Despliega el menú
Huesca

estación de esquí 

La ampliación de Cerler divide al Gobierno de Lambán y dos socios piden parar la obra

Para el PSOE, es un proyecto "de interés para Aragón" que "no va a afectar para nada" al acuerdo del cuatripartito.

Una máquina trabaja en el collado de Basibé en la preparación de una pista para el nuevo remonte.
Una máquina trabaja en el collado de Basibé en la preparación de una pista para el nuevo remonte.
Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón

"Sobre este asunto vamos a charrar a la mayor brevedad los partidos que conformamos el gobierno de Aragón". Con este ‘tuit’, el portavoz de Podemos, Nacho Escartín, advertía el sábado de las repercusiones políticas que puede tener el inicio de las obras de ampliación de la estación de esquí de Cerler hacia el valle de Castanesa, un proyecto que siempre han cuestionado tanto esta formación como Chunta Aragonesista, dos de los socios de gobierno de Javier Lambán.

Escartín lamentaba la entrada de "maquinaria pesada" en el collado de Basibé, donde han empezado los trabajos previos, consistentes en colocar estacas para abrir una pista y realizar las catas para el primer remonte, que no estará operativo hasta la temporada 2020-2021. Podemos habla de "un modelo de desarrollo de tiempos pasados", amparado por una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) aprobada hace 10 años, sin sentido en la actual conyuntura de cambio climático.

Esta formación ha pedido "parar las obras y repensar", pero no es la única. Chunta Aragonesista también ha solicitado a Aramón, la empresa pública participada al 50% por la DGA e Ibercaja, que desista. A juicio de CHA, es una actuación "fruto de la cultura del despilfarro económico y medioambiental".

Su portavoz en las Cortes, Joaquín Palacín, también considera que la DIA de hace 10 años no incorpora los criterios del cambio climático y la nueva legislación. "Es un proyecto que no compartimos desde hace muchos años. Nuestra posición no ha cambiado". Él resta importante a la discrepancia en el seno del cuatripartito, porque ya viene de la legislatura pasada, "no es nueva". "Hay que dialogar. Este tipo de actuaciones no se pueden iniciar sin que lo sepamos". La noticia del inicio de las obras la dio la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón, opuesta a las obras, al difundir unas imágenes de la excavadora trabajando.

Los otros dos socios, el PAR y el PSOE, tienen una posición diametralmente opuesta. La ampliación de las pistas hacia el valle de Castanesa es "estratégica para Aragón y cuenta con todas las bendiciones", tanto administrativas como ambientales, señala el portavoz socialista. Vicente Guillén entiende la posición de Podemos y CHA, que no ha variado, "pero es una obra de interés y de desarrollo del Pirineo".

Respecto a cómo puede afectar a las relaciones del cuatripartito, ha recordado que entre las 132 medidas del pacto no están temas como este, de tradicional discrepancia, lo mismo que las obras del Pacto del Agua. "No va a afectar para nada al acuerdo de gobierno", según Guillén.

Jesús Guerrero, portavoz del PAR, opina que cualquier diferencia debe abordarse desde el diálogo. "Respetamos lo que piensa cada fuerza", pero Aragón, aclara, debe seguir siendo un referente en la nieve.

"Desconocen la realidad del Pirineo"

Por su parte, el municipio de Montanuy ha recibido la noticia del inicio de las obras "con mucha esperanza" y confía en que se puedan realizar "con toda normalidad" para conseguir la ansiada conexión del valle de Castanesa con la estación de esquí de Cerler.

La alcaldesa, Esther Cereza, recuerda el apoyo de los propietarios de la montaña de Castanesa y de los vecinos al proyecto. "En varios procesos electorales ha sido respaldado, por lo cual vamos a seguir trabajando en él". Está convencida de que beneficiará a gran parte de la Comarca de la Ribagorza. "Hemos recibido el apoyo de numerosos alcaldes porque entienden que es una oportunidad".

 El proyecto se critica desde algunos partidos que en su opinión "desconocen la realidad del Pirineo, del mundo rural y de Montanuy". Y les pide que "planteen soluciones reales, porque espacios naturales ya tenemos y no funcionan", para frenar la despoblación.

Montanuy aprobó un ambicioso Plan General de Urbanismo vinculado a la ampliación de Cerler, que fue anulado por los tribunales. Mientras Aramón no ejecute las obras, el Ayuntamiento no está dispuesto a hacer otro para urbanizar los terrenos de la empresa. Esta compró 180 ha, por 20,9 millones, para ejecutar el proyecto con las plusvalías.

Etiquetas
Comentarios