Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

¿Qué es charrar? ¿Y coger un capazo? Términos aragoneses usados por Irene Vallejo al aceptar el Premio Aragón 2021

La autora de 'El infinito en un junco' ofreció un emotivo discurso durante el acto institucional del Día de Aragón en el Palacio de la Aljafería. 

La escritora Irene Vallejo, Premio Aragón 2021, en el acto institucional del Día de Aragón
La escritora Irene Vallejo, Premio Aragón 2021, en el acto institucional del Día de Aragón
Oliver Duch

La zaragozana Irene Vallejo, escritora y doctora en Filología Clásica, ha sido galardonada recientemente con el premio Aragón 2021, que reconoce públicamente a personas físicas o jurídicas que hayan destacado a lo largo del año anterior a la convocatoria en el área de la cultura, de la ciencia, la tecnología o los valores humanos. Vallejo recibió el premio en el acto institucional del Día de Aragón del pasado 23 de abril, celebrado en el Palacio de la Aljafería, y ofreció allí un aplaudido discurso en el que, entre otras cosas, hacía alusión a diferentes términos del hablar cotidiano en Aragón.

Los aragonesismos pueden ser palabras procedentes de las lenguas tradicionales de la tierra, desde el cheso al chistabín, ansotano o patués; también pueden ser derivas de expresiones comunes en la lengua castellana, que en Aragón tienen un uso diferente o más habitual.

Ejemplos de aragonesismos usados por Irene Vallejo

La escritora de ‘El infinito en un junco' se refirió con especial cariño a dos términos, ‘charrar’ y ‘capazo’. Ambos están recogidos en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (RAE), aunque en el caso del segundo lo hace de refilón. En cuanto al primero, charrar es hablar en un contexto popular, o bien ‘contar o referir algún suceso indiscretamente’. Este matiz de la indiscreción no es literal en Aragón, ya que charrar no tiene ningún significado malo o peyorativo. En cuanto a capazo, la RAE dice que es ‘cesta con asas acondicionada como cuna, frecuentemente encajada en una armazón con ruedas para facilitar su desplazamiento’. También habla de ‘espuerta grande de esparto o de palma’, e incluso de ‘golpe dado con la capa’. Aquí no se cita el significado popular en Aragón, que sería pararse a hablar en plena calle. Es curioso que sí se incluye en la RAE la palabra como verbo, ‘capacear’, para definir el hecho de ‘detenerse con frecuencia en la calle para hablar con las personas’.

Vallejo también habla de la palabra ‘somarda’, que no figura en la RAE. María Luisa Arnal, miembro del grupo de investigación Aralex de la Universidad de Zaragoza, habló hace unos años del término somarda (y somardón) como de un “vocablo sin equivalente preciso en el español general, que no es fácil de definir, pues se usa con distintos sentidos: persona reservada y egoísta, o persona solapada, que con apariencia de torpe, sin hablar u ocultando sus pensamientos e intenciones, hace lo que le conviene. También se conoce en Aragón por somarda a una persona socarrona, sarcástica, que hace uso de un humor irónico”. Arnal explica que el campo referencial de la palabra “no se limita a las personas, sino que podemos hablar de humor somarda o actitud somarda, por ejemplo, lo que revela la vitalidad de este aragonesismo”.

Por otra parte, y aunque el viento conocido como cierzo no es exclusivo de Aragón, es un hecho que la tierra de cierzo a la que también se refirió Vallejo el 23 de abril es la que recibe los aires del Moncayo en dirección este, algo que por contexto se refiere a Aragón. Se trata además de una figura poética utilizada a menudo en prensa, ensayos o el mundo del cine.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión