Aragón
Suscríbete por 1€

Heraldo del Campo

alimentación

Carne que nos cuida desde dentro

Desde hace tres años, Nanafood comercializa carnes no solo con certificación ecológica, sino también con los máximos estándares de salud y bienestar.

Los animales de Nana se alimentan únicamente de pastos.
Los animales de Nana se alimentan únicamente de pastos.
Nanafood

La preocupación por la calidad de la carne que habitualmente consumimos llevó a Begoña Pérez, veterinaria, a fundar, hace tres años, Nanafood, una empresa de elaboración y comercialización de productos cárnicos no solo de gran calidad, sino que se extraen de animales criados con los máximos estándares de bienestar.

"El nombre de Nana surgió como una idea de volver al origen de los alimentos: lo que hacían nuestros abuelos. Ellos cultivaban el campo y cuidaban a sus animales con cariño y dedicación. Nuestro compromiso es el mismo, unido a todos los avances tanto tecnológicos como en materia de seguridad alimentaria tan importantes en nuestros días", explica Begoña Pérez, gerente de Nanafood.

"En Nana creemos en un consumo de carne saludable, ético, responsable y sostenible con el medio ambiente porque, además de tener la certificación ecológica, cumplimos con otros aspectos muy importantes relacionados con nuestra salud y con el bienestar animal", añade. 

La veterinaria Beatriz Pérez, gerente y fundadora de la empresa aragonesa Nanafood.
La veterinaria Beatriz Pérez, gerente y fundadora de la empresa aragonesa Nanafood.
Nanafood

Por eso, los animales de Nana crecen de forma natural sin el estrés de una crianza industrial convencional. Tampoco han recibido nunca antibióticos y no se alimentan de cereales transgénicos. "Solo consumen pasto, por lo que contribuimos a regenerar pastos que hasta ahora estaban abandonados. También garantizamos el bienestar del animal durante todo su crecimiento", añade Pérez.

Todo ello les permite afirmar que la carne que comercializa Nanafood "es salud alimentaria porque es salud ambiental". Y de ahí surge su leitmotiv: ‘Cuídate desde dentro’, afirman desde esta ‘start-up’, en la que participan más de 20 personas, entre personal del obrador y ganaderos, cuyos animales cumplen con los criterios de la certificación Welfare Quality, que verifica el estado de cada animal manera individual.

El catálogo de Nanafood incluye proteína animal fresca, embutidos frescos sin conservantes, sin colorantes y sin aditivos, y también caldos orgánicos. Recientemente han lanzado al mercado una línea de embutidos curados (chorizo, salchichón, fuet, jamón y bacon) y embutidos cocidos (jamón cocido, pechuga de pavo y pollo) que también siguen la filosofía de la empresa.

Sus productos se comercializan en la Península Ibérica y en Baleares. Eso sí, solamente se pueden adquirir a través de internet. "No tenemos tienda física ni trabajamos con grandes superficies. Además, todos nuestros envases son completamente reciclables. Así contribuimos a reducir nuestra huella de carbono", indica la creadora de Nanafood.

Cambio de hábitos

La mayor concienciación de los consumidores, que cada vez son más conscientes de que somos lo que comemos y prefieren consumir alimentos más saludables, y, por otro lado, el cambio de hábitos de consumo que ha propiciado la pandemia y que ha hecho que comprar alimentos frescos ‘online’ sea algo casi cotidiano han sido algunos de los factores de la buena marcha de Nanafood.

La empresa afronta ahora 2022 con las miras puestas en Europa y "con mucha ilusión por el lanzamiento de nuevos productos que contribuyan a la mejora de la salud de todos", señala Begoña Pérez.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión