Despliega el menú
Huesca

nieve

Así se preparan las estaciones aragonesas para la campaña de esquí

Las máquinas pisanieves con la cara más visible de la puesta a punto de las estaciones de esquí, pero a puerta cerrada o en los remontes el trabajo también es ingente.

Máquinas pisanieves y personal de pistas en la estación de Candanchú.
Máquinas pisanieves y personal de pistas en la estación de Candanchú.
Laura Zamboraín

Las cinco estaciones del Pirineo aragonés están listas para recibir a los esquiadores. Formigal y Astún se estrenaron el pasado fin de semana y este se suman Candanchú, Panticosa y Cerler. En todos los complejos invernales se ha desarrollado un intenso trabajo durante los últimos días para tener preparadas las pistas y todas las instalaciones que se ponen a disposición de los aficionados.

Un ejemplo de ello es la puesta a punto que este viernes tenía lugar en Candanchú. Las máquinas ultimaban el pisado de las pistas, mantenimiento realizaba los chequeos finales y colocaba las perchas en los remontes. Además, los establecimientos y servicios recibían los pedidos y finalizaba la formación de los trabajadores. Todo está a punto para recibir este sábado a los primeros esquiadores de la campaña en esta estación del valle del Aragón.

Este fin de semana abren las estaciones de esquí aragonesas. La unión de Astún y Candanchú presentará 60 kilómetros esquiables

No obstante, en Candanchú hace dos semanas que semanas que trabajan para hacer posible esta apertura adelantada, la más tempranera de los últimos 10 años. "Desde que nevó hace 15 días estamos sacando las máquinas, porque es fundamental preparar la nieve desde el principio, porque si no viene el viento y se la lleva", explica Carolina Díaz, responsable de márquetin de la estación. "Es primordial que, en cuanto haya un mínimo de espesor, se empiece a trabajar la nieve para hacer la base y luego pisarla", añadió.

Recepción de la escuela de esquí.
Recepción de la escuela de esquí.
L. Z.

Este año se ha invertido en un nuevo sistema de pisado, que permite optimizar la nieve y aprovecharla al máximo. "Hace tres años se compró una máquina y el año pasado, otra y ahora se mejora el sistema de pisado en las ruedas o cadenas para que quede mucho mejor", explicó.

Mientras las máquinas preparaban las pistas, los establecimientos hosteleros recibían los últimos pedidos. "Estamos terminando los preparativos y probando sistemas informáticos y de fichaje para que mañana (por hoy) no haya incidencias", subrayó Stephan Pantoja, responsable comercial de la estación. También se organiza el personal y se ultima su formación, ya que el 80% son nuevos empleados "y necesitan formación y aclimatarse a su puesto".

El suministro de bebidas para las cafeterías situadas a más de 2.000 metros se subió en octubre "para no tener que hacerlo durante la temporada porque es más engorroso. Se hace el cálculo de lo que se consume y luego se repone lo que haga falta", explicó Pantoja. En el almacén central, en Pista Grande, "estamos a tope, con todo casi lleno para afrontar las próximas dos semanas de puesta en marcha y el puente de la Constitución", dijo.

El consultorio médico de Candanchú.
El consultorio médico de Candanchú.
L. Z.

También terminaba de llegar al nuevo centro médico el material necesario y se ponían a punto la sala de rayos X y las consultas. Esta es una de las novedades de la estación para esta temporada. Igualmente, se ha contratado a todo el personal necesario. "Ya se ha llamado a los fijos discontinuos y también han comenzado a trabajar los empleados eventuales, cuyas entrevistas se hicieron hace un mes", indicó Carolina Díaz. No obstante, conforme avance la temporada de esquí se podría contratar a más personal.

Etiquetas
Comentarios