Aragón
Suscríbete por 1€

Llega a Zaragoza un bus con 50 mujeres, niños y ancianos refugiados ucranianos

La iniciativa ha sido financiada por Ágreda Automóvil y Alsa y ahora será la Fundación Cepaim la que se encargará de la primera acogida. 

El bus, a su llegada a Zaragoza en la madrugada del lunes
El bus, a su llegada a Zaragoza en la madrugada del lunes
Heraldo

Un total de 50 refugiados ucranianos llegaron en la madrugada del lunes a Zaragoza tras un viaje en bus de más de 36 horas. La iniciativa, financiada en su totalidad por Ágreda Automóvil y Alsa, surgió a nivel particular ante la necesidad de la asociación Asistencia a la Infancia y la Asociación de Ucranianos Residentes en Aragón (AURA) de ayudar a los menores que han tenido que huir de sus hogares por la guerra. 

En principio, la idea era traer a 23 niños de un orfanato de Cracovia junto a la directora del mismo, un rumbo que se tuvo que cambiar a última hora por problemas burocráticos. Finalmente han sido medio centenar los desplazados que han llegado a la capital, que han pasado las primeras horas en un albergue de la calle de los Predicadores.

El bus salió el miércoles de Zaragoza con comida, mantas y material humanitario y con tres conductores con vistas a garantizar que pudieran ir rotando y acortar la duración del trayecto, que terminó a las 2.00 del pasado lunes. Todos llegaron a la capital “sanos y salvos”, la mayoría con intención de quedarse en Zaragoza, aunque media docena marcharon ya ayer a Barcelona y a otros tantos pasarán a recogerles familiares de otras comunidades como Andalucía. 

Las últimas semanas las habían pasado en un pabellón en Varsovia en el que organizaciones como Bomberos Sin Fronteras garantizaron su atención y les dieron un techo. Entre ellos había, fundamentalmente, mujeres -una de ellas en silla de ruedas- y niños, aunque también hombres de edad avanzada y mascotas. Concretamente, un perro, un gato y un hámster. 

En adelante será la Fundación Cepaim la que se encargará de su primera acogida y de ayudarles a solicitar el permiso de protección temporal, que les permitirá acceder a la cartera de servicios sanitarios, educativos y sociales de Aragón y entrar en los ‘circuitos laborales’.

Además del apoyo de la compañía de autobuses también ha sido fundamental la ayuda de la propia Asociación de Ucranianos Residentes en Aragón, que consiguió subir al bus un voluntario ucraniano que “sabía polaco” e hizo de intérprete.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión