Aragón
Suscríbete por 1€

Temperaturas

El calor se intensifica y podría romper los récords de Zaragoza, Huesca y Teruel para el mes de mayo

El punto álgido llegará este fin de semana con noches tropicales y valores cercanos a los 40 grados en la capital.

Aragón podría batir en los próximos días sus récords históricos de calor para el mes de mayo. Las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) apuntan a máximas de hasta 40 grados en Zaragoza de cara al sábado y al domingo, de 38 en Huesca y 36 en Teruel.

El calor de las últimas horas irá in crescendo, y esta vez no habrá cierzo que lo remedie. Tanto es así que las mínimas podrían no bajar de los 20 grados en muchos puntos del territorio, dando lugar a noches tropicales que, como señaló el delegado territorial de la Aemet en Aragón, Rafael Requena, son cada vez más frecuentes. Tampoco se prevén tormentas que ayuden a aliviar la situación.

La Aemet activó ayer la prealerta por altas temperaturas en parte de la Comunidad, y no se descarta que eleve el nivel hacia finales de semana, cuando probablemente se superarán los 39 grados que marcan la ‘frontera’ entre el nivel amarillo y el naranja (alerta).

Las marcas a batir son los 36,5 grados de máxima absoluta que se alcanzaron en Zaragoza el 29 de mayo de 2001, los 35,1 de Huesca (2015) y los 35,8 de Teruel (2015).

Requena ve "bastante probable" que se alcancen temperaturas de récord en estos y otros puntos del territorio, un hecho que contrasta con lo vivido en abril, un mes calificado de "frío" y "húmedo" por la Agencia Estatal.

Ya ayer, Fraga marcó la máxima de Aragón con 34 grados, mientras que Zaragoza llegó a los 33,6 y tanto Caspe como Barbastro rebasaron los 33. Ningún municipio aragonés se coló en el ranquin nacional, liderado por los 35 grados que se registraron en zonas de Huelva, aunque esto podría cambiar en cuestión de horas.

Las previsiones auguran que en puntos como Zaragoza capital será especialmente difícil conciliar el sueño. Las mínimas no bajarán hoy de los 19 grados, y mañana podrían quedarse en los 20, una tendencia que se mantendrá para lo que resta de semana.

"Hasta ahora han sido más normales, pero esto va a cambiar. Antes apenas había noches tropicales al cabo del año, y ahora las tenemos hasta en mayo", comentó Requena.

Un episodio "excepcional"

Este episodio, que va a obligar a extremar las precauciones en media España, tiene un carácter "excepcional" y obedece, según el delegado territorial de la Aemet, a una situación anticiclónica estable en superficie y en niveles medios y altos. Su punto álgido se producirá "entre el viernes y el domingo". La masa de aire africano –muy cálido y seco– dejará temperaturas más propias de los meses de julio y agosto y podría arrastrar nubes de polvo que ya han puesto en alerta a varias comunidades. La más fuerte de este 2022 tiñó en marzo los Pirineos de marrón, contabilizándose desde entonces otros dos o tres episodios más suaves, según Requena.

Este es el único elemento que podría ayudar a mitigar la situación, con cielos nubosos que, aunque no evitarían la sensación de calor, harían que la Comunidad lo tuviese más difícil para alcanzar finalmente los 40 grados. No obstante, la verdadera tregua no vendrá, previsiblemente, hasta el martes. Para entonces, los valores podrían dar un pequeño respiro, aunque seguirían por encima de los 30 grados.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión