Aragón
Suscríbete por 1€

Medio Ambiente

PP y PSOE elevan el tono a costa del regadío incluido en el Plan del Ebro

Los populares critican que "se pierdan" 160.000 hectáreas y los socialistas les acusan de "mentir y exagerar".

Una explotación agrícola de regadío en la Comunidad aragonesa.
Una explotación agrícola de regadío en la Comunidad aragonesa.
R.A.A.

PP y PSOE endurecieron ayer el tono a costa del regadío incluido en el nuevo Plan Hidrológico del Ebro. Los populares criticaron que "se pierdan" 160.000 hectáreas y 30 obras de regulación, mientras que los socialistas cargaron contra "las mentiras, las exageraciones y los exabruptos" del PP, tachándoles de "poco serios" y pidiéndoles "que recapaciten" y se centren.

El portavoz del partido conservador en materia de Agricultura, Ramón Celma, aseguró que el nuevo plan "perjudica el desarrollo" de la Comunidad, ya que le resta capacidad de gestión en un recurso tan importante y escaso como el agua. "Se deniegan proyectos como los regadíos sociales de la comarca de Sobrarbe, los del río Guadalope, hasta 2.700 hectáreas de Les Puntes en Fraga o los regadíos de la atalaya de Pina de Ebro", aseveró.

Los populares acusaron al Ejecutivo de mezclar datos del anterior plan de cuenca con el actualmente en tramitación en beneficio propio y criticaron que el PSOE de Pedro Sánchez y Javier Lambán haya "dinamitado" el consenso existente en materia hidráulica. "En el anterior plan, PP, PSOE y PAR votaron a favor. Esta vez, el PP se opone y el PSOE vota a favor siendo incoherente con sus principios en materia hídrica. Además, hay un silencio que llama la atención:el del PAR, que no acudió al Consejo del Agua y ni siquiera delegó su voto", dijo.

El PSOE salió inmediatamente a desmentir a Celma, acusándole de tratar de justificar "lo injustificable". El portavoz socialista, Vicente Guillén, recalcó que su partido "no dinamita absolutamente nada", y celebró que, como adelantó este diario, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) haya incluido 9.800 hectáreas de regadío más en el plan 2022-2027. En su opinión, Aragón "sale beneficiado", ya que el proyecto tiene un horizonte temporal claro. "Estábamos acostumbrados a planes de cuenca a 10 o 20 años, una carta a los Reyes Magos con todas las obras habidas y por haber en la que no había concreción sobre las inversiones", manifestó.

Criticó, además, que los populares reclamen 160.000 hectáreas de regadío cuando "durante el Gobierno de Luisa Fernanda Rudi se hicieron cero hectáreas y hubo cero euros de inversión". "En cuatro años, que son los que contempla el nuevo plan, no se van a poder hacer 160.000. Es obvio", afirmó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión