Aragón
Suscríbete por 1€

Regalo y toque de atención de Celma a Sánchez en Pradilla: "Hay que pisar barro"

El presidente del PP en Zaragoza entrega al presidente del Gobierno unas botas de agua porque "está muy bien venir en comitiva, pero hay que mancharse de barro".

Momento en el que Celma entrega a Sánchez unas botas de agua.
Momento en el que Celma entrega a Sánchez unas botas de agua.
Twitter

El presidente del PP de Zaragoza, Ramón Celma, le ha regalado a Pedro Sánchez unas botas de agua. "Hay que pisar barro", le ha espetado, bajo la atenta mirada de Javier Lambán.

Ha ocurrido en la localidad zaragozana de Pradilla de Ebro, a donde el presidente del Gobierno ha acudido este martes por la mañana para interesarse por las inundaciones por la crecida del Ebro y donde se ha comprometido a poner en marcha "todos los resortes del Estado" para paliar los daños a los afectados, con la declaración este viernes de zona catastrófica para las áreas más afectadas.

Acompañado por el presidente de Aragón, estaba saludando a algunos de los vecinos que se han acercado hasta la zona cuando Celma se ha acercado a la comitiva y se ha presentado a Sánchez, quien le ha entregado unas botas de agua azules para instarle a "pisar el barro" y a que se limpie el cauce del río. "Está muy bien venir con una comitiva, pero hay que mancharse de barro", le ha indicado tras estrecharse la mano. Sánchez  ha asentido y ha continuado su camino, acompañado por Lambán.

El presidente del Gobierno ya estuvo en la zona en la anterior gran riada, en 2015, cuando era el jefe de la oposición, y precisamente han sido muchos los usuarios de Twitter que le han recordado en las últimas horas sus palabras al entonces presidente Mariano Rajoy, al que criticaba por su gestión ante la riada.

"¿Qué coño tiene que pasar en este país para que Rajoy visite la ribera del Ebro, para que vea in situ la catástrofe natural que estamos viendo nosotros aquí? (...) ¿Qué coño tiene que pasar en este país para que pise el barro y venga a estar con la gente?", se preguntaba entonces el secretario general del PSOE en su visita a Zaragoza.

En esta ocasión ha sido el alcalde de la capital aragonesa, Jorge Azcón, quien ha lamentado que Sánchez se haya quedado en Pradilla y no haya llegado hasta Zaragoza, afectada este martes la punta de la crecida. "¿No tiene tiempo para interesarse hoy por el estado de la riada en Zaragoza, donde se vive ahora la situación más crítica, y las afecciones que está generando a sus vecinos? Por lo visto, los zaragozanos debemos ser poca cosa para él", ha escrito en Twitter.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión