Aragón
Suscríbete por 1€

Montepino invertirá 67 millones en levantar tres naves en Malpica en menos de dos años

Amplía su operación logística para edificar un tercio más de superficie hasta alcanzar 212.000 m2. Asumirá el derribo de la Universidad Laboral, con un coste adicional de casi seis millones.

La Universidad laboral, sentenciada. El Gobierno central y el aragonés acaban de anunciar que este conjunto arquitectónico (de Manuel Ambrós Escanellas) será demolida. Adiós a un complejo con aulas, residencias, talleres, zonas de ocio y deportivas...
La Universidad Laboral, en Malpica.
Guillermo Mestre

La promotora aragonesa Montepino ha decidido ampliar su operación logística en Malpica con una tercera nave dedicada al almacenamiento y distribución, que eleva la inversión a 67 millones de euros y cuya construcción pretende tener lista en menos de dos años. Aunque sus responsables aseguran que aún no han cerrado ningún acuerdo para su arrendamiento, ya cuentan con el proyecto básico de edificación de las tres plantas, que suman 212.203 metros cuadrados construidos, un tercio más de la previsión dada a conocer la pasada primavera.

La compañía asumirá, además, el derribo de las instalaciones de la antigua Universidad Laboral sobre la que levantará el nuevo complejo, que implicará una factura adicional de casi siete millones. Este dinero se descontará del precio final de compraventa de los terrenos, que rondará los 30 millones y que se embolsarán el Gobierno de Aragón y la Entidad Pública Empresarial de Suelo (Sepes). A estos costes se deben añadir los gastos generales y financieros de la operación, que incrementará el desembolso hasta los 150 millones estimados.

Esta operación está declarada inversión de interés autonómico y la DGA la tramita por la vía de urgencia como Plan de Interés General de Aragón, lo que permitió en un tiempo récord aprobarlo inicialmente, concretamente hace una semana. Esto incluye el proyecto de derribo de la Universidad Laboral, de unos 45.000 m2 y cerrada desde 1997, así como toda la documentación urbanística: los proyectos de urbanización, edificación, reparcelación y estudio ambiental estratégico.

El grado de definición es equiparable a un plan parcial y se ha hecho cargo el propio Gobierno de Aragón, mientras que el de construcción se ha encargado la promotora para ajustarse a las futuras necesidades.

Fuentes del Ejecutivo autonómico explicaron que el periodo de alegaciones se alargará este mes, el Ayuntamiento de Zaragoza tendrá otro para emitir su informe y luego se remitirá al Inaga para que, a su vez, en dos meses haga su valoración ambiental. Si no hay imprevistos, el PIGA se aprobará definitivamente a principios de 2023, aunque aún habrá que esperar otro mes a la inscripción en el registro de las nuevas parcelas resultantes de la reordenación de la Universidad Laboral. Esto hará posible formalizar el contrato de compraventa.

Las obras, antes de primavera

De este modo, Montepino será el titular del suelo antes de que acabe el primer trimestre del 2023 y podrá acometer el derribo de la Universidad Laboral. Estos trabajos se alargarán siete meses, pero se podrán compatibilizar con el movimiento de tierras y los trabajos previos de cimentación, puesto que los edificios a demoler no ocupan toda la pastilla, que alcanza los 413.345 m2.

Por su parte, las administraciones se harán cargo en una sola etapa de las obras de urbanización, que se limitan a la zona verde prevista, de 28.463 metros cuadrados y con un coste de ejecución por contrata de 410.098 euros. "No se requiere ejecución de otro tipo de obra, ni siquiera de conexión con los sistemas urbanos ya existentes fuera del ámbito, por cuanto tales conexiones ya están ejecutadas desde hace más de 55 años", explicita la documentación oficial.

No obstante, la DGA y Sepes estiman el coste económico de sus obligaciones en algo más de un millón, una cifra de la que 100.000 euros corresponde a la redacción del proyecto de urbanización y el dinero restante corresponden a las obras (más del doble de lo que figura en el documento urbanístico). La diferencia se podría deber también a que el ámbito de la actuación incluya otra manzana anexa de 54.841 m2, ajena a la operación con Montepino. Allí se reserva Sepes un solar para usos lucrativos de 25.835 m2 con el fin de atraer a otra empresa y se entregará otro de 20.981 m2 al Ayuntamiento para cumplir con la cesión obligatoria que marca la ley. De la misma forma, recibirá 8.025 m2 para futuros equipamientos.

En total, la promotora necesitará menos de dos años para edificar las tres naves, que podrían estar listas para entregar a mediados de 2024. Eso sí, los futuros inquilinos deberán acondicionarlas a sus necesidades, que podría requerir otros 75 millones.

Si en la presentación pública se planteó la creación de unos 2.500 empleos con dos naves de 158.000 m2, este número se podría incrementar "ligeramente" al crecer un tercio la superficie construida a 212.203 m2 y, sobre todo, incluirse un tercer almacén. Fuentes oficiales de la promotora indicaron que este ajuste busca "darle más flexibilidad al proyecto".

A expensas de la concreción de los proyectos empresariales que se asienten en el complejo de Montepino, lo que está claro es que el tamaño de las naves apuntan a un elevado número de empleados, aunque se automaticen parte de las tareas. De hecho, se van a acondicionar 1.063 plazas para vehículos ligeros, algo superior al número que le correspondería para cumplir la normativa (1.062). Además, contará con 224 adicionales para carga y descarga de furgonetas y camiones distribuidas entre muelles y plazas de aparcamiento.

Solo superada por Inditex

La nave logística de mayor tamaño, de 141.640 metros cuadrados construidos, será la segunda más grande de Aragón, únicamente superada por la Plataforma Europa, de Inditex en Plaza en poco más de 10% de superficie. El movimiento de mercancías se prevé más que importante a tenor de los 123 muelles de carga y descarga que ocuparán por completo dos de las fachadas. Su construcción se ha valorado en casi 47 millones.

El segundo almacén tendrá 54.269 m2 y dispondrá de otra fachada dedicada a la recepción y entrega de mercancías, para lo que se acondicionarán otros 54 muelles. El coste de su edificación asciende a 14 millones.

La operación se completa con una tercera nave de menor tamaño en comparación, pero aún así ocupará 16.293 metros cuadrados. En este caso, contará con 20 muelles y el presupuesto se eleva a 5,8 millones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión