Aragón
Suscríbete por 1€

coronavirus

La séptima ola suma ya más de la mitad de los casos de toda la pandemia en Aragón, pero solo el 11% de los muertos

Cuando se cumplen dos meses de la aparición de ómicron, el nuevo repunte ya está de bajada, aunque el ritmo del descenso parece ralentizarse en los últimos días.

Comparación del peso de los contagios y fallecidos de cada ola sobre el total de la pandemia en Aragón.
Comparación del peso de los contagios y fallecidos de cada ola sobre el total de la pandemia en Aragón.
Kristina Urresti

La séptima ola está de bajada desde hace varios días en Aragón. Sin embargo, su descenso parece ser algo tortuoso, casi a trompicones y, por el camino, sigue dejando miles de contagios diarios. La magnitud de este repunte está siendo tal que, sin haberse superado todavía, ya concentra más de la mitad de los positivos detectados en toda la pandemia en la Comunidad. Eso sí, la vacuna y la mayor levedad de la variante Ómicron -que cumple ahora dos meses desde su notificación a la OMS- hacen que ‘solo’ haya causado el 10,9% de los fallecimientos.

Desde que a comienzos de noviembre del año pasado la curva de la pandemia comenzó a elevarse de nuevo, la séptima ola aragonesa acumula ya 178.565 nuevos casos, que son el 52,5% de los que se han registrado desde que explotó la crisis sanitaria en marzo de 2020. Es también la ola más prolongada en el tiempo, ya que sumó casi tres meses de subida ininterrumpida, y la duración de su bajada aún es incierta.

Loading...

Para compararla con el resto de oleadas hay que tener en cuenta que los datos de la primera están distorsionados, ya que en esas fechas apenas se hacían pruebas diagnósticas. Aquel arranque de la pandemia concentra menos del 2% del total de casos de la pandemia, pero el número real de positivos fue inmensamente superior a lo que reflejaron las cifras oficiales. Sí dejó un rastro nítido en el número de fallecidos, ya que los 912 muertos de esos días suponen el 21,1% de todos los registrados en estos casi dos años. La más mortífera, no obstante, fue la tercera ola, que se puede enmarcar entre octubre y diciembre de 2020. Entonces fallecieron 1.152 personas con covid, el 26,7% de las muertes que se ha cobrado esta enfermedad (más de una de cada cuatro). Y eso a pesar de que los casos registrados entonces solo suponen el 12,5% del total.

A partir de la quinta ola se comienza a notar el efecto de la vacunación. Entre la quinta y sexta ola (primavera y verano del año pasado) se sumaron el 15,2% de los casos, pero solo el 12,1% de los fallecidos. En la séptima ola esta influencia del proceso de inmunización ya ha sido definitivo, ya que pese a sumar el 52,5% de los casos, solo se ha apuntado el 10,9% de las muertes.

Loading...

La irrupción de Ómicron en Aragón

El repunte que se inició a finales de la semana pasada ha alcanzado cotas hasta ahora desconocidas, pero parece remitir, poco a poco. Aragón acabó las fiestas del Pilar de 2021 con una incidencia acumulada semanal (IA) de apenas 25 casos por 100.000 habitantes, el nivel más bajo de la pandemia, si se exceptúan las semanas posteriores al confinamiento total de la primavera de 2020. Sin embargo, desde esa IA de 25 casos comenzó a mediados de octubre una escalada que al principio fue lenta. Para principios de diciembre, durante el puente de la Constitución, la IA estaba en 300, una subida relevante pero asumible. Sin embargo, entonces la curva se disparó con una verticalidad hasta ahora desconocida, duplicando cada semana la IA de la semana anterior hasta llegar rozar una IA a 7 días de 3.300 casos por 100.000 habitante. Esta cifra es casi seis veces superior a la que hasta entonces marcaba el récord de la pandemia, los 588 casos de IA que se dieron a finales de octubre de 2020.

En esta explosión de casos ha tenido mucho que ver la variante que domina actualmente en Aragón y en España, ómicron, más contagiosa que sus predecesoras. Afortunadamente, la menor gravedad de sus síntomas y la vacunación han ayudado a que la tasa de hospitalización sea muy inferior a las de olas anteriores. Actualmente, el riesgo de acabar en un hospital tras contraer la covid es de menos del 2%, mientras que hace un año rozaba el 9%.

La duda ahora es saber cómo será la desescalada de ómicron. En algunos países ha sido tan rápida como la subida, pero en otros se ha encontrado con obstáculos. De momento, el inicio de la bajada en Aragón está siendo bastante irregular. El pico de la séptima ola se alcanzó el 13 de enero, al llegar la IA a 7 días hasta los 3.295 casos por 100.000 habitantes. Una semana después, el 20 de enero, estaba en los 2.500, y desde entonces el ritmo se ha ralentizado, hasta quedarse a fecha de este miércoles en torno a los 2.400.

Por franjas de edad, en este punto de la séptima ola los niños destacan con claridad por encima del resto. La vuelta a las aulas y a la actividad rutinaria ha disparado la incidencia entre los menores de 14 años, que son la franja de edad con una incidencia más alta, claramente diferenciada del resto. Superan los 4.500 casos por 100.000 habitantes, casi 1.000 más que el siguiente tramo (los aragoneses de 35-44 años). En el extremo contrario, los de 65-74 años son los que tienen una IA semanal más baja (poco más de 1.000 casos por 100.000 habitantes), seguidos de los mayores de 75 (algo menos de 1.500).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión