Aragón
Suscríbete

coronavirus

El riesgo de acabar en el hospital de los infectados por covid cae en un año del 8,7% al 1,9% en Aragón

La vacunación hace que los que se contagian tengan menos posibilidades de hospitalizar, de entrar en la UCI y de morir. Pese a ello, la presión asistencial aumenta por el desbordante número de positivos. 

Entrada al servicio de Urgencias del Hospital Royo Villanova de Zaragoza, esta semana.
Entrada al servicio de Urgencias del Hospital Royo Villanova de Zaragoza, esta semana.
Toni Galán

Los contagiados de coronavirus siguen aumentando sus dominios en los hospitales aragoneses. El número de ingresados con coronavirus no para de crecer, lo que hace que los centros sanitarios sufran una presión cada día mayor. Sin embargo, la vacunación y, en menor medida, la agresividad más baja de la variante ómicron hacen que el impacto de la pandemia sea más leve que en olas anteriores. Quien se contagia hoy en Aragón tiene menos posibilidades que antes de ingresar en un hospital, de entrar en una uci y de fallecer.

Las estadísticas hablan de que a día de hoy un contagiado de covid en Aragón tiene un 1,95% de posibilidades de acabar en el hospital, un 0,14% de pasar por la uci y un 0,41% de morir. Como ha sucedido a lo largo de toda la pandemia, el riesgo varía en función de la edad. En las franjas más tempranas, las posibilidades de que la enfermedad requiera de una hospitalización son mínimas, inferiores al 0,5%. Las de morir son de prácticamente 0.

Hasta los 50 años, los contagiados que ingresan en centros sanitarios se quedan en el 0,95%, quienes entran en la uci son el 0,04% y quienes mueren, el 0,05%. En los más mayores el riesgo aumenta, ya que requieren hospitalización el 21,4% de los contagiados que superan los 80 años, entran en la uci el 1% y aún fallecen el 11,3%. Es decir, más de uno de cada diez contagiados por covid de más de 80 años fallece aún hoy en Aragón.

En cualquier caso, y a pesar del impacto que la covid sigue teniendo en la salud y en la presión de los centros, se trata de un riesgo muy inferior al de anteriores embates de la pandemia. En la ola que afectó a Aragón ahora hace un año, entre los meses de diciembre de 2020 y marzo de 2021, el 8,66% de los infectados por coronavirus en Aragón entraban en el hospital (el riesgo ahora es un 77,4% menor), el 0,86% ingresaban en la uci (ahora es un 83% más bajo) y el 2,56% fallecían (ahora es un 84% menor).

Loading...

Hay que tener en cuenta que por aquellas fechas la vacunación estaba arrancando, y que la variante alfa se demostró más virulenta. Ahora, los estudios hablan de que ómicron no es tan agresiva y, sobre todo, que el 85% de los mayores de 5 años ya tienen la pauta completa de vacunación, y que en torno al 90% de los mayores de 70 años -los más vulnerables- ya tienen la tercera dosis. La letalidad de los mayores de 80 años, hace un año, era del 21,2% de los contagiados, casi el doble que ahora.

Si se comparan los datos con la ola de verano -entre julio y septiembre del año pasado-, también ahora se ven mejores indicadores. Entonces, el riesgo de hospitalización por covid era del 3,94% (la mitad que hace un año pero el doble que ahora). Algo parecido pasa con los que requerían pasar por la uci (el 0,25%, frente al 0,14% actual) y con los que fallecían (eran el 0,8% de los casos, frente al 0,41% de esta séptima ola).

Loading...

No obstante, los profesionales sanitarios alertan de que el riesgo de colapso hospitalario es alto, debido a la transmisión actual del virus, absolutamente desbocada. “La capacidad de contagio de ómicron es muchísimo menor, pero la presión en el hospital no deja de aumentar”, alerta Santiago Letona, jefe de enfermedades infecciosas del Hospital Clínico Lozano Blesa de Zaragoza. Según apunta, tienen “más problemas para aguantar esta oleada” por la escasez de personal que sufren: “El 1 de octubre despidieron a personal contratado para la covid, y ahora tenemos a muchos de baja por infección, a otros a media jornada para estudiar oposiciones… Se están doblando turnos, y esto pilla ya al personal cansado y con mayor carga de trabajo”, añade.

Aunque es indudable que el riesgo se ha reducido, hay indicadores que invitan a la prudencia, sobre todo entre los más mayores. Entre los mayores de 80 años, ese 21,4% de los contagiados que entran en el hospital tienen altas posibilidades de complicarse, ya que el 52,8% de los que ingresan en un centro hospitalario a esa edad acaban falleciendo por la enfermedad. Este porcentaje no ha bajado tanto durante la pandemia, ya que en la ola de hace un año era del 60,1%, mientras que en la de verano fue del 51,8%.

Loading...

Desde la uci del Royo Villanova, fuentes del servicio médico admiten que de momento no están colapsados, pero alertan de que “empiezan a llegar nuevos pacientes”. “Está claro que la vacuna previene la enfermedad grave, pero al haber tantos casos, alguno se complica y tiene que entrar en el hospital; y de esos, unos pocos pasan por aquí”. “Sin la vacuna hace días que estaríamos colapsados, está claro que nos está protegiendo fuertemente”, añaden. Desde el Clínico, Letona, por su parte, coincide en que con esta incidencia, sin la vacuna “habríamos colapsado seguro”. “La capacidad de contagio que tiene esta cepa es bestial, inigualable, así que sin la vacuna hubiera sido terrible”, apunta.

El epidemiólogo veterinario Nacho de Blas, que estudia y analiza todos los datos de la pandemia, cree que los porcentajes de afecciones actuales de la séptima ola en hospitales, ucis y fallecidos “podrían aumentar un poco”, porque aún no se ha alcanzado el pico de la curva. A su juicio, “no hay que confiarse por el hecho de que las variantes sean más débiles”, ya que su propagación está siendo muy alta y además “en invierno el sistema inmune está más debilitado”. “Ese 11,03% de mortalidad en los mayores de 80 años sigue ahí”, advierte.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión