Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Javier Pardiño (Becton Dickinson): "Las fábricas de Fraga y Zaragoza van a ser complementarias"

El vicepresidente de Estrategia y Operaciones de Becton Dickinson asegura que la nueva planta va en plazo con una inversión de 150 millones en una primera fase y estará operativa en 2023

Javier Pardiño, director de la planta de Becton Dickinson en Fraga y vicepresidente de Operaciones de la multinacional
Javier Pardiño, director de la planta de Becton Dickinson en Fraga y vicepresidente de Operaciones de la multinacional
Oliver Duch

En un momento económico tan complicado ¿cómo explica esta gran inversión de la multinacional de 500 millones en Aragón?

La razón es la confianza, el aval de lo que se ha hecho durante más de 43 años la fábrica de Fraga. Un modelo que allí ha funcionado ha transmitido la confianza de que se puede hacer una réplica en Zaragoza. Ambas fábricas van a ser complementarias.

Pero las producciones y mercados son distintos, ¿no?

En Fraga hacemos jeringuilla precargada de suero salino destinada al mantenimiento de vías en gotero o catéter para evitar riesgo de infección. Mientras que las que hará la fábrica de Zaragoza son jeringuillas de cristal para recargar con medicamentos y vacunas. Sin embargo, son complementarias porque en Fraga fabricaremos componentes que utilizarán en la planta de Zaragoza y el producto que salga de Zaragoza se tiene que esterilizar en Fraga. Habrá una conexión entre ambas plantas. Fraga exporta el 95% de lo que produce a Asia, Latinoamérica, África y Europa;y lo que fabrique Zaragoza irá sobre todo a Europa donde están los grandes clientes farmacéuticos.

¿Se cumplirán los plazos y la fábrica estará operativa en 2023?

Sí. Hemos empezado con el movimiento de tierras y en cuanto acabemos la fase del diseño de planta, que estamos terminando de completar, ya empezará la ejecución de las obras. En 2023 estarán instalados los primeros equipos y luego será ya una ampliación modular a lo largo de varios años hasta 2030 para adquirir la capacidad total de la planta.

En esta primera fase qué nivel de empleo generará?

La inversión en una primera fase es de 165 millones y en cuanto a las personas empezaremos primero con algo más de 100, pero cada año se incrementarán en función de los equipos manufactureros que vayan entrando. Hay que construirlos, validarlos y ponerlos en producción, pero en 2030 llegaremos al final de este proyecto.

En Fraga tienen 850 empleados ¿cómo piensan encontrar a otros 1.000 tan cualificados?

Es gradual, pero acabarán trabajando muchas personas y eso tenemos que prepararlo con suficiente tiempo. Los equipos productivos se pueden comprar pero qué personas van a estar detrás y si tienen las competencias necesarias es el mayor de los retos.

La inversión de Becton Dickinson en Zaragoza irá a la par de la que vienen realizando en Fraga?

Sí. Le diría que desde 2015 hemos invertido 300 millones de euros. Lo más reciente es que hemos incorporado una linea adicional de producción para las jeringuillas de vacunación y prevemos incorporar otra más al año que viene. Esta nueva línea supone unos diez millones de inversión y está fabricándose. Luego la instalaremos y validaremos y estará para el verano de 2022.

En logística ¿están invirtiendo?

Estamos ampliando el centro de distribución que tenía capacidad para 24.000 palés y ahora tendrá para 13.000 más. Está casi físicamente terminado y lo tendremos en Navidad. Ha costado unos 8 millones aproximadamente.

¿Ha influido la pandemia en este aumento de las inversiones?

No es algo que ha sucedido como consecuencia de la covid. Ahora estamos añadiendo algo más de capacidad, pero nuestra planta en Fraga se caracteriza por tener volúmenes de producción muy elevados. La pandemia ha venido cuando ya estamos trabajando desde hace 15 años con Unicef para campañas de vacunación.

Supongo que es mayor ahora la perspectiva de crecimiento

La planta de Fraga ha tenido un crecimiento continuado desde su origen. Empezó como empresa nacional para Sanitas y en 1986 nos compró Becton Dickinson. Desde la adquisición ha habido etapas de inversión, estabilización y vuelta al crecimiento. En los últimos años hemos tenido un pico derivado de la introducción de más productos.

¿Cual fue la facturación en 2020?

No nos movemos por facturación sino por presupuesto de manufactura que es de 150 millones. El valor de las ventas viene a ser el doble, unos 300 millones.

¿Están teniendo problemas de suministro de algún material?

Estamos teniendo dificultades para obtener algún materiales y también en logística. Hay colapsos en determinadas partes del mundo y nos están tardando en llegar. En ocasiones, tenemos que recurrir a envíos por avión y el coste se encarece. Pero, no nos afecta el desabastecimiento en chips. Sí algunos proveedores nuestros, que van a fabricar las máquinas, pueden verse afectados por la escasez de algunos componentes electrónicos.

"Uno de los parámetros básicos para decidir las inversiones es ver qué recursos humanos tienes para soportarlas"

¿El plan de digitalización de Becton Dickinson en qué se centra?

La estamos dirigiendo al aumento de la productividad: producir más unidades con los mismos recursos. Por el sistema OEE  (Efectividad total de los equipos por sus siglas en inglés) todos nuestros procesos y equipos han de estar entre el 75% y el 85%. Es lo que garantiza la productividad, la franja en la que nos queremos mover con nuestros procesos.

¿Qué necesita Aragón para convertirse en referente en salud?

Que algunos negocios estén aquí o no es secundario. Necesitas ingenieros y si no los tienes habrá que generarlos. Uno de los parámetros básicos para decidir las inversiones es ver qué recursos humanos tienes para soportarlas. Lo que se mira es qué universidades tienes, qué nivel de FP, qué especialidades se están dando, es decir, se requiere masa crítica.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión