Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Tercer Milenio

Laboratorio de Inteligencia Artificial y Sistemas Cognitivos de Itainnova

Inteligencia artificial aplicada en sanidad, industria, agricultura... y hasta en las sentencias judiciales

Desde el Laboratorio de Inteligencia Artificial y Sistemas Cognitivos de Itainnova se trabaja en aplicar la IA a muy diversos sectores.

Equipo de Inteligencia Artificial y Sistemas Cognitivos de Itainnova, junto a la asistente virtual Pilar. Guillermo Mestre
Equipo de Inteligencia Artificial y Sistemas Cognitivos de Itainnova, junto a la asistente virtual Pilar. Guillermo Mestre
Guillermo Mestre

Un algoritmo diseñado entre Itainnova y el Instituto de Investigación Sanitaria es capaz de detectar, con más de un 75% de acierto, qué enfermos de covid-19 tienen más riesgo de acabar en la uci o fallecer. Ha aprendido a hacerlo a partir de datos anonimizados de miles de pacientes y el estudio de variables relativas a hospitalizaciones, visitas a atención primaria, datos demográficos, antropométricos, antecedentes personales, tratamientos... y se ha puesto en práctica en el Hospital Clínico de Zaragoza. "Las últimas técnicas en aprendizaje automático y aprendizaje profundo se han aplicado aquí, para hacer una aplicación de inteligencia artificial fiable, sin sesgos, transparente y comprensible para los médicos, que permita predecir si un enfermo va a acabar en la uci grave por covid", señala Rafael del Hoyo, al frente del equipo de Inteligencia Artificial y Sistemas Cognitivos de Itainnova.

Está convencido de que, ya que "los datos son el combustible de estas nuevas herramientas, que permiten generar conocimiento, y que la Administración es un lugar donde cada día se generan millones y millones de datos, útiles para el ciudadanos", la IA tiene un gran papel que jugar para mejorar y optimizar la Administración pública. Desde Itainnova se ayuda a modernizar la Administración aragonesa, "con la realización de muchas pruebas de concepto del uso de la inteligencia artificial, por ejemplo, una de ellas se utiliza actualmente con éxito para mejorar la búsqueda de empleo", detalla Alberto Capella, responsable de Transformación Digital y Procesos Industriales del instituto.

Fabricar con cero defectos

Su vocación industrial ha llevado a Itainnova a liderar varios proyectos europeos que, mediante el uso de inteligencia artificial, avanzan hacia la fabricación de productos con cero defectos, haciendo posible reducir costes y aumentar la calidad. Es el caso del proyecto Stream-0D, que integra los modelos de simulación en los propios sistemas de producción, de modo que es posible controlar y ajustar procesos de fabricación en tiempo real, evitando defectos en los productos antes de ser terminados.

Las aplicaciones alcanzan desde la agricultura –donde se trabaja en modelos que permitan predecir las enfermedades de la vid para reducir el uso de pesticidas– hasta el ámbito legal. "Dentro de poco, las máquinas serán capaces de entender automáticamente un lenguaje tan específico como el legal, de resumir sentencias, hacerlas más simples de leer y procesar por qué una sentencia es positiva o negativa según los argumentos de los jueces". Del Hoyo es responsable en Itainnova de un proyecto que, en colaboración con juristas de Unizar coordinados por José Félix Muñoz Soro, ha desarrollado y entrenado una herramienta capaz de extraer qué se pedía, qué resolvió el juez y con qué argumentos. Así, "se va abriendo un nueva forma de trabajar con un ámbito tan poco digitalizado como la justicia".

Él vive con emoción el comienzo de la revolución de la inteligencia artificial, "equivalente al descubrimiento del fuego o la revolución industrial", en la que "no estamos solos, pues Itainnova lidera y forma parte del Aragón DIH y vamos a poder intervenir, como tecnólogos y como parte de la Administración, para que sea un cambio a mejor, que permita mejorar la sociedad en la que vivimos".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión