Despliega el menú
Huesca

huesca

Beatriz Rivas: "Mi compromiso con la Policía Local de Huesca no tiene fecha de caducidad"

La nueva intendente llega desde Zaragoza por dos años, de momento, y tiene la encomienda de reorganizar y modernizar una plantilla muy mermada.

Beatriz Rivas, nueva intendente de la Policía Local de Huesca.
Beatriz Rivas, nueva intendente de la Policía Local de Huesca.
Rafael Gobantes

¿Por qué ha aceptado venir a Huesca?

Es un reto profesional muy interesante dentro de la categoría jerárquica que en este momento tenía en Zaragoza. Estaba en un escalafón que aquí es el máximo y creo que la expectativa profesional es muy buena. Huesca es la segunda ciudad de Aragón.

El alcalde ha dicho que viene a reestructurar y modernizar la Policía Local de Huesca. ¿Qué supone esto?

Hay que darle una estabilidad a la estructura de mando, quitar esa figura del mando interino. Pero hay que estructurar desde el propio calendario de servicio hasta las unidades, si algunas están sobredimensionadas o no cumplen su función por el poco personal que hay...

¿Por qué está funcionando con un cuadrante que tiene 30 años?

Lo ignoro. Imagino que es porque hasta hace poco sí que cumplía su función. O es un tema que no se ha querido abordar hasta ahora. Lo desconozco. Hay mucha resistencia al cambio con el tema de los calendarios porque implica variación de horarios de trabajo, descansos... Pero trabajar de manera distinta no implica que se perjudique al trabajador y no tiene por qué suponer un desventaja sino una perspectiva de organización distinta. Vamos a tratar de aplicar, con la plantilla que tenemos, qué forma hay de cubrir un mayor número de necesidades y servicios.

La plantilla, con 69 agentes, está muy mermada. Los policías hacen más horas de las que deben. ¿Se va continuar así?

Lo que he encontrado, a vista de pájaro, es que el problema de las policías locales no es tanto el horario que tienen como funcionarios sino los servicios que hay que cubrir. No es que hagan horas de más, es que hay que cubrir esos servicios con personal que sale de ese turno y se generan esas horas extra. Lo que intentamos es tener un calendario que nos refuerce los momentos en los que tenemos mayor necesidad, Esas horas son estructurales, sabemos que hay que hacerlas.

¿Se ha reunido ya con los sindicatos para abordar los cambios?

Estamos en ello. Por la experiencia que tengo en Zaragoza, lo que hemos hecho es poner al compañero que lleva el tema de personal a marcar una líneas básicas para no empezar a discutir desde lo mínimo, porque el proceso se alargaría. Lo interesante es centrar esfuerzos para sacarlo lo antes posible porque es lo primero que tenemos que hacer y si pudiéramos aplicarlo a primeros de año… No obstante, la última palabra la tiene el departamento de Personal.

Hará falta mano izquierda con los representes sindicales...

Los sindicatos son básicamente parecidos y beligerantes en todos los sitios. Creo que tienen ahí su función, su papel y es lo que se les exige por parte de sus afiliados. Pero estoy segura de que se puede razonar y explicar que esto hay que sacarlo adelante entre todos. Estoy dispuesta a escuchar cuáles son sus razonamientos y, sin son lógicos, ¿por qué no incorporarlos a lo que yo pueda pensar? En un primer momento he dejado que vayan acercando posiciones y cuando sea el momento entraremos a negociar sobre la mesa y con algo claro para cambiar este calendario.

Huesca es una ciudad pequeña, peatonal, donde también empiezan proliferar los polémicos patinetes. ¿Tiene ya en mente cómo atajar posibles problemas?

La presencia de los vehículos de movilidad personal que todos conocemos como los patinetes es un problema al que se enfrentan todas las ciudades de España. La solución tiene que ir de la mano de la DGT y los ayuntamientos. La labor de la Policía Local es que se cumpla la regulación que se haya hecho con anterioridad y aportar cuando nos consulten. Es un trabajo que hay que acometer de forma trasversal teniendo en cuenta el modelo urbano. Cada ciudad tiene que hacer su propia reflexión sobre estos vehículos, que va a estar sí o sí.

¿Es fácil el trabajo sancionador de la Policía Local en una ciudad pequeña?

Llevo poco tiempo aquí. No lo sé. Creo que la profesionalidad de los policías se sobreentiende y considero que en una ciudad pequeña es más fácil que todo el mundo te conozca.

Con tan pocos efectivos, ¿será fácil ver más policías en la calle?

Cuando tuve los primeros contactos con el Ayuntamiento me indicaron que estaba abierto un proceso para incorporar a siete nuevos agentes. Hay un compromiso y así se está reflejando. Esta misma semana han empezado dos policías que han venido por movilidad y a primeros de año se van a generar plazas por jubilación que esperamos que se puedan cubrir por ese mismo sistema. Vamos a jugar la baza de que Huesca es una ciudad atractiva para los policías que trabajan en otros municipios.

Ha llegado con una comisión de servicio de dos años. ¿Es pronto para saber si cuando se cumpla este plazo volverá a Zaragoza?

Dos años es poco tiempo para trabajar, para cambiar una organización. Sí es tiempo suficiente para demostrar si puedo aportar algo o no, si soy útil o no... Pero ¿por qué no quedarme? Es un puesto atractivo, un reto importante y dos años es poco tiempo para llevarlo a cabo al cien por cien, pero a ver cómo se va desarrollando las cosas. Mi compromiso con Huesca es total y no tiene fecha de caducidad.

Etiquetas
Comentarios