Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Lambán reclama a Pedro Sánchez y al COE "igualdad de trato" en la candidatura olímpica

Empresarios y alcaldes censuran "la nueva cesión" con el nombre del proyecto, Pirineus-Barcelona 2030. CHA e IU se desmarcan y el resto de partidos e instituciones piden que se reconduzca la iniciativa.

Javier Lambán, presidente de Aragón, durante la entrevista a HERALDO.
Javier Lambán, presidente de Aragón, en una imagen de archivo durante una entrevista con HERALDO.
Oliver Duch

El presidente aragonés, Javier Lambán, no quiere perder la "oportunidad" de celebrar unos Juegos Olímpicos de Invierno en 2030, pero insistió este miércoles en que Aragón solo podrá participar en una candidatura conjunta con Cataluña si hay una "igualdad de trato" y trasladó que las declaraciones de la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, refiriéndose a la candidatura como Pirineus-Barcelona 2030, "no suponen precisamente un buen comienzo". Por ello, reclamó tanto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como al del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, que la implicación y el protagonismo de Zaragoza y Barcelona sean "similares" porque no se puede participar "a cualquier precio".

Lambán aseguró este miércoles a este diario que la postura aragonesa ha sido clara desde el primer día en que se lanzó el proyecto, hace ya dos veranos y que dará un paso decisivo en dos semanas con la presentación por parte del COE de la carta de intenciones a las autoridades olímpicas. "Reclamar al Gobierno y al COE estar en pie de igualdad es razonable y tampoco es difícil de entender cuando se trata de una candidatura del Gobierno de España que implica a dos autonomías", dijo.

El líder socialista señaló que no tenía motivos para dudar del planteamiento del Comité Olímpico Español, con cuyo presidente habló el pasado martes y con el que pretende reunirse en breve para abordar el proyecto. "Le trasladé una vez más nuestro interés por participar en la candidatura, pero no como el patio trasero de Cataluña", dijo.

En este sentido, destacó la importancia que tiene la propia nomenclatura de la candidatura, hasta el punto de precisar que el nombre deberá dar a entender "con toda claridad" que es un proyecto liderado por el Gobierno de España con la implicación de dos autonomías que se relacionan "exactamente en pie de igualdad".

Lambán manifestó que el proyecto sería un espaldarazo para afrontar infraestructuras y catapultar la imagen internacional de los Pirineos y recordó la experiencia de éxito que atesoró Aragón con la organización de la exposición internacional de 2008.

En los mismos términos se pronunció la consejera de Presidencia y portavoz de la DGA, Mayte Pérez, mientras el presidente de la Diputación Provincial de Huesca, el socialista Miguel Gracia, dio por hecho que "caerá por su propio peso" que la candidatura no solo podrá hacer referencia a un solo territorio y que, sin conocer el proyecto técnico, lo importante es "estar" por sus implicaciones para Aragón.

La posición del Gobierno autonómico fue compartida por los empresarios y alcaldes que dependen en buena medida del sector de la nieve. Así, el presidente de CEOE-Aragón, Ricardo Mur, remarcó que no tendría sentido participar si no es en igualdad de condiciones y que Aragón se tiene que hacer valer. "Los primeros que nos tenemos que tener respeto somos nosotros mismos", dijo antes de censurar al Gobierno de España que para "construir una mayoría política en el Congreso obvie una realidad, la unidad de los Pirineos, y perjudique a Aragón haciendo distingos en la denominación de la candidatura".

La misma opinión trasladó el alcalde de Sallent, el popular Jesús Gericó, quien criticó la "nueva cesión al independentismo" por parte de Sánchez "para mantenerse en la Moncloa" y cuestionó que un evento deportivo se utilice, a su juicio, para dividir territorio. En su caso, pidió la intervención de la Federación de Deportes de Invierno ante una candidatura cuyo nombre es "excluyente".

También censuró este "pago" a las autoridades catalanas el alcalde de Benasque, el aragonesista José Ignacio Abadías: "No podemos perder la identidad de Aragón en un proyecto olímpico y no acepto la denominación Pirineus Barcelona", dijo, sin dejar de destacar la oportunidad de organizar los Juegos. Sin embargo, el presidente de la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque, José María Ciria, no compartió las críticas públicas de la DGA e instó a negociar para "reconducir" la situación porque Aragón "no puede renunciar a un proyecto importantísimo por las infraestructuras que puede generar y el conocimiento que da a nivel mundial".

Los únicos partidos que se desmarcaron de la iniciativa fueron CHA e IU. El presidente de la formación nacionalista, Joaquín Palacín, sostuvo que el modelo de Juegos de Invierno "no es sostenible" y aún menos pueden respaldarla si se plantea con un nombre que supone "una apropiación del Pirineo que se quiere proyectar a nivel internacional, donde Aragón desaparece". Y el líder de IU, Álvaro Sanz, señaló que se trata de una "vieja ocurrencia" que no han compartido nunca por su impacto ambiental y el modelo de desarrollo que representa.

Mientras tanto, Podemos no quiso pronunciarse hasta conocer el proyecto y el portavoz del PAR, Jesús Guerrero, mantuvo el mismo discurso del presidente y apostó por generar "sinergias que beneficien a Aragón y Cataluña".

La oposición criticó directamente al Gobierno central. El presidente del PP-Aragón, Luis María Beamonte, como el portavoz de Vox, Santiago Morón, señaló que esperaba que la propuesta de candidatura no sea "una cesión más" de Pedro Sánchez a Cataluña en detrimento de Aragón, mientras el líder de Ciudadanos, Daniel Pérez Calvo, le exigió que "no siga claudicando y defienda la candidatura conjunta Pirineos 2030". Beamonte, además, exigió a Lambán que no cometa una "nueva claudicación"

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión