Aragón
Suscríbete por 1€

invasion de ucrania por rusia

La primera guerra del avión A400M de la  Base de Zaragoza 

Desde que Rusia invadió Ucrania, los militares del Ala 31 de Zaragoza han volado ya seis veces a Polonia para transportar ayuda humanitaria y armamento.  

Carga de material de defensa en un avión A400M en la base aérea de Torrejón.
Carga de material de defensa en un avión A400M en la base aérea de Torrejón.
Fernando Villar/EFE

El primer avión militar A400M llegó en diciembre de 2016 a la Base Aérea de Zaragoza para renovar la flota del Ala 31. Y aunque apenas han transcurrido cinco años, la aeronave ya se ha estrenado en un conflicto bélico. Porque desde que Rusia invadió Ucrania, el pasado 24 de febrero, se han efectuado ya seis vuelos a un aeródromo de Polonia próximo a la frontera: cuatro para transportar material humanitario y otros dos para llevar armamento.

La guerra de Ucrania no ha llevado todavía al A400M al interior del país, como sí ocurrió en el rescate de 2.200 afganos en el aeropuerto de Kabul en agosto de 2021 en una operación especialmente arriesgada por el acceso al poder de los talibanes. Como se acordó con la Unión Europea y la OTAN, el Gobierno español decidió enviar armas a la resistencia ucraniana, lo que se ha hecho mediante cuatro vuelos que partieron entre el viernes y el sábado pasados. 

Hasta el polvorín de Albacete

 

Los aviones recogieron 1.370 lanzagranadas contra carros, 700.000 cartuchos para fusiles y ametralladoras, así como una cantidad sin precisar de ametralladoras ligeras. Las aeronaves salieron desde Zaragoza hacia la Base de Albacete, donde el Ministerio de Defensa había llevado el material depositado en el cercano polvorín de Chinchilla. Una vez cargado en el A400M, el armamento se envió hasta la frontera de Ucrania para que lo recogiera su ejército.

Estos cuatro vuelos se suman a los dos que se realizaron el pasado domingo, 27 de febrero, cuando se transportaron 20 toneladas de ayuda humanitaria valorada en 150.000 euros. La carga incluía 5.000 cascos balísticos, chalecos antifragmentación y equipos de defensa NBQ (Nuclear, Bacteriológica y Química).

 

La ministra de Defensa, Margarita Robles, confirmó que el material militar ofensivo que envió España a Ucrania procedía del Ejército de Tierra, pero no quiso desvelar más datos "por razones de seguridad". Robles declaró que "en función de los acontecimientos" se valorará el posible envío de nuevos vuelos y el próximo miércoles comparecerá en la Comisión de Defensa del Congreso.

Esta filosofía del silencio impide manifestarse por ahora a los militares del Ala 31 sobre la primera guerra del A400M. Tras el rescate de Kabul, el teniente coronel José Ramón García Paniagua, aragonés al frente de la unidad, manifestó a HERALDO que aquella misión les puso "al límite", tanto "operativamente" como "emocionalmente". Y Defensa reconoció el esfuerzo al condecorarles.

 

En Afganistán se libraron del macroatentado yihadista del grupo Isis, que provocó más de 170 muertos a las puertas del aeropuerto de Kabul, justo cuando uno de los A400M lleno de afganos y militares salía hacia Dubai. De aquel temor daba cuenta entonces un militar nacido en La Muela en 1970, que vivió las guerras de Bosnia, Afganistán, Iraq, Mali y Chad, subido en el anterior avión Hércules. Tras casi 50 años de servicio, este modelo de fabricación norteamericana fue sustituido en diciembre de 2020 por el A400M, construido por la empresa europea Airbus.

Los militares de las tripulaciones del Ala 31 que van hacia la frontera de Ucrania están acompañados por efectivos del EADA (Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo) para vigilar el operativo y cuentan con una larga experiencia de conflictos armados. De los 14 aviones de este modelo que llegarán a la Base de Zaragoza, de momento disponen de once y un simulador de vuelo, que permite la instrucción de los pilotos en condiciones muy semejantes al vuelo real. Este avión tiene un límite de 37 toneladas aunque la carga media es de 20, que no se ha alcanzado en los traslados de Polonia.

El lema del Ala 31 "Lo que sea, donde sea y cuando sea" refleja su filosofía de trabajo. Y una vez más, la guerra en Ucrania la está poniendo a prueba.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión