Aragón
Suscríbete por 1€

Polémica por el "recorte" de ambulancias que prestan servicio en el medio rural de Aragón

El Partido Popular pide a la DGA que rectifique y mantenga las 15 ambulancias convencionales, mientras el Gobierno aragonés sostiene que la nueva propuesta mejora el transporte sanitario urgente.

Hospital Obispo Polanco en Teruel .14/07/21.Foto: Javier Escriche[[[FOTOGRAFOS]]]
Hospital Obispo Polanco en Teruel
Javier Escriche

La nueva propuesta para el transporte sanitario urgente elaborada por el Gobierno de Aragón y que saldrá a concurso para su adjudicación el próximo mes de marzo ha desatado la polémica, al suprimir 15 ambulancias convencionales que se utilizan hasta ahora para el traslado de pacientes en el medio rural.

La secretaria general del Partido Popular en Aragón, Ana Alós, ha exigido este sábado al presidente aragonés, Javier Lambán, que “revierta de forma inmediata el recorte salvaje” de quince ambulancias convencionales que prestan servicio en el medio rural aragonés y que está recogido en el nuevo pliego de condiciones del transporte sanitario. Ha recordado Alós en rueda de prensa este sábado que las quince ambulancias que piensa eliminar la DGA son las de Biescas, Lafortunada y Benabarre en Huesca; las de Maella, Sástago, Herrera de los Navarros y Luna en Zaragoza; y las de Muniesa, Alcorisa, Mas de las Matas, Perales del Alfambra, Orihuela del Tremedal, Cella, Sarrión y Mosqueruela en la provincia de Teruel. 

A su juicio, se trata de un recorte “inaceptable” y “un golpe más” a un sistema sanitario que no cesa de experimentar retrocesos con el cuatripartito, “como el recorte presupuestario del 4%, el aumento de las listas de espera o el cierre de consultorios”, ha añadido, según fuentes del PP. El partido ha presentado mociones en las tres diputaciones provinciales y en todas las comarcas para reclamar un nuevo pliego de condiciones que mejore el actual modelo de Transporte Sanitario Terrestre Urgente y que se mantenga el mismo número de ambulancias que actualmente están repartidas en el territorio reconvertidas al formato de soporte vital básico.

El Gobierno de Aragón, por su parte, ha respondido a Alós que la nueva propuesta para el transporte sanitario urgente mejora los recursos y el acceso a la asistencia. Según explica, las nuevas condiciones garantizan un menor tiempo de respuesta en cualquier parte del territorio, al quedar cualquier ciudadano a menos de 30 minutos de una ambulancia de Soporte Vital Básico (SVB).

A juicio de la DGA, además, se mejoran los recursos con un aumento del número de SVB, con más horas y días y mayor cobertura los fines de semana. Mejoran los vehículos, los equipamientos sanitarios y el número de profesionales y su competencia, asegura el Gobierno aragonés. Desde la DGA consideran este servicio fundamental para vertebrar el territorio y estiman que la nueva propuesta garantiza la equidad en su acceso de todos los aragoneses.

El Gobierno aragonés expone que, si bien se suprimen las ambulancias convencionales por no ser vehículos acondicionados para la asistencia sanitaria en ruta, según la normativa vigente, suben, en cambio, hasta 52 los SVB y las ambulancias de este tipo con presencialidad las 24 horas del día pasan pasan de 6 a 20, incluyendo fines de semana. También se incrementan los SVB especiales para condiciones climatológicas adversas, al pasar de 6 a 11. Además, se incorporan dos nuevos dispositivos, uno de intervención rápida y otro para dar soporte a traslados entre hospitales.

Las críticas a la nueva propuesta no se han hecho esperar desde el Sindicato Cooperación Sindical, que aglutina a conductores de ambulancias. Su delegado en Teruel, Pedro Royo, califica de “despropósito” y de “auténtica locura” las condiciones que a partir de marzo regirán en el transporte sanitario urgente de Aragón.

Royo denuncia que, al suprimir ambulancias convencionales cuya base se encontraba en los pueblos, el resto de los vehículos tendrán ahora que atender una mayor superficie de territorio, lo que supondrá “más tardanza a la hora de asistir a un paciente o un herido”. Critica que, de las 15 ambulancias recortadas en Aragón, ocho -más de la mitad- son de Teruel, una provincia de montaña con unas carreteras sinuosas que impiden que se cumplan las isocronas de tiempo que marca la DGA.

Royo advierte de que con la nueva propuesta, entre Teruel y Utrillas no habrá ningún municipio con ambulancia y lo mismo entre la capital turolense y Calamocha. “Seremos el mismo territorio disperso y con malas carreteras, y ahora, además, con menos ambulancias”, alerta el portavoz de SCS. Añade que la cifra de ambulancias SVB aumenta en Huesca, al pasar de 12 a 16, y en Zaragoza, que sube de 23 a 24, pero no ocurre lo mismo en Teruel, al seguir con 10 vehículos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión