Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

carreteras

Tráfico intenso pero sin atascos en el regreso de Semana Santa

La circulación fue densa en la A-23 de Huesca a Zaragoza sin repetirse las colas de varios kilómetros del jueves.

La imagen de los atascos registrados el Jueves Santo no se ha repetido este domingo en el regreso de las vacaciones de Semana Santa, que se ha producido de forma más escalonada. Según el Centro de Gestión de Tráfico, la normalidad ha sido la nota dominante en la red viaria aragonesa. Solo ha destacado por la elevada intensidad la A-23 entre el Pirineo y Zaragoza y especiamente desde Huesca, ya que aquí confluyen quienes regresan de Jaca o Sabiñánigo con los que lo hacen desde el Sobrarbe o el valle de Benasque.

Esta ha sido una operación retorno distinta a las anteriores al poder circular solo por el interior de la Comunidad los aragoneses,. Son fechas habituales de atascos en el puerto de Monrepós, pero el confinamiento autonómico ha restado tráfico a las carreteras.

En todo caso la normalidad de este domingo contrasta con los importantes atascos vividos en la salida hacia el Pirineo el pasado Jueves Santo. Prácticamente durante toda la mañana y hasta primera hora de la tarde, quienes transitaron por el puerto de Monrepós sufrieron circulación lenta y en ocasiones tuvieron que soportar largas colas, sobre todo a la altura de Lanave, cuando se acaba la autovía y empieza de nuevo la carretera convencional, un auténtico cuello de botella que aún tardará en resolverse, pues el tramo de 7 kilómetros hasta Sabiñánigo aún está pendiente de licitar.

La afluencia de miles de vehículos se complicó todavía más por un accidente ocurrido a la altura de la localidad de San Jorge a primera hora de la mañana del jueves, que provocó que quienes circulaban en dirección al Pirineo sufrieran retenciones incluso en Gurrea de Gállego o Almudévar.

En el regreso, la salida ha sido más escalonada. Muchos visitantes de los valles pirenaicos hicieron los desplazamientos en el día. Los días fuertes fueron Jueves Santo y Viernes Santo y el sábado la presión turística ya descendió. Muchos de los que optaron por quedarse hasta el domingo, sobre todo propietarios de segundas residencias, intentaron evitar los atascos en el regreso a Zaragoza emprendiendo el viaje en la mañana de ayer.

Tráfico no ofrecerá datos hasta el lunes del número de vehículos que han circulado por Monrepós, pero desde que se levantaron los confinamientos provinciales, se ha duplicado acercándose a las cifras de antes de la pandemia. El primer fin de semana sin restricciones de movilidad, del 12 al 14 de marzo, la circulación se disparó hasta los 28.588 vehículos, frente a los 13.926 del anterior.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión