Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Un error al llenar el depósito de cloro de las piscinas podría haber provocado la explosión y la nube tóxica en Luna

Las reducidas dimensiones del cuarto donde se ha producido el accidente parecen haber agravado las consecuencias.

Llegada de los menores al Hospital Infantil de Zaragoza
Llegada de los menores al Hospital Infantil de Zaragoza
Marcos Cebrián

La Guardia Civil investiga las causas del accidente ocurrido a primera hora de esta tarde en las piscinas de Luna y en el que ha resultado fallecido un empleado municipal y afectadas otras cuatro personas: tres menores y otro operario del Ayuntamiento. Según ha podido saber HERALDO, las primeras pesquisas apuntan a un error a la hora de cargar el depósito de cloro de la depuradora. De hecho, y a falta de confirmación oficial, parece que se ha metido la manguera en el tanque donde se guarda el ácido con el que se regula el PH y se ha producido una explosión seguida de una nube tóxica.

Las reducidas dimensiones del cuarto donde se ha producido el accidente parecen haber agravado las consecuencias. Y el peor parado ha sido el empleado municipal que se encontraba más cerca, que ha quedado tendido sobre el asfalto. Los sanitarios del centro de Salud de Luna e incluso una enfermera que se encontraba cerca de las piscinas han acudido a socorrerle. Han llegado a utilizar un desfibrilador para intentar que recuperara las constantes, pero ha resultado imposible y ni siquiera ha podido ser trasladado a un centro hospitalario.

La nube tóxica de cloro se ha extendido enseguida al recinto de las piscinas, provocando irritación de garganta y otros problemas a los usuarios.

Según ha explicado Aitor Bazán, empleado de la empresa de limpiezas industriales Carrillo Germán, el accidente se ha producido al mezclar el cloro con ácido clorhídrico. "La combinación de base y ácido ha provocado una nube tóxica muy corrosiva. Y si el empleado la ha respirado durante mucho tiempo...", decía. "Parece que el conductor del camión está mejor. Le están poniendo oxígeno en el hospital, pero puede hablar y se está recuperando", añadía. 

Él y su compañero esperan a que inspección de trabajo concluya su labor para entrar en las instalaciones. Una vez dentro, tendrán que succionar la mezcla que se ha formado en el depósito y limpiarlo con agua a presión.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión