Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

En colaboración

Inteligencia artificial para prever quién será enfermo grave de covid-19

La colaboración, en equipos interdisciplinares montados sobre la marcha, ha sido una de las más valiosas respuestas a esta pandemia. En busca de soluciones, el esfuerzo tecnológico se ha unido al sanitario en proyectos como el que aplica inteligencia artificial para facilitar el proceso de diagnóstico de la enfermedad y poder clasificar a los pacientes previendo su posible evolución frente al virus.

Prototipo de respirador ‘made in’ Aragón, durante un ensayo de compatibilidad electromagnética.
Prototipo de respirador ‘made in’ Aragón, durante un ensayo de compatibilidad electromagnética.
Itainnova

¿Qué hace que unos pacientes evolucionen mal y acaben en la uci y otros respondan mejor a la infección del coronavirus? En todo el mundo se analizan los factores que pueden dar respuesta a esta pregunta para poder prever, en cuanto pisan urgencias, qué casos presentan mayor riesgo. En Aragón, una ingente cantidad de datos anonimizados de unos 10.000 pacientes –las más de 5.000 personas diagnosticadas en covid, más varios grupos de control sin diagnosticar– están siendo analizados en Itainnova en busca de patrones, de relaciones entre miles de variables estudiadas por paciente: datos de hospitalización, número de visitas a atención primaria, datos demográficos, antropométricos, antecedentes personales, tratamientos...

Trinidad Serrano, jefa de la sección de Hepatología del Hospital Clínico Lozano Blesa, lidera un proyecto que, está segura, "dará resultados interesantes en poco tiempo, antes de la segunda ola, lo que nos permitirá actuar mejor". De momento, de los análisis realizados ya se atisban "cosas preliminares que apuntan factores de riesgo de terminar siendo un caso grave, también se perfilan varios grupos de enfermos".

Extraer información valiosa de ese tesoro de datos que es la historia electrónica de los pacientes "cuesta, porque son datos en bruto que hay que limpiar y depurar". Este es "uno de los primeros trabajos que aplica inteligencia artificial para sacarles rendimiento a todos esos datos y va a crear un circuito para seguir haciéndolo en el futuro. En Itainnova están haciendo un trabajo inmenso". La gente del grupo de Inteligencia Artificial y Sistemas Cognitivos de Itainnova acogió este proyecto con "gran motivación personal: todos queríamos ayudar", cuenta su responsable, Rafael del Hoyo. Y han trabajado en ello día y noche, en un equipo del que también forman parte Rocío Aznar, David Ignacio Abadía y Gorka Labata, junto a Carlos Tellería, técnico del Área de Biocomputación del IACS, y Luis Mariano Esteban, matemático de Unizar.

Lo que más tiempo les ha llevado "es obtener los datos, ya que hay que cruzar muchos para obtener las variables más importantes, de patologías anteriores, medicamentos que han tomado y los datos de urgencias", señala Del Hoyo. En breve, esperan contar con una herramienta de aprendizaje profundo (‘deep learning’) que ayude a tomar decisiones, a clasificar y aplicar el tratamiento más adecuado a los pacientes.

Innovar en colaboración

  • RESPIRADORES En la cámara semianecoica de Itainnova se llevaron a cabo los ensayos de compatibilidad electromagnética del prototipo de respirador para ucis diseñado por el ingeniero aragonés Jorge Cubeles, el veterinario Luis Alberto García y el anestesista Fernando Beltrán. También ha contado con la colaboración de un equipo de ingenieros de BSH Electrodomésticos España, donde se ha fabricado, y dela empresa fragatina Rigual, que ha ideado los espirómetros.
  • MASCARILLAS La adaptación de mascarillas de terapia respiratoria en EPI de protección contó con ensayos de hermeticidad hechos en Itainnova.
  • VISERAS Se colaboró en la gestión y montaje de viseras de protección, realizadas mediante impresión 3D por la comunidad Coronavirusmakers de Aragón.

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios