurso. Según las alegaciones del abogado aragonés, solo se puede presentar a través del presidente del Gobierno catalán, no de la consejera, por lo que debería rechazarse. 

Además, se tendría que haber dado traslado a quienes fueron parte en la denominada resolución de la exconsejera Caterina Mieras, mediante la cual esta ponía condiciones al obispo de Lérida para disponer de las obras. Esa resolución es la esgrimida por la Generalitat en el conflicto jurisdiccional, con el que pretende un reconocimiento de su competencia en las decisiones sobre la entrega de los bienes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión