Aragón
Suscríbete por 1€

negocios familiares

Casbas, cinco generaciones trabajando el textil en Bolea

Especializados ahora en el diseño y venta de ropa técnica de montaña, los actuales dueños de la empresa son los primos Jesús y Fernando, tataranietos de los fundadores.

Los hermanos Fernando, a la izquierda con bata azul, y José María Casbas, en la sastrería de Bolea.
Los hermanos Fernando, a la izquierda con bata azul, y José María Casbas, en la sastrería de Bolea.
Heraldo.es

la relación de la familia Casbas con el mundo textil se remonta a cinco generaciones atrás, cuando el tatarabuelo de los actuales dueños de esta empresa oscense se dedicaba a confeccionar trajes de la época y regionales. Lo hacía desde su casa de Bolea, pueblo de la Hoya de Huesca donde sigue asentada lo que ahora es una compañía. Al frente están ahora los primos Jesús y Fernando Casbas, tataranietos de quienes se introdujeron por primera vez en la costura.

Desde entonces han pasado muchos años y no solo ha cambiado la forma de confeccionar ropa, sino también el modelo de negocio de Casbas. A quien más recuerdan Jesús y Fernando es a su abuelo Jesús, que era el sastre del pueblo. En aquella sastrería, desde bien jóvenes colaboraban sus hijos, José María y Fernando, hasta que entre mediados de los 50 y principios de los 60 del siglo pasado deciden dar un giro a su actividad. “Dejaron la sastrería y montaron una empresa centrada en la fabricación de sujetadores de mujer”, recuerda Jesús.

Jesús, a la derecha, y Fernando Casbas son primos y la quinta generación de la familia dedicada al textil.
Jesús, a la derecha, y Fernando Casbas son primos y la quinta generación de la familia dedicada al textil.
Heraldo.es

Así es como se puso en marcha una fábrica textil en Bolea que daba trabajo a 40 ó 50 personas en un pueblo de unos mil habitantes. Con los años fueron diversificando sus creaciones y especializándose en ropa técnica de montaña. Por el camino, trabajaron para grandes marcas como Adidas, Mango o Burberry. Pero a principios de los 2000 llegó el cambio. “La mano de obra en España ya era cara para confeccionar prendas y las firmas se llevaron estos trabajos a otros países. A raíz de aquello, empezamos a fabricar nuestra propia ropa de montaña con la marca Mountain of Winter”, relata Jesús.

Esta marca es el buque insignia de Casbas y, dentro de ella, tienen un producto estrella, el pantalón de treking. Esta y el resto de piezas de su catálogo se venden en tres tiendas físicas y también online. Uno de los establecimientos está en Bolea, y actualmente está concebido como un outlet. Otro está en Huesca, en una nueva ubicación más céntrica (plaza San Lorenzo, 2) desde finales del año pasado. El tercer punto está en el Pirineo, en Sallent-Formigal, donde se trata de cubrir las necesidades de cualquiera que pase por allí. “Hay cosas para senderistas, para quienes hacen running, para la familia que sale con niños y se pone a llover, artículos de camping…”, enumera Jesús.

Casbas se especializa en ropa técnica de montaña, con el pantalón de treking como producto estrella.
Casbas se especializa en ropa técnica de montaña, con el pantalón de treking como producto estrella.
Heraldo.es

Ventas online desde hace diez años

Hace diez años, los primos Casbas decidieron dar el salto al comercio electrónico. Desde entonces, la web no ha parado de cambiar, de modificarse y de actualizarse según las nuevas tendencias y necesidades. Por eso, actualmente, la tienda online sigue siendo uno de los objetivos prioritarios de la compañía. “Vendemos sobre todo a España, donde tenemos muchos clientes recurrentes, y también enviamos productos a Italia, Francia, Portugal y, en menor medida, a Latinoamérica”, explica. Además de al cliente particular, Casbas también suministra ropa técnica a medida para forestales, bomberos o protección civil, entre otros colectivos.

Actualmente, la empresa tiene seis personas en plantilla, entre los encargados de las tres tiendas y quienes se ocupan de hacer los diseños de las prendas. Para su confección, se subcontrata el trabajo a cooperativas y, remarca Jesús, “todo se fabrica en España”. Una vez confeccionada la prenda, el acabado, etiquetado, embolsado y envío se hace desde Bolea.

Tienda de Sallent
Tienda de Sallent
Heraldo.es

Aunque Jesús y Fernando ya no están tan en contacto con la confección en sí, han crecido prácticamente entre telas y máquinas de coser desde que nacieron y han podido vivir los cambios en el sector. “Antaño se cosía a mano o a pedal. Después llegaron las máquinas eléctricas y ahora hasta los cortes y los patrones son automáticos. Con las nuevas tecnologías todo cambia”.

Lo que no ha cambiado es la pasión por el textil que sienten estos dos primos, la quinta generación de los Casbas que sigue manteniendo viva la herencia familiar. “He vivido 20 años por el mundo, diez de ellos en Valencia, y ahora vivo en Bolea con mi familia. Por circunstancias laborales hemos vuelto al pueblo y a mis orígenes, algo que siempre me había rondado la cabeza”, asegura Jesús. Ingeniero industrial de profesión, ha trabajado en el mundo náutico y ahora es el socio-administrador de Casbas. “Esto lo llevo en la sangre y por mi pueblo y mis raíces no podía sino estar apoyando el negocio familiar”.

Tienda de Huesca
Tienda de Huesca
Heraldo.es

Su primo Fernando es el CEO de la empresa y, juntos, ven cómo su empresa crece y se adapta a los nuevos tiempos y las necesidades. Para dar fe de ello no hay más que mirar unos meses atrás, con la pandemia. “Pasamos unos primeros 15 días muy malos pero después nos reinventamos y empezamos a fabricar distintos tipos de mascarillas. Hicimos miles y miles, y también distribuimos Epis o geles hidroalcohólicos”, recuerdan. Las tiendas, por su parte, tampoco se resintieron mucho, ya que se vieron beneficiadas por los cierres perimetrales que impedían a los vecinos salir. “Dentro de que fue una tragedia, a nivel de negocio acabamos contentos”.

Con aquel capítulo más que cerrado, Jesús y Fernando centran ahora sus esfuerzos en seguir potenciando la web y la presencia en redes sociales. En la parte offline del negocio, quieren dar un lavado de cara a la tienda Sallent-Formigal y, en general, seguir avanzando con las nuevas tecnologías. Lo hacen desde su Bolea natal, el pueblo que les vio crecer y de donde viene su pasión por el textil. El pueblo al que Jesús ha regresado, 30 años después, para poder también compartir aquellos orígenes con sus hijos y quién sabe si garantizar que una nueva generación de Casbas mantenga viva la saga familiar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión