Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Un fallecido y nueve asistidos tras un trágico error al manipular cloro en la piscina de Luna

El accidente costó la vida al operario de 58 años que descargaba el material para la depuradora. El gas obligó a evacuar el recinto y otro empleado y 3 niños acabaron en el hospital.

Un desafortunado y trágico error durante las labores de descarga de cloro en la piscina de Luna se cobró este miércoles la vida de Jesús C. S., el operario municipal que se encargaba de la faena cuando se produjo la explosión y posterior nube tóxica. El hombre, de 58 años, casado y padre de dos hijas, fue asistido en un primer momento por varios de los vecinos que se encontraban en el recinto. Consciente de la gravedad de su estado, uno de ellos decidió montarlo en su coche y trasladarlo rápidamente al centro de salud. Sin embargo, a la víctima ni siquiera le dio tiempo a entrar en urgencias, ya que no hizo mas que bajar del vehículo y desplomarse a las puertas. Los sanitarios estuvieron más de 45 minutos practicándoles maniobras de reanimación. Pero ni con ayuda del desfibrilador lograron que recuperara las constantes vitales.

El percance se produjo sobre las dos de la tarde, cuando el fallecido colaboraba con el empleado de la empresa externa que suministraba el cloro a la piscina. De hecho, este conducía el camión que transportaba el producto y se encontraba a escasos metros del pequeño cuarto donde se registró la explosión. No ha trascendido ni la identidad ni la edad de esta persona, pero el coordinador del centro de salud de Luna explicó después que rondaría los 60 años y fue trasladado en ambulancia al hospital Miguel Servet de Zaragoza. "Nos lo hemos encontrado en la entrada de urgencias. Estaba sentado y era tan prudente que le ha costado decirnos que él también había respirado cloro", indicaba el médico Fernando Martínez de Zabarce.

El accidente obligó desalojar a las alrededor de 50 personas que estaban bañándose en la piscina, ubicada a las afueras del casco urbano. El pueblo ronda los 750 habitantes, pero son muchas las familias que viven fuera y regresan en verano. Cuando se produjo la detonación, los usuarios del recinto ignoraban que procedía del cuarto de máquinas y que dos personas habían resultado heridas. La alarma saltó instantes después, cuando los bañistas empezaron a notar picor de garganta y problemas para respirar.

Al final, los médicos y enfermeras del centro de salud asistieron al fallecido y a otras nueve personas, entre ellas cinco niños. Pero solo tres de los menores fueron derivados al Hospital Materno Infantil de Zaragoza, donde confirmaron que no presentaban lesiones importantes. De hecho, todos pudieron regresar ayer con sus padres a casa.

Llegada de los menores al Hospital Infantil de Zaragoza
Llegada de los menores al Hospital Infantil de Zaragoza
Marcos Cebrián

Dos investigaciones abiertas

La Policía Judicial de la Guardia Civil se ha hecho cargo de las pesquisas y será la que informe al juzgado de Ejea de los Caballeros que instruya las diligencias. La Comandancia de Zaragoza se limitó ayer a informar del percance, sin dejar entrever ninguna posible causa. Sin embargo, como adelantó HERALDO, todo apunta a que fue una lamentable confusión al vaciar el cloro la que dio lugar a la explosión y la nube tóxica. Según fuentes próximas a la investigación, la manguera se colocó en el depósito del ácido clorhídrico en lugar de la del cloro.

"Al mezclar una base con un ácido se ha producido la reacción química. No cabría hablar de explosión como tal, pero la nube tóxica es inmediata y muy corrosiva", explicaba Aitor Bazán, empleado de la empresa de limpiezas industriales Carrillo Germán, contratada tras el accidente para succionar la mezcla del tanque y limpiarlo con agua a presión. Según David Garcés, uno de los jefes de intervención de los Bomberos de la Diputación de Zaragoza,"con concentraciones tan importantes de cloro las consecuencias son letales, máxime cuando hablamos de lugares cerrados".

La Inspección de Trabajo de la Seguridad Social ha abierto también una segunda investigación para aclarar si los operarios contaban con la formación y los medios adecuados para manipular este tipo de productos. El sindicato CC. OO. lamentaba el suceso y exigía "máximo rigor" en las pesquisas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión