Despliega el menú
Huesca

instituto aragonés del agua

El plan de depuración del Pirineo se desbloquea con la inminente adjudicación de tres plantas

El Gobierno de Aragón ya ha seleccionado a las empresas que construirán las instalaciones de Ansó, Hecho y Sallent de Gállego-Formigal por 10,6 millones.

Río del pirineo aragonés
La mayoría de localidades del Pirineo siguen arrojando sus aguas residuales a los ríos

El plan de depuración de los ríos del Pirineo ha dado un paso de gigante, después de décadas de paralización, con la inminente adjudicación de tres de sus principales plantas, las de Ansó, Hecho-Siresa y Sallent de Gállego-Formigal. El Gobierno de Aragón acaba de seleccionar a las tres empresas encargadas de su construcción y espera formalizar el contrato antes de final de año. En total, la inversión suma 10,6 millones de euros. A estas le seguirá la depuradora de Benasque, una de los municipios de mayor carga contaminante.

Han pasado 26 años desde que el Gobierno de España declaró de interés general las obras para el saneamiento de los ríos en sus cabeceras y solo se han construido el 10% de las plantas proyectadas. En la mayoría de los municipios se siguen vertiendo directamente al cauce las aguas residuales, lo que les ha acarreado expedientes sancionadores por parte de la Confederación Hidrográfica. Pero el pasado mes de mayo, por fin el Gobierno de Aragón dijo que se desbloqueaba el Plan Integral de Depuración del Pirineo.

Este anuncio se ha concretado en la adjudicación de las tres primeras instalaciones, un trámite que está ultimando el Instituto Aragonés del Agua, con la previsión de iniciar las obras antes de que acabe el año.

En cuanto a la planta depuradora de Sallent de Gállego, la Mesa de Contratación ha propuesto a la empresa Ideconsa, la que ha obtenido la mejor puntuación, con una oferta económica de 5.178.351 euros (con IVA). Situada junto al embalse de Lanuza, dará servicio a 7.500 habitantes equivalentes, contando residentes y potenciales visitantes de la localidad y de la estación de esquí de Formigal. Será la tercera en cuanto a carga contaminante, por detrás de Benasque y Panticosa.

Ideconsa ha sido también seleccionada por la Mesa de Contratación para la construcción de la estación de Hecho-Siresa, con una oferta de 2.806.248 euros. Estas instalaciones depurarán las aguas residuales de un máximo de 3.000 personas equivalentes antes de que vayan al río. En este caso se construirá un colector de 2 kilómetros conectado con la localidad de Siresa.

En Ansó, para una carga contaminante prevista de 1.900 personas, el concurso se ha decantado a favor de Joca Ingeniería y Construcciones, que ha obtenido la mayor puntuación con una oferta de 2.660.874 euros, de entre una decena de firmas que han optado a ejecutar la obra.

Los tres procesos están pendientes únicamente de la presentación de algunos documentos para concluir el proceso de adjudicación. La directora del Instituto Aragonés del Agua (IAA), Dolores Fornals, confía en ultimar los trámites y formalizar el contrato antes de Navidad, para empezar las obras "en cuanto el tiempo lo permita", teniendo en cuenta que el invierno en el Pirineo condiciona mucho los trabajos. Paralelamente el IAA está cerrando la negociación de los terrenos con los ayuntamientos.

En cuanto a las restantes obras pendientes, también se está hablando con los alcaldes. El pasado lunes, Dolores Fornals mantuvo una entrevista con el de Benasque, Ignacio Abadías, para concretar la disponibilidad de suelo. Si no hay acuerdo con los propietarios en un mes, en cuanto a la posibilidad de permutas con la intermediación municipal, se iniciará el expediente de expropiación. "La intención es adjudicar esta depuradora en la primavera para poder empezar las obras con el buen tiempo", indicó la directora del Instituto Aragonés del Agua.

Cabe recordar que Benasque es la segunda localidad con mayor carga contaminante del Pirineo. Su planta tiene una capacidad para 9.000 habitantes equivalentes, solo por detrás de Panticosa, ya que esta dará servicio además a El Pueyo de Jaca, Sandiniés, Escarrilla y Tramacastilla de Tena.

También se ha hablado con el alcalde de Sahún, donde habrá otra planta, que a través de un colector depurará las aguas residuales de Eriste. Además de los 10,6 millones que costarán las tres en trámite de adjudicación, será necesaria una inversión de 74 millones para otras 19 en localidades con más de 1.000 habitantes equivalentes, a ejecutar entre 2019 y 2024. Son Astún, Candanchú, Canfranc Estación, Canfranc Pueblo, Castiello de Jaca, Villanúa, El Pueyo de Jaca, Escarrilla, Tramacastilla, Sandiniés, Panticosa, Piedrafita de Jaca, Aínsa, Boltaña, Broto, Oto, Torla, Fiscal, Bielsa, Cerler y Benasque-Anciles. Se harán por adjudicación directa. Pero además hay un programa de subvenciones de 46 millones para financiar el resto.

Etiquetas
Comentarios