Aragón
Suscríbete

Al menos tres empresas competirán por el proyecto de renovables de la térmica de Andorra

Endesa ha presentado su proyecto ante el Ministerio para la Transición Ecológica de Teresa Ribera y Acciona y Forestalia lo harán antes de que termine el plazo, sin que se descarte que puedan concurrir más empresas. 

La central térmica de Endesa en Andorra, cerrada desde junio de 2020.
La central térmica de Endesa en Andorra, cerrada desde junio de 2020.
Javier Escriche

El Gobierno central lanzó el pasado día 3 el primer concurso de Transición Justa de España, dando a los interesados un máximo de dos meses para presentar sus propuestas y hacerse con los 1.202 megavatios para plantas renovables sacados a licitación.

Endesa es, por el momento, la única que ha concretado las líneas maestras de su proyecto. Su plan de futuro, bautizado como ‘Plan Futur-e’, promete una inversión millonaria, la generación de hasta 4.014 puestos de trabajo durante la fase de construcción y la consolidación de 138 «durante más de 25 años» en las actividades de operación y mantenimiento de las plantas.

La tercera fase de este proyecto empezaría en mayo de 2023 y se desarrollaría en los términos municipales de Andorra, Alcorisa, Alcañiz, Calanda e Híjar, donde se levantarían 1.300 megavatios de potencia fotovoltaica, 90 de energía eólica y 105 de almacenamiento en baterías. Para ello, no obstante, necesitaría imponerse al resto de opciones en la subasta del Gobierno central.

Forestalia, por su parte, se presentará «en coherencia con la apuesta que viene haciendo por invertir en Teruel y en las cuencas mineras». Fuentes de la compañía confirmaron que está en sus planes a corto plazo y recordaron que «ya se ha puesto en servicio una planta de generación eléctrica mediante biomasa en El Bierzo, comarca minera de la provincia de León, y hay otra similar proyectada en La Montaña palentina».

La compañía cuenta con una ‘cartera’ de proyectos de 8.000 megavatios, de los que 3.000 «benefician a la provincia de Teruel». En esta línea, señalaron que solo en el municipio de Andorra Forestalia está tramitando 428 megavatios en nueve proyectos fotovoltaicos con una inversión de en torno a 300 millones de euros. «Su construcción supondrá la generación de unos 1.500 puestos de trabajo, y medio centenar para su posterior explotación y mantenimiento. En ingresos municipales, se estima una aportación de más de un millón de euros anuales en alquileres de terrenos públicos e impuestos», agregaron, al tiempo que aludieron a la adquisición de varias naves para una futura planta de fabricación de pellets.

Pese a no concretar cuántas empresas han formalizado ya su candidatura, desde Transición Ecológica recordaron que el proceso sigue abierto y se comprometieron a informar puntualmente sobre la evolución del concurso, que se resolverá en un máximo de seis meses después de cerrarse el plazo para la presentación de proyectos.

"Con sello propio"

Acciona Energía será otra de las empresas que se sumará al concurso. Fuentes de la compañía aseguraron que «hay intención» y que, por el momento, se está trabajando «en las especificidades» que plantea el Gobierno central. Aunque por ahora no han trascendido más detalles, sí está confirmado que abarcará varios tipos de energía renovable y que dará un peso importante al componente social, ya que el Ejecutivo tendrá muy en cuenta la generación de empleo y la puesta en marcha de planes de formación. «Tendrá el sello de identidad de la casa», avanzaron las citadas fuentes.

El Ministerio valorará especialmente el impacto socioeconómico de los proyectos -hasta 55 puntos- y su madurez -15-, unos criterios que, a priori, apoyan desde el territorio, donde esperan que el proyecto de renovables reduzca la tasa de paro y dé una nueva oportunidad a los antiguos trabajadores de Endesa y las subcontratas.

En total saldrán a concurso 1.202 megavatios, reservando otros 100 a pequeños proyectos que se conecten aguas abajo y no afecten a la red de transporte.

El desmantelamiento coge ritmo con 177 trabajadores

El desmantelamiento de la térmica de Andorra coge ritmo con 177 trabajadores sobre el terreno, 83 de ellos locales, según datos de Endesa. 

Está previsto que esta cifra se mantenga en las próximas semanas, en las que se seguirá con tareas de descalorifugado -retirada de aislamientos- y de desamiantado de las torres de refrigeración. 

Además, confirmaron desde la eléctrica, se está finalizando la actuación en el parque de carbones, se está realizando la adecuación de la conocida como zona de Mas de Perlé y se está procediendo a la instalación del complejo andamiaje que se utilizará de cara a la desulfuración y a la retirada del aislamiento de la zona de turbinas. 

Otra de las labores que ocupa a estas 177 personas es la retirada de residuos en los sistemas de combustible de las calderas. Las más significativas, no obstante, se producirán en el primer semestre del próximo ejercicio. Es entonces cuando se procederá a la retirada de las cintas de transporte de carbón y calizas, que requerirá de unas grandes grúas especializadas, y a la demolición de las torres de refrigeración.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión