Huesca

Familia y amigos homenajean este viernes al senderista mexicano fallecido en el Pirineo oscense

Tendrá lugar por la tarde y todos los asistentes vestirán de blanco.

Jesús Ríos.
El senderista fallecido, Jesús Ríos.
Heraldo.es

Familiares y amigos del senderista mexicano fallecido en el Pirineo oscense, Jesús Ríos, le rendirán homenaje este viernes, 16 de agosto, "en la más estricta intimidad y en la naturaleza", según ha explicado en declaraciones a Europa Press la portavoz de la familia, Ana Mancho.

No se trata de un funeral, sino de "un encuentro, una despedida en la naturaleza como a él le habría gustado, en familia y conamigos", ha expresado esta misma fuente. Tendrá lugar por la tarde y todos los asistentes vestirán de blanco.

Jesús Ríos falleció el mismo día de su desaparición, el sábado 3 de agosto, en un paraje del monte Nabaín a causa de un paro cardíaco. El hombre, de 71 años, había salido a primera hora de la mañana a hacer senderismo, pero no regresó.

El martes 13 de agosto, el cadáver fue encontrado por su yerno, Daniel Benito, y un amigo suyo, a tres kilómetros de Morillo de San Pietro, la aldea en la que fue visto por última vez.

Ríos había llegado a España junto a su mujer el pasado 12 de junio para hacer turismo. Desde hace un mes, se encontraba en Vió, en casa de su hija, donde practicaban retiros de yoga y meditación. 

10 días de búsqueda

Durante 10 días, agentes de montaña de la Guardia Civil, expertos montañeros, vecinos y voluntarios, se implicaron en la búsqueda de Jesús Ríos. El operativo ha estado integrado por 8 especialistas de los Grupos de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil de Jaca, Boltaña, Panticosa y Benasque, una unidad canina de la Guardia Civil de Benasque y otra de los bomberos de la Comarca de Ribagorza.

Asimismo, han participado 11 agentes de Seguridad Ciudadana de los puestos de Fiscal, Boltaña, Graus y Benasque, 7 agentes de protección de la naturaleza del Gobierno de Aragón, 9 voluntarios, tres operadores de drones profesionales y cuatro drones de la Guardia Civil.

También han colaborado agentes de Seguridad Ciudadana de los Puestos de Fiscal, Benasque, Aínsa, Torla y Boltaña, voluntarios y un grupo de seis especialistas en montaña procedentes de México.

Los drones de alta resolución batieron una amplia zona, llegando casi a las nueve horas de vuelo, visionando las imágenes de forma pormenorizada en un ordenador para ver al detalle cualquier tipo de rastro que pudiera haber en el terreno, pero los resultados fueron infructuosos. 

Etiquetas
Comentarios