Tercer Milenio

elecciones autonómicas

El reto de acompasar las nuevas titulaciones a la demanda social

Los campus aragoneses se enfrentan a las cambiantes necesidades del mercado laboral, la nueva ley de Universidades y la apuesta por consolidar la carrera investigadora.

Acceso a la Facultad de Medicina, en un día del pasado mes de octubre.
Acceso a la Facultad de Medicina, en un día del pasado mes de octubre.
Guillermo Mestre

La constante innovación e irrupción de las nuevas tecnologías está provocando brechas difícilmente salvables entre las necesidades del mercado laboral y la oferta académica de las universidades. Y, aunque se trata de avanzar todo lo posible, los plazos normativos marcan estas dinámicas. 

Como sostiene el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, "la empresa va a ritmo de ‘rock and roll’, mientras que lo académico va a ritmo de vals". Por eso, acompasar ambos se antoja como uno de los mayores retos para los próximos años. Para lograrlo, el Departamento de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento ya está ultimado el decreto que permitirá "aligerar" la carga autonómica de la tramitación. No obstante, debido a la ley estatal, hay cuestiones que son de obligado cumplimiento para los campus aragoneses.

Para el próximo curso, la Universidad de Zaragoza contará con 66 grados y 63 másteres, pero trabaja en la implantación de otros como Ingeniería Biomédica o Podología y ya tiene la mirada puesta en un "pionero" acuerdo con la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) para impulsar un grado del sector aeronáutico en Teruel, un máster del ámbito de la educación y la comunicación, que se impartirá en Huesca, y una cátedra de la que aún no ha trascendido nada más.

También la Universidad San Jorge (USJ), con 24 grados y nueve másteres, se afana en seguir impulsando su oferta. Este año pondrá en marcha los grados en Ingeniería Biomédica, Ingeniería de la Ciberseguridad e Ingeniería Artificial. Además, la pasada semana presentaron 216 títulos ‘online’, entre los que se encuentran 14 microcredenciales. El campus público, de momento a través de Unita, también trabaja en este modelo de estudios de reducida duración y muy especializados. Y ambas se embarcarán de manera inminente en ampliar las plazas de Medicina para paliar el déficit de facultativos de la Comunidad.

Es la Ley de Ordenación del Sistema Universitario (LOSU) la que va a marcar el devenir de los próximos años. Preocupa, entre otras cuestiones, cómo se financiará el incremento de costes de personal a consecuencia de la reducción de horas lectivas marcadas por la nueva norma, cifrado hace apenas dos meses por Mayoral en alrededor de dos millones de euros solo el primer año. La aspiración de esta legislación era destinar, como mínimo, un 1% del PIB  a la Universidad. De momento, en el seno de la Conferencia General de Política Universitaria (CGPU) se ha creado un grupo de trabajo para el estudio del coste real de la implantación, de cara a solicitar una partida concreta en los Presupuestos Generales del Estado al Ministerio de Hacienda para soportar el incremento de costes de su implantación.

También supondrá cambios en la normativa interna, como es la elección del rector. No obstante, la Universidad de Zaragoza, principal afectada en Aragón al ser una institución pública, pretende abordar estas cuestiones en su reforma estatutaria, que se espera que esté finalizada el próximo año. Además, quedan pendientes desarrollos normativos relativos a diferentes cuestiones como el relacionado con el Personal Docente e Investigador (PDI).

Con acuerdo hasta 2026

En el ámbito económico, la Universidad de Zaragoza y la DGA cuentan con un acuerdo de financiación que se prolonga hasta 2026 y que tiene por objetivo –aunque no recogía el aumento de costes de personal de la LOSU– cubrir el 100% de la financiación básica. De este modo, el Gobierno que pueda resultar de las elecciones tendrá un tiempo para analizar la situación y empezar la negociación del siguiente contrato-programa, en el que, además de los costes ordinarios del campus, la construcción de la Facultad de Medicina cobrará gran protagonismo. De momento, ya tiene asignados 9,25 millones de euros para la primera fase de rehabilitación, pero el resto quedará pendiente.

En el acuerdo actual, además, se incluyen 10 millones de euros para los institutos de investigación, que aunque aporta "certidumbres" al campus público, no solventa sus necesidades. El rector siempre ha reconocido el "esfuerzo" del Gobierno de Aragón al respecto y la buena posición de la Universidad respecto a la captación de fondos europeos, pero reclama otro planteamiento para conseguir una investigación más "rupturista". En la actualidad, cada determinados años hay que defender los avances logrados para mantener la financiación. Esto provoca que una parte no arriesgue todo lo que podría para asegurar la continuidad del proyecto. Por ello, Mayoral sería partidario de un modelo "con financiación basal" que permitiera este tipo de ciencia más innovadora.

La implicación de las empresas también es clave, y en una Comunidad con gran mayoría de pymes, los clústeres se antojan como una alternativa de elevado valor. Tanto para colaborar en la investigación como en la puesta en marcha de nuevas titulaciones, especialmente, aquellas relacionadas con la formación a lo largo de la vida. De hecho, el campus público va a aprobar próximamente este tipo de títulos.

Y, en este punto, la transversalidad parece que se va a convertir en una de las palabra clave de futuro, puesto que las empresas demandan profesionales que tengan conocimientos en varias áreas.

Objetivo: sumar

Otra de las claves de los últimos años son las buenas relaciones existentes entre la Universidad de Zaragoza y la USJ y también con la consejería correspondiente del Gobierno de Aragón, después de que hubiera ciertas tensiones –que incluso acabaron en los tribunales– en el pasado. Ambos campus confían en seguir creando talento y además atraerlo a la Comunidad. "Mantener esta estrecha colaboración con el Gobierno de Aragón solo puede redundar en beneficio de la población, ya que nos permitirá empezar y continuar proyectos cuyo objetivo no es otro que mejorar la sociedad en la vivimos educando mejor, haciendo mejor ciencia y formando a mejores profesionales", recuerdan desde la USJ.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión