Aragón
Suscríbete

Testimonio

Tania Giménez, con 7 hijos, dejará de cobrar el paro en Zaragoza: “No vamos a poder ni comer ni pagar el alquiler”

Han vuelto a denegarle el pasado enero por tercera vez el Ingreso Mínimo Vital (IMV).

Tania Giménez conduce el carrito de su hija de cinco meses por el paseo de la Independencia.
Tania Giménez conduce el carrito de su hija de cinco meses por el paseo de la Independencia.
Oliver Duch

A Tania Giménez, una zaragozana de 36 años a cargo de siete hijos, "todos con mis apellidos, soy la única responsable de ellos", le volvieron a denegar el pasado enero por tercera vez el Ingreso Mínimo Vital (IMV). Lo ha recurrido, para ello acudió el pasado febrero al autobús que se instaló en la plaza del Pilar. Está "desesperada" porque el tiempo corre en su contra. El próximo septiembre dejará de percibir los 480 euros "del paro".

Para subsistir, su madre y sus hermanos le echan una mano, es usuaria del Banco de Alimentos, pero el menú diario se le complica con un niño diabético "que lleva una dieta muy controlada". Le acaban de conceder una ayuda para comer del Ayuntamiento de Zaragoza de 500 euros, "que me va a venir muy bien, pero no se puede solicitar de forma continuada".

Le quita el sueño no poder pagar el alquiler de 300 euros del piso en el que viven. "Hemos estado en casas okupas y ahora, por fin, mis hijos tienen una estabilidad que necesitan y que no quiero por nada del mundo que pierdan", asegura. Llegó a un acuerdo con la propietaria de la vivienda en el juzgado. "Le enseñé fotos de cómo la tenía, de que estaba cuidada y no destrozada. Pero, lógicamente, le tengo que seguir pagando lo que es suyo. Ya le debo cinco meses", relata. Antes de la covid trabajaba en lo que le salía, "sobre todo en la limpieza", y percibía la ayuda de integración familiar de la DGA compatible con su sueldo.

Esta madre, la niña más pequeña tiene cinco meses y el mayor a su cargo 16 años, se queja del "laberinto burocrático" al que se enfrenta para hacer cada gestión, aunque cuente con la ayuda de trabajadores sociales. Pidió dinero para hacer el DNI a sus hijos cuando se los reclamaron. La semana que viene tiene una cita telefónica con la Seguridad Social que ha logrado a través de la asociación gitana y espera conocer la situación de su expediente. "Quiero trabajar, no vivir de ayudas, pero no sale nada. Si no me dan el IMV, en otoño no vamos a poder ni comer ni pagar el alquiler", concluye.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión