Aragón
Suscríbete por 1€

CULTURA

La actriz Laura Gómez-Lacueva coquetea con la música sacra

Prepara Lux In Tenebris, un festival en el monasterio de un pequeño pueblo de Cuenca, en el que interpretará textos basados en la liturgia de los oficios de Semana Santa.

La actriz, junto a algunas de los apuntes y recreaciones del nuevo festival.
La actriz, junto a algunos de los apuntes y recreaciones del nuevo festival.
Heraldo.es

No para. Tan pronto es el E.T. oregonés como interpreta un papel principal en lo último de Javier Fesser (‘Historias lamentables’), aparece en la serie ‘El pueblo’ o hace sus pinitos de danza con La Extinta Poética.

La actriz Laura Gómez-Lacueva es del todo inclasificable, con lo que a sus seguidores no les extrañará que el mes que viene vaya a probar suerte con la música sacra. La zaragozana es uno de los principales reclamos de un nuevo festival, llamado Lux In Tenebris, que se ultima estos días en Uclés, un pequeño pueblo de Cuenca de apenas 200 habitantes. Gómez-Lacueva interpretará textos basados en la liturgia de Semana Santa, pero con una visión moderna y entremezclando distintos lenguajes como la música, el teatro o el videomapping. Del 14 al 17 de abril, coincidiendo con la semana de Pasión, se celebrará esta curiosa puesta en escena en la que participan una veintena de artistas de primer nivel.

"Me hace muchísima ilusión participar en este proyecto. Para mí siempre es un honor interpretar los textos de Eusebio Calonge, uno de los mejores dramaturgos de la actualidad", explica Gómez-Lacueva, que considera "un regalo" contribuir con su interpretación a este experimento que trata de remover por dentro al espectador.

"Desearía ver este espectáculo como espectadora y tengo la suerte de hacerlo como actriz"

Esta “modernidad sin complejos” surge de un laboratorio de creación cultural, LaLAB, que dirige David Pérez, ‘alma pater’ e ideólogo de esta aventura. Es la Fundación Fernando Núñez la que se encarga de la gestión del enorme monasterio, que ya con anterioridad habían acogido otras actividades culturales, pero ninguna con esta ambición y envergadura.

Gómez-Lacueva asegura que este nuevo reto no le ha supuesto un cambio de registro porque "en realidad los textos no son bíblicos, sino contemporáneos". "Están inspirados en la liturgia de la Biblia y tienen que ver con la fe, la esperanza y la muerte, pero están totalmente conectados con el siglo XXI", explica. Al haber trabajado ya con Calonge, la actriz tiene muy interiorizada la cadencia poética del dramaturgo, pero sí asegura que lo que le impresiona de la propuesta es "el espacio, el estar en el monasterio con luces, música y ambientación del siglo XVI. Nunca me ha tocado interpretar en un espacio tan singular como este", asegura.

Uclés fue en época medieval cabeza de la Orden de Caballería de Santiago y por eso existe este monasterio gigantesco, un magnífico edificio del siglo XVI, con un claustro precioso, y con muchos detalles renacentistas y barrocas en todas sus estancias”, comentan los organizadores. El monasterio ha tenido muchas vidas -en su día fue seminario y también hospital- y ahora trata de atraer a turistas convirtiéndose también en un actor más de las propuestas de Lux In Tenebris: por sus paredes se podrán ver con “nueva narrativa y tecnología del siglo XXI” las obras pictóricas más importantes de la diócesis.

Recreación de las proyecciones que preparan para el festival.
Recreación de las proyecciones que preparan para el festival.
Heraldo.es

Gómez-Lacueva será la protagonista de la adaptación del ‘Oficio de tinieblas’, que se representará el jueves y viernes santo por la mañana y el sábado santo por la noche. “Es una reelectura, poco tiene que ver con los pasajes bíblicos originales”, explica sobre el texto que firma el dramaturgo de La Zaranda y La Extinta Poética, Eusebio Calonge. "Yo desearía ver este espectáculo como espectadora y tengo la suerte de hacerlo como actriz", añade la intérprete.

Pero, ¿qué era tal 'oficio de tinieblas'? “Antiguamente, desde el siglo V, para conmemorar la muerte de Cristo se apagaban las luces de los templos y se encendía un ‘tenebrario’, un candelabro de 15 brazos con velas que se iba apagando en cada salmo hasta que el templo quedaba a oscuras”. Esta tradición se representa ahora de manera audiovisual hasta que solo quede una vela encendida. En paralelo se podrá escuchar “un duelo inédito” entre los dos grandes compositores del Renacimiento español (Tomás Luis de Victoria y Cristóbal de Morales) y las formaciones La Danserye y La Academia de los Nocturnos improvisarán sobre bases musicales de hace más de siete siglos.

El festival se estructura en cuatro ejes: el Oficio de tinieblas, el Sepulcro, la Vigilia y el concierto de Resurrección. Del sepulcro se ocupará el artista de vanguardia como Federico Guardabrazo, que hace poética digital con proyecciones abstractas generadas a través de ordenador, con música de Álvaro Sardina. La noche del sábado, la de la vigilia, será la más intensa en el monasterio, dado que en cada esquina del recinto habrá actividad: “Es la parte más experimental. cada hora en distintos espacios durante toda la madrugada aparecerán artistas como Cristina Alís Raurich con un organeto renacentista; Pablo Martín Jones, con su experimentación sonora con en las cocinas, o Raúl Cantizano y Los Voluble, que acercarán el flamenco y las saetas”, comentan los organizadores repasando el programa. Por último, el concierto de la Pascua de Resurrección lo ofrecerá el domingo la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid interpretando la novena sinfonía de Beethoven.

El patio del monasterio hará las veces de huerto de los olivos.
El patio del monasterio hará las veces de huerto de los olivos.
Heraldo.es

El lema del festival es ‘Trasciende tus creencias’ porque “no tienes por qué ser creyente para disfrutar de estos espectáculos”, cuyas entradas ya están a la venta en su página web. Lo que será de entrada libre será lo que se vea en el patio, que quedará recreado como su fuera un huerto de los olivos. Ahí se verá el resultado del trabajo de jóvenes artistas que cinco días antes del inicio del festival haya protagonizado las residencias artísticas en Uclés. Están pensadas para estudiantes de danza, sonido, diseño, iluminación… y se idean, igualmente, con la premisa de todo el festival que es prender un foco cultural en un pequeño pueblo de la España interior, que los vecinos prefieren llamar “España latente, porque tiene latido, tiene vida y está a la expectativa”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión