Despliega el menú
Huesca

valle de benasque

Aramón inicia los trabajos para la esperada ampliación de la estación de Cerler

Las máquinas han comenzado a abrir una pista en el collado de Basibé hacia el valle de Castanesa. El primer remonte de la nueva superficie no se pondrá en marcha hasta la temporada 2020/2021.

Una máquina excavadora trabaja desde este viernes en la apertura de la pista.
Una máquina excavadora trabaja desde este viernes en la apertura de la pista.
Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón

La ampliación de la estación de Cerler hacia el valle de Castanesa está más cerca de ser una realidad. La empresa Aramón (participada al 50% por el Gobierno de Aragón e Ibercaja) ha iniciado los trabajos en el collado de Basibé, desde donde se extenderá la superficie esquiable. Una máquina ha empezado a plantar estacas para marcar la pista que servirá para poder realizar los sondeos previos a la instalación del primer telesilla. El remonte se prevé estrenar en la temporada 2020/2021.

Fuentes de Aramón confirmaron el trabajo de las máquinas en el camino de acceso al telesilla, tal y como estaba anunciado para finales de verano, destacando que "se han cumplimentado los informes medioambientales".

El proyecto para ampliar la estación del valle de Benasque tiene un coste de unos 40 millones de euros y contempla cuatro remontes, una carretera de 7 kilómetros hasta el frente de nieve y un aparcamiento. La estación se ampliará de los 77 kilómetros actuales a 105 o 110. El primer remonte arrancará desde el collado de Basibé, a 2.380 m, donde está la última pilona de Cerler. Otros tres telesillas permitirán llegar hasta el frente de nieve del valle de Castanesa, a 1.700 m, donde habrá un aparcamiento. Los esquiadores llegarán hasta aquí mediante una carretera de 7 kilómetros desde el pueblo de Fonchanina.

Los trabajos están amparados por una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) aprobada en 2010. La crisis económica provocó sucesivas prórrogas hasta que se le concedió un último plazo que obligaba a comenzar antes del 11 de diciembre del 2020.

La presencia de una excavadora no ha pasado desapercibida para los ecologistas opuestos al proyecto. La Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón difundió las fotografías denunciando lo que para ellos es un intento de ocultar el inicio de las obras a los ciudadanos y a las organizaciones que forman parte de la plataforma, "que expresamente y de acuerdo con la Ley la han solicitado por escrito".

Frente a esta oposición, la comunidad de propietarios Montes de Castanesa, titulares de gran parte de la superficie necesaria para la ampliación, mostró su apoyo al proyecto, que para ellos supone un atractivo turístico para el valle "compatible con la ganadería" y un revulsivo contra la despoblación en un municipio de 220 habitantes repartidos en 17 núcleos.

La pista del collado de Basibé se usará para el mantenimiento de los remontes pero también servirá a los ganaderos para llevar sal a las vacas sin necesidad de utilizar un helicóptero, que es sufragado por el Ayuntamiento.

El inicio de las obras salió a relucir este viernes en las Cortes de Aragón durante la comparencia del consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, para hablar de sus planes en esta legislatura. Desde su departamento no se ha hecho ninguna actuación en este sentido, dijo en respuesta a Álvaro Sanz, el diputado de IU, cuando le preguntó por los trabajos. "Le pedimos que diga si está o no de acuerdo con un desarrollo que es de todo menos vertebrador", manifestó Sanz.

Podemos Equo también denunció que el proyecto corresponde "a un modelo de desarrollo de tiempos pasados" y recordó que está amparado por una DIA de hace 10 años. "Hay que parar las obras y repensar", señaló en un comunicado.

Etiquetas
Comentarios