Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Tercer Milenio

Construyendo una Estrategia Aragonesa de Inteligencia Artificial

Ya existe una estrategia europea y, alineada con esta, una Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial. Con participación de la industria, el ecosistema científico-tecnológico y el ámbito socioeconómico, comienza ahora la elaboración de una Estrategia Aragonesa que deberá identificar misiones estratégicas con alto potencial de éxito en el nuevo y atractivo mapa de financiación que se dibuja.

La inteligencia artificial es un ámbito tecnológico transversal y de gran alcance
La inteligencia artificial es un ámbito tecnológico transversal y de gran alcance

La nueva economía digital trae muchos retos y grandes oportunidades y la inteligencia artificial será una tecnología clave. "La Unión Europea la cita, junto con la ciberseguridad, la computación de altas prestaciones y la digitalización, como uno de los vectores sobre los que pivotará la competitividad de las empresas y la nueva economía digital", señala Pablo Pérez Benedí, responsable del equipo de Innovación Estratégica y Explotación de Resultados de Itainnova. Todo ello, "junto al hecho de ser una tecnología basada en algo tan sensible como los datos, hace necesario definir una estrategia regional que marque objetivos, asiente principios y asegure el buen uso de la misma para la sociedad en su conjunto".

Aragón inició el pasado mes de abril el proceso de elaboración de esa Estrategia Aragonesa de Inteligencia Artificial 2022-2024. El documento adaptará la Estrategia Nacional, presentada en diciembre pasado, a las potencialidades y elementos diferenciadores de la Comunidad Autónoma. Aragón será la tercera región española, tras Cataluña y Comunidad Valenciana, en contar con una estrategia propia. Iniciativas como estas "permiten ayudar en la construcción del ecosistema español de Inteligencia Artificial (IA) desde el nivel de las Administraciones autonómicas, mediante la suma de las fortalezas que cada región puede aportar en esta materia, complementándose con el resto de actores nacionales internacionales", destaca Manuel G. Bedia, subdirector de Actividad Universitaria Investigadora y vocal de la Comisión de Coordinación de los ministerios de Universidades y Ciencia e Innovación.

Medir esas fortalezas es una de las primeras cosas que se harán, para evaluar objetivamente el estado de la IA en Aragón en un primer informe que se espera tener listo en julio. En este momento se trabaja en el primero de los tres grandes bloques en que se divide el proceso de elaboración de la Estrategia Aragonesa, dedicado al análisis del contexto y la identificación de acciones de interés. Seguirá un segundo bloque de alineación con la futura Estrategia de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente (conocida como RIS3) y un tercer bloque de definición de las Misiones Estratégicas, "que darán lugar a una serie de acciones o medidas que nos permitan apoyar el crecimiento futuro de la comunidad", indica Pérez Benedí.

La estimación es que el documento definitivo pueda presentarse en otoño, con la vista puesta en su implantación a partir de enero. Será entonces cuando se materialicen todas las líneas de actuación priorizadas en la Estrategia, cuando se concrete la financiación y se impulsen alianzas estratégicas con el fin de crear ‘proyectos faro’.

La Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial es uno de los ejes del Plan España Digital 2025 y uno de los componentes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía española. Y, "desde la Estrategia Aragonesa de IA se están definiendo las acciones o medidas a llevar a cabo, bajo los ejes que nos alinean con España y con Europa, para identificar Misiones Estratégicas aragonesas con alto potencial de éxito", señala Pérez Benedí. Todo con la finalidad de "alinear, de una manera orquestada y con unos propósitos comunes, las capacidades público-privadas de Aragón en este nuevo y atractivo mapa de financiación".

Por parte del Estado, la inversión pública asciende a un total de 600 millones de euros en el periodo 2021-2023. Concretamente, en los Presupuestos Generales del Estado para 2021 ya se prevé la ejecución de 330 millones de euros. A ello se añadiría el fondo Next Tech, de naturaleza público-privada, para impulsar el emprendimiento en tecnologías digitales habilitadoras. Este impulso podría movilizar una inversión privada de unos 3.300 millones de euros.

Un proceso abierto y participativo

La elaboración de la estrategia aragonesa de inteligencia artificial "está siendo y queremos que sea un proceso abierto y participativo. La inteligencia artificial es un ámbito tecnológico completamente transversal y de gran alcance, por lo que es necesario tener todas las visiones y sensibilidades que puedan ser relevantes para nuestra comunidad", destaca Pablo Pérez Benedí desde Itainnova.

Una treintena de representantes de la industria, del ecosistema científico-tecnológico aragonés, de la Administración y del ámbito socioeconómico forman parte del comité asesor para la redacción del documento de la futura Estrategia Aragonesa de Inteligencia Artificial 2022-2024. Entre otros, se va a consultar a los clústeres aragoneses aeroespacial, logístico, de la salud, automoción, energía, alimentación, tecnologías de información, uso eficiente del agua y maquinaria agrícola, español de productores de ganado porcino, así como la Asociación Española de Fabricantes Exportadores de Maquinaria para Construcción y Minería; las tres cámaras de comercio provinciales, CEOE, Cepyme, Circe, Mujer Tech, Aitiip, la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias, la Fundación Emprender en Aragón, la Red de Economía Alternativa y Solidaria, Ecodes, la Fundación del Hidrógeno, la Universidad de Zaragoza, el comisionado para la Agenda 2030, Itainnova, el DIH, Aragonesa de Servicios Telemáticos, así como las direcciones generales de Administración Electrónica y Sociedad de la Información, Gobierno Abierto e Innovación Social y Tributos.

Un buen punto de partida

Aragón tiene "unas buenas condiciones de partida con respecto a otros territorios españoles, por ejemplo, en sus índices de captación de fondos internacionales y nacionales en el ámbito de la IA", resalta Manuel G. Bedia. En su opinión, debería "apoyar sus fortalezas y potenciar sus ventajas comparativas". Y concreta las condiciones que hacen que Aragón tenga ese buen punto de arranque: "Si nos centramos en el ámbito tecnológico de su universidad pública, tanto por número de investigadores como en producción científica, muestra unos indicadores altos (ocupa el 6º puesto a nivel nacional en ambos índices, según los datos del Observatorio IUNE de la Actividad Investigadora en la Universidad Española y del Sistema Integrado de Información Universitaria). El hecho de que sea una universidad generalista, le permitirá estimular investigación en IA no solo técnica, sino sobre dilemas en torno a la desigualdad o la preservación de derechos, incorporando grupos de ciencias sociales y humanas".

Desde Itainnova, Pablo Pérez Benedí coincide en que "Aragón parte de un posicionamiento muy interesante en el ámbito de la diversidad investigadora, innovadora y tecnológica, con casi 300 proyectos realizados en temáticas de inteligencia artificial en los últimos diez años y 68 empresas implicadas". Destaca su nivel en áreas temáticas como los sistemas cognitivos, "ostentando una gran diferenciación a nivel nacional", o ámbitos como fabricación, robótica, energía…, pero "ahora toca analizar estas diversidades para poder determinar cuáles y cómo pueden llegar a ser palancas para el desarrollo regional". Aragón tiene también "un largo trabajo y un posicionamiento relevante en torno a los datos abiertos (‘Open Data’), donde nuestra Administración lleva años dando pasos firmes hacia unos servicios públicos de calidad y con transparencia".

Además, Aragón "está organizando su sistema de innovación en torno a la estrategia europea de Digital Innovation Hubs, un instrumento para crear ‘corredores europeos’ de liderazgo", señala Pérez Benedí. El Aragón DIH, que suma ya 70 socios, es una realidad "con fuerte posicionamiento europeo y nacional en torno a las tecnologías de inteligencia artificial (sistemas cognitivos y big data), computación de altas prestaciones, logística, robótica y procesos industriales inteligentes". De hecho, ya forma parte de la Red Pan-Europea para la Federación del Dato (EUHubs4Data), que está poniendo en marcha tres convocatorias, con casi 6 millones de euros de presupuesto, para financiar, al 100%, a las pymes europeas en la adaptación de las tecnologías disruptivas asociadas al dato.

Vista en perspectiva, y a partir de las tendencias de otras iniciativas internacionales en IA, Bedia propone preservar "dos grandes valores" en esta Estrategia Aragonesa: la diversidad temática, "para evitar la irreversibilidad de trayectorias tecnológicas en inteligencia artificial"; y la interdisciplinariedad, apoyando nuevas líneas de investigación mixtas, pues "debemos asumir profundamente que, para este tipo de tecnologías, es imprescindible que los ingenieros mantengan una reflexión común junto a investigadores de ámbitos sociales y humanísticos". Esto garantizaría, considera, que "los elementos de reflexión sobre equidad, la detección de inquietudes de las comunidades más vulnerables, la evitación de sesgos o la protección de derechos fundamentales, acompañaran en todas sus fases al desarrollo de dispositivos y que tuvieran presencia, durante el desarrollo tecnológico, las consideraciones sobre el potencial impacto social y personal de estas tecnologías". 

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Apúntate y recibe cada semana en tu correo la newsletter de Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión