Aragón
Suscríbete

Crecen los ingresos en los hospitales aragoneses hasta 770, 72 en la uci

Los sanitarios temen tener que suspender más operaciones y los centros de salud siguen al límite.

Ocupación de camas covid
Ocupación de camas covid
HA

La escalada de contagios por la covid parece no tener fin. Aragón registró este miércoles 7.501 nuevos casos, que dejan en la Comunidad 770 ingresados, 72 en la uci, que sitúan esta séptima ola como la tercera con más hospitalizaciones. Sin llegar por ahora a los niveles de abril y noviembre de 2020, la presión asistencial y el millar de sanitarios que están de baja llevan al límite la capacidad asistencial. La DGA ha activado el mando único de las ucis aunque descarta, al menos por ahora, utilizar carpas militares u hospitales de campaña.

La ocupación hospitalaria por enfermos covid supera el 20%, cuando la media nacional es del 13,3%, y en el caso de las ucis rebasa el 28%. A diferencia de la primera y la tercera ola, las dos con confinamientos y férreas restricciones, en la actual el virus convive con otras patologías que hacen que esté ocupado el 73% de las camas convencionales, 2.907 de 3.966, y el 63% de las ucis con respirador, 132 de 207 plazas.

Con el mando único de las ucis activado, la situación de alerta podría llevar esta semana a incluir 30 camas adicionales. Porque cada día es más complicada. "Las bolsas están a cero. Los hospitales están muy por encima de su capacidad. Si esto no para habrá que aplazar todavía más operaciones y consultas externas", afirmó el presidente del Colegio de Médicos de Zaragoza, Javier García Tirado. Y aunque espera que no se tengan que recuperar los hospitales de campaña, es claro: "A grandes males, grandes remedios".

En los centros de salud, la presión es cada vez mayor. Ninguna zona básica se libra ya del impacto de la covid y la saturación de Atención Primaria es común en todas ellas. Tal es así que en Monzón han pedido a la población que, ante el "crítico" momento que se vive por el repunte de casos (268 en nueve días) y de bajas de sanitarios, limite las consultas presenciales a las urgencias.

Para aliviar la situación de Zaragoza capital, la Federación de Barrios solicita que los centros médicos tengan asistencia hasta las 20.00, bien en turnos de mañana y tarde, o bien con jornada deslizante. Aunque ómicron, la variante mayoritaria en Aragón (68,3%), se cursa de manera más leve, los porcentajes de asintomáticos llevan días sin dejar de caer. Hasta el 5 de enero era difícil encontrar referencias por debajo del 70%. En la última semana, sin embargo, se ha llegado a registrar un 23%. Es consecuencia directa, también, del parón en los rastreos de contactos directos.

El descenso de asintomáticos va ligado a un aumento de la positividad que se dispara, en ocasiones, por encima del 65%, de manera que, de cada tres pruebas realizadas, dos serían positivas. Del 1 al 7 de enero, en Aragón se realizaron 64.444 (25.064 PCR y 39.380 de antígenos), con una positividad del 56%, muy por encima de la media nacional (38%) y solo superada por Navarra (59%).

No se atreve el epidemiólogo Nacho de Blas a vaticinar si, como dice la Organización Mundial de la Salud, en ocho semanas el 50% de los europeos se habrá infectado. "Si fuera cierto, sería una auténtica catástrofe. Aunque se redujera notablemente la probabilidad de muerte o enfermedad grave, las cifras serían espeluznantes", dice. Alerta, además, de que la protección extra de las terceras dosis es de 10 semanas con Pfizer y 8 con Moderna, de manera que si se alarga la situación dos meses más, los mayores "pueden quedarse sin cobertura vacunal".

Para que se contagiara el 40%, explica De Blas, "tendría que haber un 5% de infectados semanales", y eso es una incidencia acumulada a siete días de 5.000 casos por 100.000 habitantes. Ahora, Aragón supera los 3.000.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión