Aragón
Suscríbete por 1€

Nace Culturural, la aventura que abandera Urriés e involucra a Sarnago y Burgui

La localidad zaragozana albergará la oficina física de este proyecto, que dibuja un modelo de gestión cultural y turística de vocación proactiva y une el esfuerzo del enclave cincovillés con las localidades de Soria y Navarra

Urriés es un hervidero de eventos culturales, en el que destaca su documental histórico '921'.
Urriés es un hervidero de eventos culturales, en el que destaca su documental histórico '921'.
A. U.

La localidad zaragozana de Urriés anunciaba hace unas semanas la inminente creación de una ‘entente cordiale’ y cultural entre tres pueblos cercanos de tres provincias (y comunidades autónomas) diferentes. Burgui (Navarra) y Sarnago (Soria) eran los otros dos vértices de este triángulo entusiasta y empático a la hora de apoyar las necesidades e ilusiones de los demás socios en la aventura, que desde ahora ya tiene nombre público: Culturural. Los grupos directamente involucrados son La Kukula de Burgui, Amigos de Sarnago, la Asociación Regín de Urriés y el Ayuntamiento de la localidad de las altas Cinco Villas.

El proyecto nace con la idea de convertirse en algo permanente y, si se tercia, ejemplar para otros afanes similares. Lo ha redactado Pilar Saura, de la firma Ruraltific, y se han solicitado 601.000 euros para el desarrollo en tres años. “Nos hemos presentado como proyecto a una subvención importante que tenía unas directrices muy marcadas -explica Armando Soria, alcalde de Urriés- y había que ser prudentes a la hora de airear el contenido de la idea hasta que no concluyera el plazo de presentación. Hoy ya podemos dar más detalles de Culturural, un programa que busca una trascendencia diferente: se articula además sobre la creación de una oficina que regule y analice todo lo que se plantea, supervise su ejecución y facilite la continuidad del proyecto”.

Esa oficina estará físicamente en Urriés y, de momento supone la creación de un puesto de trabajo directo. “También los habrá indirectos en la parcela de la contabilidad y la asesoría, aunque quizá acaben siendo directos en el futuro; seremos transparentes al 100% en la justificación de cada movimiento contable. Además, queremos que Culturural sea un portal de apoyo, y convertir nuestras experiencias en sugerencias o inspiración para otros pueblos con menos de 3.000 habitantes, incluso muchos menos como es el caso de los implicados en esta aventura”.

El pasado sábado 30 de abril, Urriés vivió una jornada solidaria con Ucrania que contó con actuaciones musicales de todo tipo, desde cuadros de jota al rock del jacetano Cuti o el zaragozano Yago Alonso. Es una muestra más de las numerosas actividades culturales que ha organizado Urriés en el último lustro, normalmente aunando una causa o meta concreta con el mero afán de la divulgación y promoción cultural, sin perder nunca de vista el objetivo de mantener el foco encendido sobre la vida en los pueblos pequeños y la importancia de trabajar a fondo para mantenerlos vivos.

“Con Culturural -apunta Soria- vamos más allá de la organización de actividades: es un canal continuo de trabajo, un flujo de movimiento. Dejamos de ser cuatro entidades afines en tres pueblos para convertirnos en una agrupación, donde sumamos nuestras fuerzas y personalidades sin perder los personalismos. Crecer, aportar y sumar, para transmitir; es la finalidad, y nuestra inteligencia colectiva es el medio para lograrlo. Queremos estudiar, analizar y escalar una nueva experiencia de Turismo Cultural Rural en España, integrando turismo rural, cultural, naturaleza y eventos”.

El alcalde de Urriés insiste además en un apartado del proyecto que califica de importantísimo. “Se trata de la comunicación, coordinación y digitalización de todas las experiencias. Queremos crear una Big Data de experiencias de turismo rural, descargables en forma y fondo, para que todo sea replicable con estudios previos que cuenten el cómo y el porqué y que cada aventura no sea una experiencia en solitario para ninguna pequeña población. Llevamos ya tres o cuatro años hablando de España vacía, vaciada, despoblación….ha llegado el momento de crear herramientas útiles, lejos de Madrid o las capitales de provincia, que analicen, investiguen y actúen de verdad, desde el epicentro del ‘terremoto’, porque ese terremoto existe”.

Las dos grandes metas de Culturural

En el proyecto se han establecido una serie de pasos productivos, resumidos en dos metas. Para crear un nuevo ecosistema de infraestructuras que apoye las iniciativas turísticas culturales en el medio rural, se creará una Oficina Rural de Innovación y Creatividad (ORIC), para generar así una Plataforma Digital de Destinos Culturales Rurales y un Plan de Comunicación y Difusión Integral del proyecto.

Los músicos aragoneses Cuti y Yago, el pasado sábado 30 de abril, actuando en Urriés.
Los músicos aragoneses Cuti y Yago, el pasado sábado 30 de abril, actuando en Urriés.
A. U.

La segunda gran meta es desarrollar tres experiencias de turismo rural basadas en los casos de éxito de tres entidades de la llamada España vaciada, potenciando las fortalezas de Urriés, Burgui y Sarnago. El enfoque se diversifica asi en dos líneas que, por otra parte, persiguen metas comunes y comparten herramientas. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión