Despliega el menú
Huesca

huesca

Alcaldes y empresarios del Pirineo piden desbloquear la unión de estaciones

Empieza una nueva campaña de la nieve sin avances en el proyecto para conectar Formigal, Astún y Candanchú, presentado hace ya más de cinco años.

"No nos podemos conformar con lo que tenemos". Con esta frase, el alcalde de Villanúa, Luis Terrén, resume el sentimiento de los ayuntamientos y del sector empresarial del Pirineo ante el bloqueo de la unión de estaciones. Este sábado empezó una nueva temporada de esquí, sin que desde el final de la anterior se hayan producido avances en el proyecto para la conexión de Formigal, Candanchú y Astún, o lo que es lo mismo, de las pistas de los valles de Tena y Aragón.

Han pasado más de cinco años desde su presentación oficial en la estación de Canfranc, cuyas obras avanzan más rápido que el ambicioso y millonario plan para desarrollar, en cuatro fases, a través de distintos remontes, un gran dominio esquiable, con una inversión público-privada prevista de 60 millones de euros.

Luis Terrén, que además preside la Asociación Turística del Valle del Aragón, lamenta la falta de noticias. "No se debe olvidar, porque es la solución para muchos de los problemas de nuestro valle", afirma. El crecimiento no se traducirá solo en números, también "en un turismo de mayor calidad", favorecido además por los nuevos tramos de la autovía A-23. "Antes podía valer la unión de las dos estaciones de valle del Aragón, Astún y Candanchú, para sumar 100 km, pero el mercado está evolucionando, hay muchísimas alianzas, en España y Europa. Nuestros vecinos se espabilan", comenta en referencia "al paquete de 145 km que venden La Molina y Masella o los casi 170 km de Baqueira". "Esto va de uniones o de ampliaciones", concluye, aludiendo a las obras iniciadas en Cerler para su extensión hacia el valle de Castanesa. Ahora mismo la única en marcha en Aragón.

A pesar de los pronunciamiento favorables de las Cortes de Aragón, poco o nada se ha movido en la unión de estaciones, que tiene al PSOE, PP, PAR y Cs a favor, y en contra a dos de los actuales socios de gobierno del presidente Javier Lambán, CHA y Unidas Podemos. La pasada legislatura no hubo avances. En el preludio de esta, la presidenta del grupo Aramón, la consejera de Economía, Marta Gastón, que ha repetido en el cargo, prometió que si el PSOE volvía al Pignatelli desatascaría el principal escollo, la financiación.

El dinero es un obstáculo. El otro, la política. El pacto del cuatripartito no dice ni que sí ni que no, es lo suficientemente ambiguo. La única mención aparece en el punto 80 del documento, con el compromiso para "impulsar el turismo de Aragón a partir de mejoras estratégicas como las de las estaciones de esquí, Dinópolis, Motorland...", priorizando las sostenibles desde el punto de vista social, medioambiental y económico.

Los agentes del territorio aseguran "no tener noticias", ni en la anterior legislatura, ni en esta. Los únicos pasos son comerciales, con el Ski Pirineos, un abono conjunto para disfrutar de las siete estaciones aragonesas, con 390 km. "Todos lo entendimos como un primer paso para la unión física. Primero hay que poner de acuerdo a las empresas y que demuestren que saben funcionar juntas comercialmente", señala el alcalde de Villanúa, quien menciona otros proyectos vinculados a este "superproducto" turístico, como la propia estación de Canfranc y el hotel que albergará.

Con él coinciden representantes municipales y empresarios del valle de Tena. Para Jesús Gericó, alcalde de Sallent de Gállego, es "la única fórmula si queremos vender el mayor dominio esquiable de España". Sería un destino único con epicentro en Jaca. "Para que la nieve en Aragón sea fuerte necesitamos una unión física", respaldada por un consenso político. Pero en vista de lo que opinan dos de los socios de Lambán, no espera nada positivo. Recuerda que la declaración como Plan de Interés General de Aragón la promovió Luisa Fernanda Rudi, "aunque el momento económico no era propicio". Gericó esperaba más avances administrativos en la pasada legislatura.

"La competencia del valle de Tena no es el del Aragón. La competencia son Baqueira, Sierra Nevada y Andorra", declara Gericó. Un argumento respaldado por los empresarios del área de influencia de Formigal, que también tienen claro que «la forma de competir es con un espacio más grande». El presidente de la Asociación Turística Valle de Tena, Jesús Pellejero, destaca los beneficios "también para Jaca o Sabiñánigo". "La unión de estaciones es la eterna promesa, y por razones que desconozco siempre se retrasa". 

Alianzas comerciales y telecabinas que suman

Aragón afronta esta temporada con una alianza comercial materializada en el Ski Pirineos, el abono conjunto de temporada para las siete estaciones. La única ampliación iniciada es la de Cerler, aunque todavía habrá que esperar otra temporada para ver el primer remonte.

La tónica es similar en otros grandes dominios. Es cierto que Baqueira estrena una nueva pista, pero se queda prácticamente con los mismos kilómetros, 167. "Este año no se ha invertido en expansión", afirman desde la estación. Sí hay planes encima de la mesa para crecer fuera del valle de Arán, "pero ninguna obra prevista a corto plazo".

En Gerona, el dominio Alp 2500 está formado por la unión de la Molina y Masella, mediante un telecabina, sumando 142 km con un forfait común. En Andorra también se ha avanzado en acuerdos empresariales. En 2003, la fusión de las sociedades de Pas de la Casa-Grau Roig y de Soldeu-el Tarter, ya conectadas físicamente, dio lugar al dominio más grande de los Pirineos, Grandvalira, 210 km unidos a los 30 km de las pistas de Ordino Arcalís, con un forfait de temporada.

Etiquetas
Comentarios