Aragón
Suscríbete

Covid-19

La DGA descarta por ahora el toque de queda y los expertos piden extremar la precaución

Médicos y enfermeros alertan de que Aragón no puede permitirse otro brote con las cifras actuales.

Ambiente en Zaragoza en la noche en la que ha finalizado el estado de alarma en España.
Ambiente en Zaragoza en la noche en la que ha finalizado el estado de alarma en España.
José Miguel Marco

El Gobierno de Aragón descarta por ahora reactivar el toque de queda en la Comunidad. Se trata, según el presidente autonómico, Javier Lambán, de una cuestión que hoy por hoy "no está en la agenda inmediata del Departamento de Sanidad". No obstante, expertos y sanitarios piden "extremar las precauciones" tras el fin del estado de alarma ante las imágenes vistas en Madrid o Barcelona y el riesgo de que los casos se disparen.

Solo en Zaragoza, la Policía Local interpuso entre el pasado viernes y el domingo 173 denuncias relacionadas con la normativa sanitaria, elevando el total de este 2021 hasta las 11.300. Para Lambán –que calificó lo visto en otros puntos de España de "pavoroso" y "absolutamente estremecedor"–, la mayor parte de la población "es consciente de los riesgos que se asumen por adoptar conductas irresponsables". "Pero hay sectores que se resisten a aceptar su responsabilidad como ciudadanos y se comportan de manera absolutamente irresponsable", dijo.

Y pese a asegurar que en Aragón no ha habido comportamientos particularmente reprochables este fin de semana y a mostrarse "medianamente optimista" acerca de la evolución de contagios e ingresos en uci de cara a estos próximos días, avisó de que si en un momento determinado se pensase que es imprescindible disponer de más instrumentos, su Ejecutivo estudiaría la situación y actuaría.

A favor tiene la ley 3/2020, que permitirá a la región "afrontar buena parte de las eventualidades de la pandemia". "Ha sido uno de los aciertos más importantes de los últimos meses, las comunidades nos envidian por tener esta ley", afirmó, al tiempo que se mostró partidario de no introducir "elementos nuevos en el debate" que induzcan a una mayor confusión entre la ciudadanía o al enturbiamiento de las relaciones con el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA).

Las imágenes decepcionaron también al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, quien confió en que estos actos no tengan un efecto muy elevado en los mayores de 60 y que entre los jóvenes se produzca "un pico puntual". En referencia al estado de alarma, recalcó que "no es necesario" mantener medidas "tan drásticas" de forma permanente e incidió en que las comunidades tienen a su disposición todas las herramientas necesarias para hacer frente a la pandemia.

Para el epidemiólogo veterinario Nacho de Blas, el decaimiento del toque de queda debería haberse retrasado unas tres semanas para que el país se encontrara en una situación epidemiológica "más favorable", producto de las restricciones horarias, de movilidad, el ritmo de vacunación y la llegada del buen tiempo. Lo ideal, enfatizó, es que la incidencia acumulada a siete días esté por debajo de 25 casos por 100.000 y a 14 se sitúe en los 50. Solo la localidad de Alcañiz estaría ahora en esta situación, con 18,7 y 31,2, respectivamente. De las capitales, recordó De Blas, Huesca sería la más cercana y aún así tiene un incidencia a 7 días de 29,7 y a 14 de 77,8.

"Ahora hemos quitando dos de los ‘colchones’ de seguridad más importantes: restricciones temporales y espaciales", explicó el profesor de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza. En este sentido, destacó que el primero tendrá efectos en la población de 15 a 45 años, que es la que tiene "más vida social" y el segundo se percibirá entre los de 35 a 55 años, con mayor movilidad "por segunda residencias, viajes de ocio y disponibilidad de vehículo".

Confió en que esta semana se consiga bajar "un poco" más los contagios, antes de que pueda tener "un efecto negativo el fin del estado de alarma", que avanzó que se podría producir entre los días 19 y 21.

Los datos actuales, recordó la presidenta del Colegio Oficial de Enfermería de Zaragoza, Teresa Tolosana, no son los "deseables". Tampoco el elevado número de pacientes en la uci, lo que implica que Aragón no se pueda permitir tener otro brote.

Para ello, insistió en la responsabilidad individual: "Si no existe, nos pasará factura a todos. No estamos en el momento de poder relajarnos". Tolosana remarcó que se podría llevar una vida "más o menos normal", si se hiciera "con cuidado", es decir, siendo respetuoso con el uso de la mascarilla, intensificando el lavado de manos y manteniendo la distancia social. "Todavía hay muchos riesgos, la pandemia continua", recalcó.

Desde el Colegio de Médicos de Zaragoza también enfatizaron en esta cuestión y en la importancia de usar mascarilla, ventilar, evitar aglomeraciones y priorizar las actividades al aire libre.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión