Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

tormentas

Las lluvias hunden el tejado del Obispado de Huesca y causan daños en Borja

Tres personas tuvieron que ser rescatadas en Rodellar cuando el granizo cubrió las puertas de sus viviendas. El pedrisco arrasó 500 hectáreas de campos en Losanglis y hoy se valorarán las pérdidas en cultivos de otras zonas.

Tormenta de granizo en Rodellar
Tormenta de granizo en Rodellar
Heraldo

Las intensas tormentas y el granizo volvieron a barrer este viernes por la tarde Aragón y causaron importantes daños en Huesca, la zona de Ayerbe, Rodellar y Borja, principalmente. En la capital oscense, el aguacero provocó el hundimiento de medio tejado del edificio del Obispado. Mientras, en Rodellar tres personas tuvieron que ser rescatadas por la Guardia Civil y los bomberos de la Diputación de Huesca de sus casas al quedar atrapadas porque el pedrisco cubrió hasta una altura de medio metro las puertas, impidiendo abrirlas.

El derrumbe de la techumbre del Obispado de Huesca sobre el piso y parte de la escalera no provocó daños personales, pero sí cuantiosos desperfectos. El suceso ocurrió pasadas las 20.30. Fuentes del obispado indicaron que por el momento se desconoce si la causa fue un rayo o el agua acumulada tras la fuerte tormenta.

La planta afectada es la tercera, donde hay una serie de despachos que no se utilizan. La actividad de la diócesis está centrada en el segundo piso, donde tienen sus oficinas el obispo, el vicario, el secretario o el ecónomo. Por suerte, a la hora del suceso no había nadie dentro del edificio. El acceso quedó precintado y a partir del lunes se iniciarán las labores de desescombro para poder acometer cuanto antes la reconstrucción del tejado.

Rodellar, localidad enclavada en el corazón de la sierra de Guara, fue una de las poblaciones más afectadas. El temporal se desató a las 17.00 y en aproximadamente media hora dejó entre 80 y 100 litros por metro cuadrado acompañado por ingentes cantidades de granizo que provocaron diversas afecciones en casas y establecimientos hosteleros.

Fuerte tormenta acompañada de granizo en la localidad oscense de Rodellar

Según informó el alcalde César Sánchez, el más perjudicado fue el bar Florentino y también algunas casas que terminaron con los patios anegados. Los bomberos del parque de Barbastro tuvieron que afanarse a fondo para achicar el agua de varias viviendas. El lodo cubrió las calles que se limpiarán durante los próximos días. Las huertas se llevaron la peor parte del pedrisco.

Daños por las lluvias y el pedrisco en Losanglis

La población de Losanglis, perteneciente al término municipal de Ayerbe, fue otra de las zonas más damnificadas por el aguacero y las piedras que cayeron durante unos minutos dejando todo arrasado a su paso. 

El pedrisco ha provocado cuantiosos daños en la localidad de Losanglis.
El pedrisco ha provocado cuantiosos daños en la localidad de Losanglis.
Heraldo

Las pérdidas se concentran en una zona de entre 400 y 500 hectáreas de cereal, con algunos cultivos también de vides, olivos y almendros. "En la cebada el daño es en torno al 100% y algo menos el trigo", señaló Gerardo Torralba, de la organización agraria Asaja. 

El pedrisco ha provocado cuantiosos daños en la localidad de Losanglis, perteneciente al término municipal de Ayerbe.

La tormenta arrasó también las zonas de huerta y provocó inundaciones en el centro social, donde entró agua por el tejado, situado en el recinto de las piscinas. Algunas fuentes hablan de que pudieron caer unos 30 litros en un intervalo de entre 15 y 20 minutos. 

La tormenta afectado a una zona de entre 400 y 500 hectáreas de cereal, con algunos cultivos también de vides, olivos y almendros.
La tormenta en Losanglis ha afectado a una zona de entre 400 y 500 hectáreas de cereal, con algunos cultivos también de vides, olivos y almendros.
Heraldo

Ríos en las calles de Borja

Los bomberos de la Diputación de Zaragoza llevaron a cabo ayer por la tarde una decena de intervenciones, principalmente por la caída de ramas y para achicar agua. Actuaron en una urbanización junto al campo de golf en Calatayud, Tauste, Caspe, Grisén, Sádaba, Bujaraloz, el polígono de Borja, y en la carretera entre Castejón de Valdejasa y Tauste para retirar los dos chopos que se desplomaron sobre la vía como consecuencia del vendaval.

La tromba de agua y el granizo "del tamaño del huevo de una paloma" hicieron estragos en Borja, según su alcalde, Eduardo Arilla. "Ha empezado sobre las 19.30 y en media hora han caído 54,8 litros por metro cuadrado. Se han inundado un buen puñado de garajes y plantas bajas y los bomberos voluntarios han tenido que emplearse a fondo", dijo.

Además, se desplomó un parte del falso techo de la piscina climatizada, lo que va a obligar a su clausura. La tempestad dejó las calles cubiertas de lodo, ramas y vegetación y hoy se llevará a cabo una limpieza. Los agricultores comprobarán hoy si los viñedos se han visto afectados, señaló el regidor.

En Tauste llegaron a caer 30 litros por metro cuadrado en un intenso aguacero que comenzó a a las 19.30 y se prolongó durante una hora. Obligó a algunos conductores a detenerse ante el riesgo que suponía continuar circulando. El agua dejó pasó a una tormenta con un fuerte aparato eléctrico. 

Tormenta de granizo en Borja

Previsión

La inestabilidad atmosférica irá en aumento y dará lugar a chubascos dispersos acompañados de tormentas, en ocasiones fuertes, con granizo y posibles rachas intensas de viento en la mitad norte peninsular y puntos del centro, situación inestable que se alargará los primeros días de la semana próxima cuando las temperaturas subirán algo, pero no tanto como las de esta semana.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión