Aragón
Suscríbete por 1€

hosteleria 

Los secretos del Hotel Hideaway de Canfranc: lujo, emociones e historia

El Grupo Barcelo prepara el estreno de este nuevo establecimiento para diciembre. El diseño será del siglo XX pero con el confort más exigente.

Recreaciones del nuevo hotel de la Estación de Canfranc

El Grupo Barceló pretende abrir a finales de año el futuro Hotel Royal Hideaway en el edificio que ocupó la Estación Internacional de Canfranc (desde 1928), y quiere que “la historia” vivida en este lugar durante el siglo trascurrido, así como su papel en la Segunda Guerra Mundial y el paso del oro nazi, sea su “alma” y aporte “valor emocional”.

Así lo define José Luis Fernández, director del área España norte de Barceló Hoteles, y además anuncia que la voluntad de la empresa es “abrir los doce meses del año”, con la necesidad de fomentar “esa demanda” para un centro hostelero especial de cinco estrellas de gran lujo.

Desde la ubicación al diseño 

“Conocer este hotel va a ser una experiencia ligada a la historia”, sostiene José Luis Fernández. Esa singularidad va a estar marcada por su "especial ubicación" y la  hecho de que fue la segunda estación ferroviaria más grande de Europa después de su inauguración en 1928, a la que acudió el rey Alfonso XIII,  el general Miguel Primo de Rivera y el presidente de la República Francesa Gaston Doumergue. De aquella solemne ceremonia quedan las imágenes grabadas por Antonio Tramullas, que se conservan en la Filmoteca Española, y otra grabación que realizó Charles Pathé y fue descubierta en 2019.

Inauguración Estación de Canfranc
Inauguración de la Estación de Canfranc
ARCHIVO HERALDO

Como uno de los "puntos diferenciales" para los "huéspedes" (así los denominan a los clientes los hosteleros) el primero es "el valor emocional" y "el sentimiento" que genera entrar en un hotel tan singular "por su ubicación" en el centro del Pirineo aragonés, tanto por haber sido una estación ferroviaria como por su entorno. "Son los primeros elementos del Hotel Royal Hideaway", detalla el responsable de Barcelo Hotel Group. De hecho, disponen de otro hotel de esta calidad en Las Palmas de Gran Canaria (el Santa Catalina) y la manera de diferenciarlos es su entorno único en medio de las montañas pirenaicas.  

A la importancia de la ubicación, los empresarios aportarán también la "calidad en la excelencia del servicio, la gastronomía y el proyecto de diseño" realizado. 

"Se pondrá en valor la importancia del edificio, se evocará cómo fue la inauguración en 1928 y se han fijado hasta en los trajes regionales de la zona, lo que eran los trenes del siglo pasado o las telas que se utilizaban", agrega. De hecho, el vídeo que ha realizado la empresa tiene mucha relación con la "historia del lujo" de la época.

Una piscina climatizada y una biblioteca

Las 104 habitaciones que dispone el futuro hotel se separarán en dos plantas. Habrá cuatro suites de lujo, distribuidas en el primer y segundo piso. En la planta baja se podrá disfrutar de una zona "wellness" con una piscina climatizada o spa, además de un gimnasio y una biblioteca. "Tiene que atraer a un cliente muy especial, internacional y de alto poder adquisitivo, un cliente muy exigente al que debemos ofrecer las mayores comodidades", apunta. 

Además, el histórico vestíbulo que será utilizable por todos los visitantes de Canfranc "albergará la recepción del hotel". Se busca que haya clientes de negocio o eventos y presentaciones de productos que busquen lugares muy singulares.  

Aunque el diseño se centra en el siglo XX, la calidad de las habitaciones tendrá lo más avanzado con el "mayor confort", utilizando la mejor madera y las mejores firmas. "Aunque el diseño evoque el siglo XX, la calidad del confort será lo más avanzado del siglo XXI", precisa Fernández.      

Un restaurante con estrella Michelin

Otra de las apuestas fuertes para el futuro hotel de Canfranc es la gastronomía. El objetivo es que el restaurante llegue a conseguir una estrella Michelin como un símbolo para posicionar Canfranc dentro de la comercialización internacional para sus futuros clientes.

"La experiencia gastronómica es muy importante para los clientes", señala el responsable de la empresa. El objetivo es que el nivel gastronómico "nazca de personas aragonesas cercanas al terreno" para "desarrollar la zona" con "la consolidación de la población" y la "cultura" de la comida en Aragón. 

"La gente que viene al Pirineo quiere descubir cómo se vive aquí Por eso se busca el talento que hay en la zona y dé un paso adelante en el trabajo, con una experiencia más auténtica para el cliente", concluye. "Nadie mejor que uno que vive en la zona para contarte cómo se vivía en Canfranc". 

La empresa avanza que pueden llegar a contratar a 150 personas para la puesta en marcha del hotel de lujo. El hecho de que permanezca abierto todo el año supone  una revolución en el Pirineo donde se suele vivir de la nieve en invierno y en los meses de verano. "Un hotel de esta calidad necesita muchos más servicios que otros y eso implica mano de obra", señala. "Lo primero que tenemos claro es que buscamos talento local para valorar a los que están formados en Aragón y además quieren quedarse".   

La empresa Barceló Hotel Group es una de las 30 cadenas hoteleras más grandes del mundo, que cuenta con más de 55.000 habitaciones y 30.000 empleados, y que ahora gestiona 270 hoteles en 24 países de todo el mundo. De ellos, 85 están en España. Pero como la categoría especial de Canfranc solo tienen 9 en todo el mundo (cinco en España), lo que le va a convertir en “un lugar emblemático para toda Europa”.

        

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión