Aragón
Suscríbete por 1€

El perfil de alumnos en las autoescuelas cambia y los jóvenes tardan más en sacarse el carné

Según datos de la DGT, tan solo el 54% de los menores de 34 años tienen el permiso para conducir coches.

Jara Andía, la alumna de la autoescuela Autius, en una de sus clases de conducción, ayer. Jose Miguel Marco
Jara Andía, la alumna de la autoescuela Autius, en una de sus clases de conducción, ayer. Jose Miguel Marco
José Miguel Marco

El verano es la temporada alta del turismo, la hostelería y también de las autoescuelas. Estos meses son ideales para muchos jóvenes que deciden sacarse el permiso de conducir, aprovechando el tiempo libre de las vacaciones estivales. «Nuestro mes por excelencia siempre ha sido junio», explicaba Marta Gómez, responsable de marketing de la autoescuela Autius.

Las matriculaciones aumentan en junio, cuando los jóvenes planifican su verano y encuentran un hueco para decidir obtener el carné de conducir. Aunque parece ser que hace unos años la tendencia que primaba eran los chicos y chicas que cumplían los 18 años y ya se ponían manos a la obra para sacarse el permiso B, en este último tiempo la realidad es otra. «El perfil de gente que se apunta ha cambiado, ahora los jóvenes esperan más y cada vez son más mayores las personas que deciden sacarse el carné», apuntaba Eduardo Colell, director de Autoescuelas K.

Una observación que la DGT confirma en los últimos datos publicados, donde afirman que el 52% de los menores de 34 años no tienen carné de conducir. Una estadística que va a la baja, en el 2000, el 88% de las personas que aprobaron el permiso tipo B estaba entre la franja de edad de 18 y 29 años, y en 2019 ese porcentaje ya era el 68%. El interés continúa disminuyendo. Uno de los motivos, explica Colell, es que el coche ya no se ve como «un símbolo de libertad». «Muchos jóvenes esperan porque ahora se mueve de otra forma, ya no es una prioridad hasta que por ejemplo, te lo exigen para trabajar o encuentras una estabilidad para obtenerlo», reconocía.

El verano es una buena oportunidad pero este año se ha notado una pequeña bajada en cuanto a las matriculaciones de la época estival habitual, lamentaba Gómez. «Junio no deja de ser la época más fuerte, pero no ha sido un mes habitual, quizá la situación económica y a la vuelta de la normalidad del verano haya afectado al número de alumnos que suelen matricularse», relataba Gómez. El factor que más afecta a estos negocios es el precio del carburante. «Uno de los costes más importantes que tenemos las autoescuelas es el gasolina y el precio nos ha afectado en la cuenta de resultados», subrayaba Colell, el director de Autoescuelas K.

En Cierzo, las matriculaciones han sido buenas, explicaba la administrativa de la autoescuela, Eva Santiago: «Ha sido un buen verano respecto a matriculaciones, la gente está predispuesta a sacarse el carné». La vuelta de las vacaciones y la reapertura de tráfico volverá a llenar las escuelas de alumnos que antes de volver a la rutina aprovecharán la última semana de agosto y el mes de septiembre para obtener su permiso. «La semana que viene vendrá todo el mundo y habrá un alto rendimiento, coincidiendo con la apertura de tráfico y la vuelta de vacaciones», aseguraba Santiago. Además, muchas autoescuelas, desde el inicio de la covid, han implementado otro tipo de modalidad formativa que permite a los alumnos más libertad: «Desde la pandemia hay una amplia demanda porque el formato online facilita al alumno el estudio del apartado teórico», añadía Santiago.

Una de las jóvenes que se ha animado a estudiar el carné del permiso B –de coche– durante el verano es Jara Andía, que ya se examinará el próximo martes. La estudiante de Relaciones Internacionales, de 19 años, explicaba que decidió estudiar la prueba teórica durante el curso escolar para así poder aprovechar el verano para preparar el examen práctico. Jara destaca la comodidad que da tener el permiso para no depender de nadie. «Estudio en Madrid y creo que me va a dar mucha independencia, además, cuando vuelva a Zaragoza no tendré que depende tanto de mis padres para que me lleven a un lado a otro», detallaba. La joven admite que no se lo pensó dos veces a la hora de animarse empezar a estudiar el carné de coche: «En cuanto cumplí los 18 ya hice el teórico», concluía.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión